Sociedad No debemos nadie olvidar que el futuro de la fiesta pasa por apoyar a la base del toreo, de apostar todos los involucrados en este sector por que los novilleros puedan desarrollar su talento, y llegar al escalafón superior preparados para competir con las figuras.P.- ¿Tiene esperanza en la recuperación de la fiesta de los toros?R.-Estoy convencido de que la fiesta está viva, siempre a lo largo de la historia la tauromaquia ha sufrido múltiples crisis que ha sido capaz de superar, y después de una crisis siempre había una época dorada.

ENTREVISTA | Javier Blanco (Globalia): "El toro es un generador de turismo y un elemento diferenciador que muy pocos tienen"

15 mayo, 2021 09:00

El joven salmantino Javier Blanco es, desde 2010, director general de Be Live Hotels (Globalia). Dentro de Globalia ha desarrollado diversas labores entre las que destaca su gestión como director general de compras. Tras tomar las riendas de la cadena hotelera, Blanco lideró el plan de unificación de las distintas marcas que componían esta división bajo la enseña Be Live Hotels, reorganizando su cartera de establecimientos en seis segmentos con el objetivo de adaptarse a las necesidades de cada cliente. Javier Blanco es licenciado en Magisterio por la Universidad de Salamanca, pero también fue novillero perteneciente a la Escuela de Tauromaquia de Salamanca y, sobre todo, un arduo defensor de la fiesta de los toros. En esta ocasión habla para NOTICIASCYL.EL ESPAÑOL sobre una nueva fundación taurina que ha puesto en marcha y, cómo no, sobre el turismo en estos tiempos de pandemia.



P.- ¿Qué es Fundación de Luces?

R.- Una Fundación sin ánimo de lucro que pretende organizar el escalafón de novilleros dando oportunidades a aquel que tiene condiciones de ser torero. Sobre todo, sin jugar con sus ilusiones ni el dinero de sus familias. Pretende preservar la tauromaquia ofreciendo espectáculos gratuitos y generar demanda por el espectáculo a futuro, y recuperar la tradición del toro en el mundo rural.



P.- ¿Quiénes forman parte de De Luces?

R.- Un grupo de aficionados y enamorados del toro que pretende hacer las cosas con transparencia e ilusión, con el único objetivo de cumplir con los objetivos de la Fundación. Entre ellos están Pablo Beltrán, empresario de marketing, que aporta sus conocimientos en pro de digitalizar la fiesta, modernizarla y sobre todo tratar de que se conozca en los estratos de la sociedad que se ha desvinculado de la tauromaquia por su hermetismo. Pablo Ferré, recién incorporado al Patronato, también empresario reconocido y con gran experiencia en gestión de empresas. Jesús Pérez Carbonero, también recién incorporado al Patronato, una de las empresas de formación más reconocidas a nivel nacional, con un objetivo claro de formación al sector taurino, desfavorecido pero a la vez necesario para el mundo rural. Javier Gómez Pascual, reconocido profesional, para representar uno de los sectores más castigados por esta pandemia, las cuadrillas y tratar de apoyar su desarrollo profesional. Es importante que el espectáculo sea íntegro y que todos aporten por su interés, al igual que los novilleros deben dar espectáculo y exponer al máximo los valores de la tauromaquia, también las cuadrillas tienen que acompañar esos valores de profesionalización y enseñanza. Y por último Antonio Catalán y un servidor.



P.- ¿Cómo ve el escalafón del que formó parte como novillero?

R.- No es nueva su situación, las escuelas hacen una gran labor de formación y educación taurina, pero una vez se salta de escalafón todo cambia, muy pocos tienen posibilidad de torear y no siempre por sus condiciones. No debemos nadie olvidar que el futuro de la fiesta pasa por apoyar a la base del toreo, de apostar todos los involucrados en este sector por que los novilleros puedan desarrollar su talento, y llegar al escalafón superior preparados para competir con las figuras.



P.- ¿Tiene esperanza en la recuperación de la fiesta de los toros?


R.-Estoy convencido de que la fiesta está viva, siempre a lo largo de la historia la tauromaquia ha sufrido múltiples crisis que ha sido capaz de superar, y después de una crisis siempre había una época dorada. Esperemos que esa época dorada esté cerca de nuevo.



P.- ¿Cómo se ve desde la distancia, tanto geográfica como profesional, el toreo en este momento?

R.- Siempre desde dentro se ven las cosas más negativas de lo que realmente son, en este caso están complicadas, pero debemos ser conscientes de la repercusión que tiene para el exterior la tauromaquia, y debemos ser capaces de promoverla y ofrecerla a aquellos que todavía no saben que son taurinos.

Desde dentro se ven las cosas más negativas de lo que realmente son, en este caso están complicadas, pero debemos ser conscientes de la repercusión de la tauromaquia



P.- ¿Fundación Toro de Lidia y Fundación de Luces, cuál es la diferencia?

R.- La Fundación Toro de Lidia nació para defender, ante las amenazas, tanto institucionalmente como jurídicamente la tauromaquia, sin embargo, ahora también quiere realizar espectáculos. Nuestra Fundación nace con un objetivo muy claro, como es organizar el circuito de novilleros y modernizar la fiesta ofreciendo espectáculos gratuitos para generar demanda y un futuro próspero a la tauromaquia. Ambas son dos proyectos necesarios, nosotros venimos a sumar y nunca a dividir, a destinar los recursos a un objetivo concreto en beneficio de toda la sociedad.



P.- ¿Echa de menos torear?

R.- Toreo con mucha frecuencia, disfruto del campo más que nunca y respeto la profesión desde los valores que aprendí en la Escuela de Salamanca y de la mano de Andrés Sanchez.

Javier Blanco, 'matando el gusanillo' del toreo en un tentadero./ FALCAO



P.- ¿Cómo ve el panorama taurino en Salamanca?

R. -Siempre ha habido grandes profesionales y buenísimos toreros en Salamanca. Sería importante que la afición de Salamanca respete y apoye a todos ellos, que puedan ser profetas en su tierra como hacen en otras ciudades dando más oportunidades y cariño a los toreros locales.



P.- Visto desde Globalia, ¿el toro también es turismo?

R.- En determinados países identifican el toro como seña de identidad de España. Deberíamos ser conscientes de ello y tratar de potenciar esa imagen como un factor determinante para explotarlo de la forma más rentable para nuestra economía. El toro es un generador de turismo y, sobre todo, un elemento diferenciador que muy pocos tienen.



P.- La pandemia llegó para desmontar todo.


R.- La pandemia y las crisis vienen para poner a prueba el sistema y solo los que están preparados y con un plan viable saldrán reforzados. La pandemia genera un acelerador de tendencias y hay que tratar de estar atentos a qué camino hay que tomar para triunfar. De la tauromaquia viven muchas familias y es espectáculo único que debemos cuidar y saber defender, nuestro proyecto es un salvavidas que ponemos al servicio de todas ellas.



P.- ¿Cómo ve el turismo y, con él, las ferias?

R.- Hay ganas de moverse, de compartir, de celebrar, conscientes sin duda que aún no se ha terminado la pandemia, con responsabilidad tenemos que empezar a vivir esa normalidad que tanto añoramos. Estoy convencido que volveremos a realizar nuestros viajes soñados.

Con responsabilidad tenemos que empezar a vivir esa normalidad que tanto añoramos. Estoy convencido que volveremos a realizar nuestros viajes soñados



P.- ¿Hay motivo para la esperanza?

R.- La esperanza nunca se pierde.



P.- ¿Es el momento de remar todos a una?

R.- Es momento de remar, pero aún más importante de sembrar en un espectáculo que cada vez pierde más demanda, y por ende reduce su oferta. El problema lo conocemos todos muy bien, solo debemos ser conscientes de afrontarlo valientemente con responsabilidad.



P.- ¿Qué mueve a personas como usted, en su día gentes del toro y ahora en puestos de responsabilidad, seguir ahí en la lucha, en la defensa y no ‘dejarlo’ nunca?

R.- Hemos sacrificado y soñado por esta fiesta mucho, creo que todo lo que podamos devolver a la tauromaquia, con el respeto que merece, la afición y el amor que le dedicamos es perpetuo.



P.- ¿Algún día apoderado, ganadero o empresario?

R.- Mi objetivo es aportar al toro lo que humildemente esté en mi mano. Me gustaría que todos aportaran ese granito de arena para difundir la fiesta, enseñarla y defenderla con orgullo y sin tapujos.



P.- Hágame una apuesta por los locales y también por las figuras.

R.- Apuesto al éxito de los toreros de la tierra, que vuelvan a ilusionar y llevar el nombre de Salamanca por todo el mundo taurino, que la afición les apoye, que los haga sentir figuras, y a las figuras, como toda la historia, que acerquen la tauromaquia a los sectores de la sociedad que se han desvinculado y ellos con su reconocimiento social lo tienen mas fácil.



P.- ¿Algo más?

R.- Lo más importante, que los protagonistas son los novilleros, la fiesta, los toros y los aficionados, insisto que solo si alineamos esa necesidad de ayudar y aportar seremos capaces de llevar este proyecto y la tauromaquia al lugar que se merece.