Sociedad

Seis investigadores del Cáncer de Salamanca se sitúan entre el 2% de los más influyentes del mundo

3 mayo, 2021 09:22

Seis investigadores del Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca se sitúan entre el 2 por ciento de los más influyentes del mundo, según señala la clasificación del personal investigador con más impacto científico del planeta realizada por la Universidad de Stanford y publicada en la revista científica 'PLOS-Biology'.



La lista está basada en la información contenida en la base de datos Scopus y tiene en cuenta información estandarizada sobre parámetros relacionados con el impacto de las publicaciones científicas: su número, veces que estas han sido citadas en trabajos de otros científicos y científicas, otros indicadores de impacto de sus trabajos y un indicador que combina todos los parámetros antedichos. Para evitar sesgos, la clasificación también permite comparar las métricas de cada investigador e investigadora eliminando las veces que estos se han citado a sí mismos.



En total, el trabajo ha computado un total de casi 8 millones de investigadores que trabajan en instituciones de todo el mundo. De todos ellos, casi tres millones pertenecen a áreas de investigación relacionadas con el ámbito biomédico, según informó, en un comunicado remitido a Ical, el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca.



El ranking sitúa así a seis investigadores del CIC de Salamanca dentro de la categoría de científicos y científicas más influyentes: Xosé R. Bustelo, María Victoria Mateos, Alberto Orfao, Pedro Lazo, Atanasio Pandiella y Javier de las Rivas. Todos ellos suponen más de un tercio de los investigadores principales con los que cuenta el CIC, si bien, si se contabiliza exclusivamente la producción científica en el año 2020, la lista se reduce a los doctores Xosé Bustelo, María Victoria Mateos, Alberto Orfao y Pedro Lazo. 



“Esto indica la calidad científica que se está realizando en nuestro centro”, indica el director del CIC, Eugenio Santos, que además señala que "dado que estos rankings dependen mucho de la trayectoria científica, es esperable que el número de nuestro personal científico en esta lista aumente tras las incorporaciones recientes de investigadores e investigadoras jóvenes a nuestro centro". 



"La calidad científica está ahí, lo que necesitamos es apoyo institucional para que la productividad de nuestros grupos sea la óptima y para que podamos atraer a más científicos, sobre todo jóvenes, que traigan nuevas líneas de investigación en cáncer", concluyó el director del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca.