Sociedad

Las principales reivindicaciones de los sindicatos este 1 de mayo en Castilla y León

1 mayo, 2021 09:25

Los sindicatos UGT y CCOO volverán a las calles de Castilla y León este 1 de mayo para expresar sus reivindicaciones laborales al Gobierno de la nación pero también pedir a la Junta mayor celeridad en los acuerdos del Diálogo Social y que incluyan ayudas para complementar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y más negociación colectiva a la patronal CEOE en la Comunidad.

Así lo han señalado los secretarios autonómicos de UGT y CCOO en Castilla y León, Faustino Temprano y Vicente Andrés, respectivamente, en una rueda de prensa en la que han presentado las movilizaciones con motivo del 1º de Mayo, en las que han llamado a participar a la ciudadanía para exigir en lo que han coincidido es un necesario cambio para un cambio productivo en la Comunidad.

Estas movilizaciones se llevarán a cabo en todas las capitales de provincia (manifestaciones en todas salvo en Valladolid, donde será concentración junto al Campo Grande, y Soria, que está por definir) además de en Ponferrada (León), Aranda de Duero y Miranda de Ebro (Burgos) y Medina del Campo (Valladolid).

Vicente Andrés, quien ha celebrado que por se puedan celebrar estos actos en la calle porque significa que las cosas están mejor y espera que el año que viene haya normalidad, ha concretado que en el caso de la capital vallisoletana se "simboliza" lo autonómico y se puede concentrar más gente, por ello se ha decidido hacer en el espacio comprendido entre la Plaza de Colón y la de Zorrilla, con el fin de cumplir todas las medidas sanitarias frente a la COVID.

Dicho esto, el líder de CCOO en Castilla y León ha explicado las reivindicaciones que se llevarán este día, que este año cobra mucha importancia dado el impacto que ha tenido la pandemia en el conjunto del planeta y en el que, además de sus peticiones para la patronal y las administraciones, se pretende hacer un reconocimiento del papel de los trabajadores durante la crisis así como de los servicios públicos, para los que se pide un cambio de modelo productivo y un "nuevo camino".

En el ámbito autonómico, en lo que corresponde a la Junta, ha urgido a dar "celeridad" a los acuerdos del Diálogo Social, de los "miles y miles de personas", no sólo trabajadores sino personas en general, están a la espera de las mejoras y avances que se firman en este marco después de más de 20 años en proceso de concertación.

RETRASOS

A este respecto, ha advertido de que se llevan tres meses de retraso y hay muchos empleos que están esperando para concretar sus contratos como los de las entidades locales, que son cerca de 10.000 los que se generan, con al menos seis meses de duración y otras condiciones que les puede permitir un alivio en el momento y se firman en el Plan de Empleo, por lo que se está perjudicando a mucha gente con este retraso y se necesitan medidas urgentes ante la cuarta ola de la pandemia, que aunque distinta a las anteriores también daña la economía.

Pero además ha recordado que se acuerdan otras materias relacionadas con prevención de riesgos, en un momento en el que la siniestralidad aumenta, políticas de igualdad o dependencia, todos cerrados, así como protección en materia de ERTE, único "escollo" y en lo que aún no hay acuerdo.

Andrés ha incidido en que hay superávit del año pasado, unas cuentas para este año que son las más expansivas y van a seguir llegando fondos del Gobierno central y de la Unión Europea, a lo que se suman los 182 millones del IVA que por sentencia deberán pagarse a Castilla y León.

Por ello, como hay remanentes económicos, ha reivindicado que se afronte una de las principales demandas como es el complemento a los ERTE de trabajadores de hostelería y comercio, que más están sufriendo la pandemia y cobran 600 o 700 euros.

"No puede ser que después de doce años el Gobierno pretenda quitar complemento", ha señalado el líder de CCOO, quien ha apuntado que ahora otras comunidades lo están poniendo en marcha. "No puede ser que estas personas que llevan 14 meses entrando y saliendo mercado del trabajo se les trate de quitar ayudas de 250 euros al mes, que es un gran alivio", ha insistido Vicente Andrés, quien ha explicado que no entenderían que habiendo fondos y llevando tantos años con esta ayuda en marcha ahora el Gobierno esté "deshojando la margarita" sobre si las quitar o no.

A este respecto, ha apuntado las dos "almas" del Gobierno, la que quiere mantener el Diálogo Social en línea con los ejecutivos antecesores, que es la del PP "moderado", y aquella otra "minoritaria, de un partido minoritario", que está planteando la "confrontación" con los sindicatos y espera que gane el "alma conciliadora" y se inclinen por mantener las ayudas porque no hay "justificación para no hacerlo.

En una línea similar se ha expresado Faustino Temprano, quien ha insistido en que es un problema ya "de concepto, de fondo", porque de presupuesto no debería ser, ya que se habla de en torno a nueve millones de euros, cuando no se ha gastado todo el dinero en 2020 y se espera que lleguen más fondos. "Es un problema de concepto, si se quiere o no se quiere a los que menos cobran tener un complemento y lo tiene que decidir la Junta, si quiere o no ayudar a los más necesitados", ha añadido.

MÁS INVERSIÓN

Además, Faustino Temprano ha pedido más respuestas para las personas que lo están pasando mal porque a pesar de los dos planes de choque de la Junta que han apoyado, aunque no estén satisfechos con su cumplimiento, no ha sido suficiente porque en estos momentos están "las colas de la vergüenza" con personas que durante esta crisis han perdido todo. Por lo tanto, ha recordado el lema del 1 de mayo de 2019 que decía que "lo primero son las personas" y en Castilla y León hay un número importante de ellas que "no tienen nada" y a las que hay obligación de dar respuesta.

El responsable de UGT también ha reclamado al Gobierno autonómico que se aprovechen los fondos que llegarán para cambiar el modelo productivo y los males endémicos de la Comunidad como la pérdida de población, que la industria adquiera un papel más importante y se invierta el superávit en recuperar el gasto público para lograr una cohesión social y territorial que no se produce ahora "porque sin igualdad no hay libertad".

"Que aproveche el superávit, sentencias que se ganan y los fondos europeos para que piense no sólo en los agentes sociales y económicos sino en las personas, que tienen nombres y apellidos", ha señalado.

Por otro lado, en lo que se refiere a la patronal, Vicente Andrés ha señalado que está ejerciendo el derecho al veto de la reforma laboral y la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), pero ha advertido de que "esa no es la vía" porque el país no puede ser competitivo con bajos salarios y precariedad laboral, se necesita mejorar la profesionalización, una economía verde, una apuesta por la digitalización, una economía basada en el conocimiento, y ha asegurado que "bloquear" el Diálogo Social es "miopía empresarial, pan para hoy y hambre para mañana", por lo que ha reclamado que se acerque al consenso.

Más concretamente en Castilla y León, Temprano ha pedido a la patronal castellanoleonesa que cumpla los acuerdos estatales de negociación colectiva porque todavía en la Comunidad hay salarios base por debajo de los 1.000 euros comprometidos en el ámbito nacional, pero además ha exigido que se reactive la negociación colectiva.

A este respecto, ha señalado que la Comunidad es una de las que menos convenios tienen en negociación y los trabajadores tienen los salarios más bajos recogidos en ellos. "Los trabajadores necesitan más medios, más recursos, que eso va a influir directamente en el consumo, se produciría un consumo más alto, y con mejores salarios la recuperación en esta ccaa sería mucho más fácil y una realidad", ha añadido.