Sociedad

Blázquez invita a vivir la Semana Santa "con recogimiento interior" con unas limitaciones que son un sacrificio personal

31 marzo, 2021 10:47

El cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, invita a vivir la Semana Santa con "recogimiento interior" en un año donde las limitaciones por las recomendaciones sanitarias para controlar la pandemia del coronavirus obligan a celebrar esta semana de Pasión "por dentro, casi exclusivamente dentro de los templos y las iglesias".

Así lo ha asegurado el prelado vallisoletano en la carta pastoral de la primera quincena de abril, donde recuerda que la Semana Santa es "la semana principal de los cristianos", porque en ella se celebra la pasión, la muerte y la resurrección de Jesucristo, pero pide que no sólo sean unos días en el calendario de la sociedad sino que sean unos días "como tiempo oportuno (kairós) para el encuentro con el señor".

Asimismo, Ricardo Blázquez ha recordado que ya el año pasado se vivió la Semana Santa confinados en casa a causa de la pandemia pero.los medios de comunicación "ayudaron eficazmente en esa situación excepcional", una situación que este año también se celebra con limitaciones en la movilidad, en el número de participantes, en algunos ritos celebrativos, en los horarios, en las manifestaciones exteriores y particularmente en las procesiones.

"Acogemos estos recortes no sólo como disciplina ante las decisiones y recomendaciones de las autoridades sanitarias sino también como sacrificio personal y eclesial que unimos a la pasión de nuestro Señor Jesucristo", ha asegurado el cardenal arzobispo de Valladolid, quien se hace cargo "también de los que padecen por los recortes laborales y el desplome de ingresos en sus empresas".

Así, recuerda las palabras de Miguel Delibes quien decía que "la procesión va por dentro" y cree que estas palabras deben de entenderse como un deseo de que la sobriedad de las manifestaciones "sea una invitación a vivir la Semana Santa con mayor recogimiento interior" mientras espera que el próximo año pueda difundirse "la espléndida imagen" de la Semana de Pasión vallisoletana fuera de la ciudad y de España.

"La Semana Santa es memoria en la fe, el amor y la esperanza de nuestro Señor", asegura Blázquez en su carta pastoral, quien afirma que la mirada retrospectiva de la Semana Santa "no se queda en cuestiones de orden histórico, social y cultural" al tiempo que desea poner la fe "en la mirada, en contemplar a Jesús, a quien abandonan los discípulos, a quien uno lo traiciona y otro lo niega; a quien condenan tanto el Sanedrín de los Judíos como el Procurador de Roma, aunque pretendieran ocultar sus motivos verdaderos con justificaciones para salir del trance".

Para el arzobispo de Valladolid el relato de la pasión y muerte de Jesús es "impresionante", es la victoria del amor que triunfa sobre la muerte, porque la pasión, muerte y resurrección celebradas en Semana Santa "son la memoria de un viviente".