Sociedad

Cuatro aerogeneradores para dos parques eólicos en la provincia de Valladolid

30 marzo, 2021 11:41

Repsol ha alcanzado un acuerdo con Siemens Gamesa para la compra de 24 aerogeneradores para cuatro de sus parques eólicos en España --dos de ellos en Valladolid--, que suman una capacidad instalada total de 120 megavatios (MW), informaron ambas compañías.

Se trata del primer contrato firmado entre ambas compañías tras el ambicioso plan de crecimiento en energías renovables puesto en marcha por la multienergética.

El fabricante controlado por la multinacional Siemens también suministra aerogeneradores para el proyecto 'Cabo Leones III', que Repsol desarrolla conjuntamente en Chile en su 'joint venture' con Ibereólica Renovables, pero este es el primer contrato entre ambos para un proyecto cien por cien de la energética en España.

En concreto, el acuerdo firmado incluye el suministro de 20 turbinas en dos parques eólicos en la provincia de Zaragoza, correspondientes a su proyecto 'Delta II', de 100 MW; y la instalación de cuatro aerogeneradores en otros dos parques en la provincia de Valladolid, que corresponden al proyecto 'PI', con una capacidad de 20 MW.

Todos los aerogeneradores suministrados por el fabricante serán del modelo 'SG 5.0-145', una de las turbinas terrestres más potentes en España, capaz de suministrar energía a unos 4.000 hogares.

Está previsto que estos cuatro parques del grupo presidido por Antonio Brufau entren en funcionamiento entre finales de 2021 y comienzos de 2022. El acuerdo incluye el mantenimiento de las turbinas por un periodo de cinco años.

El proyecto 'Delta II' está compuesto por 26 parques eólicos ubicados entre las provincias de Huesca, Zaragoza y Teruel. Tendrá una capacidad de 860 MW, se desarrollará de aquí a 2023 y, cuando esté en funcionamiento, permitirá suministrar electricidad a 1,8 millones de personas, aproximadamente más que la totalidad de la población de Aragón. Asimismo, su generación renovable evitará la emisión de más de 2,6 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año. Por su parte, los parques de Valladolid corresponden al proyecto 'PI', que tendrá una capacidad total instalada de 175 MW.

"Un hito muy importante" para Repsol 

El director de Renovables de Repsol, João Paulo Costeira, destacó que para la energética representa "un hito muy importante" el haber cerrado un acuerdo de estas características "con un tecnólogo y fabricante con la experiencia de Siemens Gamesa".

"Nos hemos marcado unos objetivos muy ambiciosos de crecimiento en renovables y el poder trabajar junto a empresas como Siemens Gamesa nos facilitará el camino", añadió al respecto.

Por su parte, el director general de Siemens Gamesa España, Enrique Pedrosa, mostró una "gran satisfacción" por haber llegado a este primer acuerdo con Repsol, "que seguro que es el primero de muchos".

"Además, estamos orgullosos de contribuir al ambicioso plan de crecimiento en renovables de esta compañía, una de las grandes energéticas de España, con una significativa presencia internacional. Juntos avanzamos en el cumplimiento de los objetivos de descarbonización de la economía española", dijo.

Una vez que estos cuatro parques entren en funcionamiento podrán abastecer a cerca de 130.000 hogares españoles y evitarán la emisión de 430.000 toneladas de CO2. Para abatir una cantidad similar de emisiones, habría que plantar unos siete millones de árboles.



Producción 

Las 24 nacelles de estos aerogeneradores se ensamblarán en la planta de Siemens Gamesa en Ágreda (Soria); las multiplicadoras se producirán en las plantas de Asteasu (Guipúzcoa), Lerma (Burgos) y la ciudad de Burgos; y los componentes eléctricos, en las fábricas de Reinosa (Cantabria), San Fernando de Henares (Madrid) y Benisanó (Valencia).

Este acuerdo de 120 MW consolida el liderazgo de Siemens Gamesa en España, donde cuenta con cerca de 15 gigavatios (GW) instalados y una cuota de mercado del 53%, según los datos de la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

Repsol contribuye con proyectos como estos al desarrollo industrial del país y avanza con paso firme en la consecución de los objetivos de generación baja en carbono de su plan estratégico 2021-2025, que incluye alcanzar los 7.500 MW de generación de bajas emisiones en 2025, duplicando esa cifra en 2030.

El grupo prevé unas inversiones en esta nueva 'hoja de ruta' que ascienden a 18.300 millones de euros, de los cuales un 30%, unos 5.500 millones de euros, se destinarán a iniciativas bajas en carbono. Todo ello enmarcado en su objetivo de convertirse en una compañía cero emisiones netas en 2050.