Sociedad

Mujer y Deporte: Izquierdo rinde homenaje "a las protagonistas anónimas" en el 8-M

8 marzo, 2021 18:21

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, celebró este lunes en León el Día Internacional de la Mujer bajo el lema ‘Por ser mujeres’ con el objetivo de “rendir homenaje a las protagonistas anónimas que con su esfuerzo solidario durante la grave crisis sanitaria se han visto obligadas a compatibilizar, muchas veces en precario, su actividad laboral con el rol de cuidadoras que la sociedad impone por el simple hecho de ser mujeres”, así como de “evidenciar que no solo no existe todavía igualdad real entre hombres y mujeres, sino que han resurgido actitudes y discursos que amenazan los logros alcanzados”.

Así lo apuntó durante la celebración en el Centro de Alto Rendimiento de León con un acto en el que se rindió un homenaje a las “protagonistas anónimas”, es decir, mujeres condecoradas con títulos deportivos de primer nivel, pero cuyos nombres propios desconoce el grueso de la ciudadanía española, a pesar de que defienden el nombre de nuestro país en todo el mundo. También participaron el director del CAR, Daniel Mateos, la ex atleta olímpica leonesa Margarita Ramos y la profesora del Centro Universitario Villanueva, en Madrid, Raquel Canseco.

Durante su intervención, Javier Izquierdo resaltó que la igualdad real “constituye uno de los pilares fundamentales de la democracia de este siglo XXI, ante lo que se mostró sorprendido por el hecho de que haya gente que considere que la celebración del 8M “no sea necesaria ni oportuna” cuando debe ser “un homenaje al feminismo y a todo lo que queda por recorrer, sobre todo en el camino de quienes siguen pensando que feminismo es un término peyorativo, agresivo, criticable o desmesurado, sin reflexionar sobre las repercusiones que sus palabras y la realidad siguen teniendo en las vidas diarias de millones de mujeres en el mundo”.

“Sobre las desigualdades entre hombres y mujeres se construyen todas las demás desigualdades, por ello todas las políticas de una democracia y de un Estado de Derecho deben luchar contra ellas”, dijo Izquierdo, quien puso de relieve el compromiso del Gobierno de España para “llevar a cabo una transformación profunda de la educación, coeducación y prevención de la violencia de género para progresar hacia un modelo productivo ligado a la ciencia, la investigación y la innovación que no deje a las mujeres atrás, integrando la dimensión de género y fomentando el liderazgo femenino y la presencia equilibrada de hombres y mujeres”.

En este sentido, el delegado señaló que “España se ha consolidado en el ámbito internacional como uno de los países impulsores de los avances de igualdad de género” y destacó la elección de la primera presidenta de Sala del Tribunal Supremo como “un gran avance y una referencia para que las mujeres puedan seguir rompiendo techos de cristal”.

Javier Izquierdo también señaló el “reconocimiento y estímulo” del Gobierno a la empresas a través de la implantación de planes y medidas de igualdad con la concesión desde 2013 de distintivos de igualdad en la empresa como marca honorifica de excelencia, con la que ya cuentan siete empresas de Castilla y León. A ello, sumó los avances legislativos en el marco de los planes de igualdad, al que se incorporarán un total de 706 empresas de Castilla y León.

Por otra parte, el delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma recordó que las mujeres “sufran con mayor intensidad la destrucción del empleo agravada por la COVID-19”, con “un crecimiento de más del doble que ensancha la brecha salarial” y hace que “tristemente” España sea el país de la Unión Europea donde más creció el paro femenino.

Frente a ello, Izquierdo detalló que las mujeres se encuentran en primera línea de la crisis sanitaria como trabajadoras de la salud representan más del 70 por ciento del personal sanitario en todo el mundo con “un papel fundamental al situarse en su mayoría en los servicios de limpieza hospitalaria y de residencias”.

Para Javier Izquierdo, el cambio de la situación de la mujer en la sociedad “depende todos, del rechazo social a los 'negacionistas', de la concienciación y el respeto, de la sensibilización de la ciudadanía y la educación desde pequeños, principio fundamental del futuro, para destruir la idea de la normalidad con respecto a las diferencias en el acceso, participación y promoción laboral”, así como en “salario, precariedad laboral, pensiones, reparto del trabajo doméstico y de cuidados, disponibilidad de tiempo, brecha digital, menor presencia de alumnas en ámbitos de ciencia, menor representación en el poder político, judicial y económico, menor participación social, deportiva y cultural, creciente feminización de la pobreza y sus graves consecuencias” y “la mayor vulnerabilidad frente a la violencia machista como manifestación más atroz de la desigualdad entre hombres y mujeres, que ha supuesto más de 1082 mujeres asesinadas desde 2003”.