Sociedad

La Audiencia de Madrid absuelve a Luis Ocampo de los incidentes durante la protesta antiborbónica de 2014

19 febrero, 2021 12:32

La Audiencia de Madrid ha dictado sentencia absolutoria en favor del vallisoletano Luis Ocampo y otras dos personas más con motivo de los incidentes registrados en octubre de 2014 en la capital de España durante una protesta antiborbónica y por los que los tres encausados se exponían a una condena de 18 meses de cárcel por delito de atentado a la autoridad.

El delito imputado a los tres acusados, entre ellos el citado Luis Ocampo, médico y miembro de la Coordinadora Contra el Narcotráfico en el Barrio de Pajarillos desde su constitución en el año 2003, se enmarca en una manifestación antiborbónica realizada en Madrid el 4 de octubre de 2014 en la que también participó Doris Benegas, abogada de la Coordinadora hasta su fallecimiento.

La sentencia dictada por la Audiencia de Madrid, tal y como apunta Izquierda Castellana, a través de un comunicado recogido por Europa Press, se produce poco después de que el mismo tribunal absolviera también a la exdelegada del Gobierno madrileña, Cristina Cifuentes, del delito de falsificación documental en el conocido 'caso máster'.

"Resultaría totalmente escandaloso que pocos días después hubiera una sentencia condenatoria por atentado a la autoridad contra las tres personas imputadas, hechos que aparecen perfectamente recogidos en varios vídeos y en los que queda claro que los acusados son víctimas de la brutalidad policial", indica Izquierda Castellana.

Pese a la satisfacción por el fallo absolutorio de los tres encausados, la referida formación política considera "inaceptable" la absolución de los policías responsables de las agresiones ocurridas, de ahí el anuncio del recurso correspondiente ante el Tribunal Supremo.

Los hechos ocurrieron en el transcurso de una manifestación convocada por la Coordinadora 25-S para denunciar la corrupción de la monarquía borbónica y reivindicar la República.

Luis Ocampo y otros compañeros, según apuntan los colectivos que les apoyan, "fueron simple y llanamente víctimas de la brutalidad de algunos miembros de la Unidad de Intervención Policial enviados por la Delegación del Gobierno de Madrid, bajo la responsabilidad de Cristina Cifuentes, siendo ministro del Interior Jorge Fernández Díaz".

Aseguran estos colectivos, a partir del visionado del material fotográfico de la manifestación, que Ocampo fue tirado al suelo y reducido por dos antidisturbios, uno de los cuales apretó su cuello con la rodilla.

A raíz de esa intervención policial, el procesado tuvo que ser ingresado en el Hospital 'Fundación Jiménez Díaz' aquejado de un cuadro de presíncope y sintomatología compatible con isquemia coronaria aguda, además de diversas lesiones, especialmente en las muñecas.

A los pocos días, además, se le diagnosticó en el servicio de oftalmología del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, desprendimiento traumático de vítreo en el ojo derecho.

Ocampo ha mantenido siempre la misma versión de los hechos: que fue agredido por miembros de la UIP sin motivo alguno.