Sociedad

Un robot de la Nasa con tecnología de la Universidad de Valladolid rumbo a Marte

18 febrero, 2021 14:38

La misión Mars 2020 de NASA está a punto de depositar sobre la superficie de Marte el vehículo robotizado más grande y sofisticado desarrollado hasta la fecha, Perseverance, y si todo transcurre como está previsto, será esta noche, a las 21:55 horas. Con un conjunto de 7 instrumentos científicos a bordo, el rover pretende mejorar nuestro conocimiento sobre varias de las cuestiones clave que han motivado el esfuerzo humano que se lleva realizando en las últimas décadas para explorar el sistema solar y, en particular, Marte. 

Y uno de estos instrumentos que lleva en el mástil es el Supercam, un sofisticado instrumento, cuyo complejo sistema de calibración ha sido dirigido y desarrollado en la Universidad de Valladolid, concretamente por el equipo que dirige el investigador de la UVa Fernando Rull en la sede de la Unidad Asociada UVa-CSIC al Centro de Astrobiología ubicada en el Edificio INDITI, en el Parque Tecnológico de Boecillo.



Para explicar cómo ha sido el aterrizaje del vehículo, las primeras horas en Marte y los siguientes pasos de la misión os convocamos a la rueda de prensa que tendrá lugar mañana viernes, 19 de febrero, a las 10,30 horas, en la sala de prensa del Palacio de Santa Cruz, sede de la Universidad de Valladolid. En esta comparecerán el rector de la UVa, Antonio Largo Cabrerizo, y Fernando Rull. En la propia sala se podrá contemplar el sistema de calibración diseñado por la UVa idéntico al que va en el Perseverance. Junto a Fernando Rull estarán también los miembros de su equipo Jesús Medina, Guillermo López y José Antonio Manrique.



El aterrizaje del rover Perseverance en Marte es trascendental porque una de sus misiones es la búsqueda de posibles trazas de vida, sobre todo pasada, en el planeta rojo. Una evidencia clara de que posibles compuestos orgánicos que se detecten tengan origen biológico, que representaría un descubrimiento de extraordinaria importancia para la humanidad, ya que esta evidencia nos hablaría de que nuestra forma de vida no es la única posible en el Universo, ni siquiera en el sistema solar.



Además y relacionada con ésta, indagará en la historia geológica comparada Tierra-Marte y su evolución a lo largo del tiempo, con especial interés en al papel que ha jugado el agua, ya que como es de sobra sabido, en la Tierra ha sido crucial.