Sociedad

Un investigador de la UVa explorará el límite del bajo brillo superficial de las galaxias para averiguar si tienen bordes

12 febrero, 2021 11:57

Fernando Buitrago, Investigador Distinguido Senior de la Universidad de Valladolid donde estudia la Formación y Evolución de las Galaxias, ha sido seleccionado por la misión Euclid, de la Agencia Europea del Espacio (ESA) para liderar este trabajo

Fernando Buitrago, Investigador Distinguido Senior y miembro del Grupo de Física Matemática de la Universidad de Valladolid, ha sido seleccionado por el consorcio internacional que gestiona el telescopio Euclid, financiado por la Agencia Europea del Espacio (ESA), para liderar un grupo de investigación que tratará de descubrir si las galaxias tienen bordes.

Para ello, se adentrarán hasta el límite del bajo brillo superficial, la parte más oscura de las galaxias,donde guardan la historia de su formación, y donde han quedado registradas todas las interacciones de las galaxias pequeñas, que poco a poco van formando la gran galaxia y que forman parte del universo.

“El interés radica en que, si existe este borde, su posición vendría dada por la fuerza de la gravedad total de la galaxia. Y sabemos que la mayor parte de ésta (con mucho) viene del halo de materia oscura que en teoría envuelve a toda la galaxia pero que no podemos ver. En otras palabras, podríamos estudiar el Universo invisible gracias a sus efectos en el Universo visible”, señala el investigador.

La exploración la realizarán siguiendo el mapa cartográfico que les enviará el telescopio espacial Euclid, que va a cartografiar una tercera parte del cielo, observando las partes más alejadas del ecuador celeste donde está la Vía Láctea, para evitar la contaminación de gas y polvo de nuestra galaxia.

“Para analizar los datos que envíe el Euclid estamos desarrollando programas y algoritmos de ordenador capaces de medir una pequeña señal en un mar de ruido. Todos estos avances a nivel computacional, todos los programas que creamos para ser capaces de detectar esto, muchas veces tienen una aplicación en el mundo real y para ser capaces de llevar esto y a tantas galaxias como vamos a observar con este telescopio, estamos aplicando técnicas de Inteligencia Artificial en colaboración con un grupo de Informática del profesor Benjamín Saelices de la Escuela de Ingeniería Informática de la UVa”, explica Fernando Buitrago.

La Universidad de Valladolid aporta con el proyecto liderado por este Investigador Senior, una nueva vía de investigación a la misión espacial Euclid, cuyo objetivo es estudiar la distribución de más de mil millones de galaxias, proporcionando un mapa 3D del universo que permitirá determinar su geometría global y hacer medidas precisas de la materia y la energía oscura.

El Euclid se pondrá en órbita en 2022. Un nuevo telescopio espacial que complementará y mejorará en gran medida nuestro conocimiento actual sobre la formación y evolución de las galaxias, especialmente sobre la energía y materia oscura, sobre los que pretende aportar más luz.

Similar, (aunque más pequeño) al veterano Hubble, que desde su puesta en órbita en 1990 ha revolucionado el conocimiento científico del Universo. Gracias a las cerca de 1,5 millones de imágenes que ha tomado en sus 30 años en el espacio, los astrónomos han visto el nacimiento de estrellas y la creación de agujeros negros; se han adentrado en lo que se ha llamado el "campo ultra profundo" del Hubble, la Prehistoria del Universo; han presenciado el choque entre galaxias, y la formación con los restos de gases y el polvo que queda flotando en el espacio tras el nacimiento de un cuerpo celeste, como las estrellas, de lo que han llamado, los Pilares de la Creación.

También ha aportado información sobre los efectos de la materia oscura al ver cómo se distorsiona la luz que atraviesa las galaxias distantes, lo que llaman “lente gravitacional”; y la expansión constante e infinita del universo provocado por la presencia de la llamada energía oscura, una fuerza de la que se sabe muy poco, pero cuyos efectos se notan desafiando la gravedad.

Fernando Buitrago es doctor en Astronomía por la Universidad de Nottingham (Reino Unido). Llegó a la Universidad de Valladolidcomo Investigador Senior Distinguido el pasado año donde trabaja en la Formación y Evolución de las Galaxias en el Grupo de Investigación en Física Matemática del Departamento de Física y Óptica Teórica y Atómica de la Facultad de Ciencias de la UVa.

Autor principal de un estudio sobre el bajo brillo superficial del campo ultra profundo Hubble, considera este nuevo proyecto un puntal sobre el que cimentar esta actividad investigadora en la Universidad de Valladolid, y la Astronomía Castilla y León.