Sociedad APAEVA denuncia que la situación es "insostenible" para trabajadores y alumnos y que se está "poniendo en riesgo al sector"

Las autoescuelas de Valladolid continúan "colapsadas", con cerca de 3.800 exámenes pendientes

2 febrero, 2021 09:34

La Asociación Provincial de Autoescuelas de Valladolid (APAEVA) denuncia que estos centros siguen colapsados y que hay 3.790 pruebas prácticas de conducción pendientes de realizar para obtener el permiso de conducir, a falta de una solución de la Dirección General de Tráfico (DGT).

En concreto, se trata de 229 pruebas respecto al examen anterior, lo que sigue incrementando "considerablemente la espera", situación que, según declaraciones del presidente del sector, Arcadio González “hace insostenible la continuidad del trabajo de las empresas de las autoescuelas, y por ende de sus profesores y administrativos, al no poder finalizar los alumnos el proceso formativo con normalidad, y no poder dar entrada a la formación práctica a nuevos aspirantes a la obtención del permiso de conducir”.

A su juicio, "está en riesgo la continuidad del sector y los puestos de trabajo que genera", por lo que demandan a las administraciones tanto locales como autonómicas, así como de todos los grupos políticos, su apoyo en la petición al Gobierno de España de un correcto dimensionamiento del servicio de exámenes

Esta situación, explican en un comunicado, está generando un malestar general en los alumnos que aspiran a poseer su permiso de conducción en un espacio de tiempo adecuado, dado que muchos de ellos lo necesitan por motivos profesionales.

En concreto, en la provincia de Valladolid actualmente hay una plantilla de funcionarios en el servicio de exámenes formada por seis examinadores y un examinador coordinador, para una población de 520.649 habitantes según censo oficial, lo que la sitúa en la quinta provincia con peor ratio por habitante del Estado, lo que resulta un agravio comparativo respecto de la mayoría de las provincias, y vuelve a incidir en la percepción de los jóvenes de recibir mejores servicios en otras regiones. "Provocando un mayor vaciamiento de nuestra provincia y por ende de nuestra comunidad autónoma, incrementando el temido efecto que se viene a denominar de la España vaciada", añaden.

Por todo ello, desde la patronal vallisoletana CEOE y desde APAEVA trasladan la preocupación del sector a todo su alumnado, e inciden en que las autoescuelas nada tienen que ver con esta circunstancia, dado que la falta de personal examinador y de la mermada capacidad de examen en la Jefatura Provincial de Tráfico únicamente compete a la Administración General del Estado.

"Esta situación está poniendo en una situación límite al sector, puesto que de no encontrar una solución, será muy difícil la continuidad de las empresas que lo componen y de los puestos de trabajo que generan", añaden desde la Asociación Provincial de Autoescuelas de Valladolid,  que demanda de las administraciones un correcto dimensionamiento del servicio de exámenes, tanto en personal administrativo de apoyo, como de la plantilla de examinadores, con mayor urgencia si cabe de estos últimos, incrementando la misma para dar un servicio adecuado a la ciudadanía.