Sociedad

La mediación laboral resuelve conflictos de más de 48 millones sin llegar a los juzgados

29 enero, 2021 12:31

La consejera de Empleo e Industria, Ana Carlo Amigo, ha mantenido esta mañana una reunión de trabajo y coordinación  con los jefes de las nueve Oficinas Territoriales de Trabajo de la Junta de Castilla y León. Durante la reunión, en la que han participado el viceconsejero de Empleo y Diálogo Social, David Martín, y el director general de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales, José Bartolomé, se ha hecho balance de la actividad desarrollada por el SMAC, el servicio de mediación y conciliación laboral que se presta desde las OTTS de la Junta de Castilla y León,  y que  el pasado año atendió 14.584 conflictos laborales individuales en el conjunto de la Comunidad.

La memoria del 2020 pone de manifiesto la importante labor que se lleva a cabo desde la Junta de Castilla y León en la de resolución extrajudicial de conflictos laborales ya que la intervención de este órgano de mediación permitió que trabajadores y empresarios lograsen alcanzar acuerdos sobre conflictos laborales individuales por una cantidad superior a los 48 millones de euros sin llegar a los juzgados. De este modo el servicio facilitó que trabajadores y empresarios pudiesen resolver sus conflictos laborales de una forma más rápida y económica, evitando la vía judicial que dilata la resolución del conflicto y genera un mayor desgaste en las relaciones laborales. Paralelamente, al reducirse el volumen de procedimientos judiciales en los juzgados de lo social, se produjo también  un ahorro de costes para las arcar públicas.

La Conciliación laboral individual, que se desarrolla en las Oficinas Territoriales de Trabajo, es un servicio contemplado en la legislación laboral vigente, que establece que, como paso previo a la interposición de determinadas demandas ante la Jurisdicción Social, las partes en conflicto deben acudir a un órgano de mediación Los asuntos que deben someterse a la conciliación obligatoria previa son, entre otros, aquellos concernientes a reclamación salarial, despido, sanciones o indemnizaciones. Existen otros supuestos (reclamación por la modificación sustancial de condiciones de trabajo, clasificación profesional, disfrute de vacaciones, vulneración de derechos fundamentales etc.) en los que no es preceptiva la mediación previa, aunque es igualmente atendida si solicita por alguna de las partes.

Las conflictos que han suscitado un mayor número de conciliaciones laborales durante el pasado años han sido las reclamaciones por despido, con un total de  6718, siendo precisamente estas mediaciones las que tienen un mayor grado de eficacia, ya que solo el 27,4 % de estas mediaciones finalizaron sin avenencia, exactamente 1.844. Las reclamaciones de cantidad son el segundo motivo de reclamación con 6.374 intervenciones, seguidas de las reclamaciones por sanción a un volumen mucho menor.

Por provincias, el mayor número de mediciones se produjo en Burgos con 3.393, seguida de León con 2804 y Valladolid con 2393. Por sectores, fue el sector servicios el que requirió un mayor volumen de mediaciones con un 67,22 % del total, seguido de la industria con un 23,42 %, la construcción con 6,89 % y finalmente el sector agrario con un 2,48%. En cuanto a su distribución por sexo, el 57,41 % de las reclamaciones presentadas afectaron a varones y el 42,59 % a mujeres.

La consejera de Empleo e Industria ha felicitado a los trabajadores públicos del SMAC por el trabajo desarrollado y ha coincido con ellos a la hora de valorar que con este servicio están plenamente cubiertas y garantizadas las necesidades de trabajadores y empresarios en materia de mediación y resolución extrajudicial de conflictos laborales.