Sociedad

Los hosteleros apuntan que "nadie dude" de que solicitarán las ayudas de la Junta del plan de choque pero también necesitan "ya" los apoyos directos

19 enero, 2021 15:58

Los empresarios de hostelería de la Comunidad explicaron que las fechas navideñas han limitado el trabajo de asesorías y gestorías por lo que "se puede entender un cierto retraso" a la hora de solicitar las ayudas de la Junta, una situación que "estará totalmente subsanada en tiempo y forma el próximo día 26, fecha límite para la solicitud de la ayuda". En este sentido, consideraron "prematuro" que a falta de ocho días el presidente de la Junta pueda valorar el grado de solicitudes, "cuando aún queda tiempo para presentarlas".

La Asociación de Hostelería de Valladolid recordó a la Junta de Castilla y León, el estado crítico del sector e indicó que aunque estas ayudas "que nadie dude que serán solicitadas, significarán un respiro" para sus maltrechas economías, lo que "verdaderamente" necesitan ya "son las ayudas directas en forma de los 20 millones de euros comprometidos por el vicepresidente de la Junta" y en "esos cinco millones de euros que servirán para adaptar nuestras terrazas a las situaciones climatológicas que esta Comunidad padece hasta la llegada del verano". "Lo verdaderamente importante, que lo que necesita la hostelería son ayudas directas a fondo perdido que compensen la pérdida de facturación por motivo de la pandemia, y esas, al día de hoy, ni han llegado ni están convocadas", resumieron.

Las dos líneas de ayudas al sector de la Junta vigentes, para sufragar la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes, y  para la adquisición de equipos de protección colectiva fueron convocadas el pasado 30 de diciembre y se cierran el 26 de enero.

La Asociación de Hostelería de Valladolid destacó que el año pasado fueron muchos los establecimientos que quisieron llegar a las ayudas de la Junta y pocos los beneficiados, y en algunos casos con cantidades "irrisorias" (249 euros) para la consolidación de los trabajadores autónomos dentro del plan“Reincorporate”, convocadas el 29 de julio, y cobradas en el mes de diciembre. 

Asimismo, indicaron que una segunda línea de ayudas encaminada a la adquisición de equipos de protección individual apenas tuvo "transcendencia" en el sector pues estaba destinada para restaurantes de menos de cinco trabajadores, dejando de lado los demás ámbitos de hostelería.

En este contexto denunciaron que en las ayudas que podían llegar de una forma inmediata, las cantidades eran "insignificantes" para el montante total de liquidez económica que el sector necesita, mientras que la que podía suponer un mejor balón de oxígeno "estaba más restringida".

Los hosteleros asegurarn además que en muchas ocasiones las ayudas obtenidas son poco rentables, pues "los asesores y gestores también cobran por su tramitación, y en las distintas asociaciones provinciales de Hostelería, que ofrecen estos servicios de forma gratuita, la tramitación es más lenta dependiendo del personal que tenga destinado para este departamento".