Sociedad

Un trabajo de la UBU con premio

12 diciembre, 2020 14:30

El trabajo 'Estado de la implantación de la industria 4.0 en las empresas de Castilla y León. Guía y recomendaciones para los sectores prioritarios de Castilla y León', desarrollado por el Grupo de Investigación Reconocido de la Universidad de Burgos (UBU) 'Emprendimiento y Empresa', ha sido reconocido con un accésit en los Premios de Investigación, convocados por el Consejo Económico y Social (CES) y el Campus de Excelencia Internacional (CEI Triangular-E3).  

El grupo de investigación está integrado por los investigadores Miguel Ángel Mariscal Saldaña, Susana García Herrero y Jaime González Pérez. Los objetivos de la investigación son realizar un diagnóstico del grado de implantación de las principales tecnologías habilitadoras de la Industria 4.0 en empresas tractoras de Castilla y León (automoción, agroalimentario y farmacéutico), comparar con España e identificar las tecnologías habilitadoras clave y esbozar cuáles serán las principales tendencias.  

"Buena posición" en digitalización e implantación de industria 4.0



Este estudio se ha llevado a cabo en dos fases, una primera correspondiente a un estudio cuantitativo (encuesta a 41 empresas) y una segunda fase con metodología cualitativa (seis entrevistas) en materia de digitalización en los próximos tres años. El trabajo concluye que la industria castellano y leonesa se encuentra en una "buena posición" en materia de digitalización e implantación de la industria 4.0, pero, "queda un enorme camino por recorrer".  En este sentido explican que la situación actual tiene "ciertas carencias", sobre todo formativas y de “concienciación” acerca de la importancia de esta revolución tecnológica. 

También se detecta que existe una diferencia muy grande entre el grado de digitalización de las empresas referentes y tractoras (tanto a nivel regional como nacional) y el grado de implantación de todas las demás. Esto supone un gran problema, ya que quedarse atrás en la implantación de estas tecnologías pone en un riesgo muy alto la supervivencia de la empresa a medio y largo plazo.  

"No adaptar a tiempo la empresa, el sistema productivo, la organización al nuevo entorno industrial y tecnológico hará que muchas compañías no sean competitivas en el futuro próximo", señalan. Al respecto apuntan que ya hay empresas de Castilla y León que están dando pasos de gigante en estos temas y otras muchas más, la mayoría, "que permanecen prácticamente ajenas a esta realidad", y las consecuencias se verán reflejadas a medio y largo plazo por lo que parte de este estudio tiene que servir para concienciar de la enorme importancia en avanzar en digitalización e industria 4.0.  

?El trabajo detecta además que una de las barreras para la implantación de nuevas tecnologías es la preocupación por el retorno de la inversión. También se constata la falta de formación de los trabajadores y la imposibilidad de encontrar ciertos perfiles profesionales y una "demanda enorme de información acerca de casos de éxito". Respecto a la formación, no se trata solo de formaciones largas y especializadas, sino también de pequeñas formaciones, en ámbitos muy concretos de cada una de las tecnologías para permitir la especialización tanto de los jóvenes, como el reciclaje y la formación continua de los trabajadores en activo.  

También se extraen recomendaciones para las cerca de 3.000 empresas de la Comunidad que facturan entre 2 y 50 millones de euros al año. Este grupo es el que está más en peligro y también el que más puede crecer y aprovecharse de los beneficios que aporta la industria 4.0. Los datos obtenidos del estudio, las opiniones de los expertos y los casos de éxito de las empresas muestran una recomendación clara e indudable, la primera de las acciones a tomar, y el principal eje de mejora es "la recogida de datos, su análisis y su interpretación y utilización para automatizar procesos y apoyar en la toma de decisiones".  

En el  estudio señalan que la captación de datos y su análisis (Big data y analítica) es la principal tecnología habilitadora que se debe poner en marcha a la hora de comenzar la andadura en materias de industria 4.0. Esta tecnología tendrá mucha relación con aspectos de ciberseguridad, con el uso de tecnologías como sensores de IoT, herramientas de integración vertical y horizontal de la información, almacenamiento de datos en servidores cloud, utilización de servicios cloud para tratamiento y procesamiento de datos, utilización de softwares, protección de la información y un larguísimo etcétera.  

Para los directivos todo esto supone una oportunidad de negocio y además coinciden en que la industria 4.0 mejorará la competitividad y la cadena de distribución. En las empresas de Castilla y León la presencia de robots industriales es una realidad muy extendida (65 por ciento) y se va a incrementar en los próximos tres años. La presencia de robots colaborativos es aún discreta (21 por ciento) y en muchos casos son proyectos piloto.  Un 37 por ciento de las empresas prevé adquirir sus primeros equipos o aumentar el número de equipos existentes en los próximos tres años. En este aspecto en aquellas empresas que ya tienen dispositivos funcionando la implantación de nuevos dispositivos será muy superior (67 por  ciento) y en cantidades considerablemente más altas.

Premio y accésits



El acto de entrega de estos reconocimientos se celebró en la sede del CES, seguido de un debate sobre 'La ciencia como base del progreso económico y el bienestar social', organizado en streaming por El Mundo de Castilla y León en su Club de Prensa, en el que participaron los premiados presentando sus trabajos, junto con el presidente del CES, Enrique Cabero Morán.  

El Premio de Investigación fue para el estudio 'La eficiencia docente, investigadora y social de las universidades de Castilla y León: evaluación, determinantes e impacto en el desarrollo local', desarrollado por el Equipo de investigación de la Universidad de León.

Asimismo, desarrollado por el Equipo de Investigación de la Universidad de León, el estudio 'Apostando por la calidad en el empleo en Castilla y León: el Diálogo Social como Premisa', logró uno de los accésit concedidos por CESCYL, junto al Equipo de Investigación de la UBU. El trabajo premiado está galardonado con 15.000 euros y cada accésit con 3.000 euros como trabajos finalistas.  

El jurado valoró las implicaciones económicas y sociales de las investigaciones premiadas y su capacidad para impulsar con sus propuestas y recomendaciones el progreso social y económico de Castilla y León, desde la universidad como agente de la transformación  del modelo productivo, desde el diálogo social como herramienta para la calidad del empleo, y desde la implantación de la industria 4.0 en los sectores prioritarios para concienciar de la enorme importancia de avanzar en la digitalización.