Sociedad

Amigo anuncia un complemento a ERTEs de 5 millones adjudicados por situación económica y no por orden de entrada

11 diciembre, 2020 11:40

La consejera de Hacienda de la Junta de Castilla y León, Ana Carlota Amigo, ha anunciado este viernes un complemento para los ERTEs en la Comunidad de cinco millones de euros para 2021 que serán adjudicados con arreglo a la situación económica de cada solicitante y no por orden de entrada en el registro como se hizo en la última convocatoria de seis millones de euros.

Amigo ha avanzado esta medida en su comparecencia en la Comisión de Hacienda de las Cortes en la que ha detallado las principales líneas de trabajo que prevé su área de cara al próximo año ante una situación económica "muy grave" derivada de las consecuencias de la pandemia generada por el COVID-19.

En concreto, en su comparecencia, Amigo ha detallado una línea de ayuda a trabajadores que va destinada a complementar las rentas de los afectados por ERTEs con una partida de 5 millones de euros y que se suma a los 6 millones ya distribuidos en este ejercicio.

"Estos 11 millones de euros sitúan a Castilla y León como la Comunidad Autónoma que ha hecho un mayor esfuerzo para complementar las prestaciones por ERTEs, siendo una de las pocas que ha establecido este tipo de ayudas", ha detallado Amigo.

Así, ha explicado en su comparecencia que a diferencia del programa de 2020 que, como ha precisado, la consejera "ya se encontró acordado en el marco del Diálogo Social", en 2021 no se utilizara como único criterio la hora de entrada de solicitud en el registro, sino que primará a los ciudadanos que se hayan visto más afectados por los ERTEs, por lo que la ayuda se adjudicará en función del menor salario, el número de días en el que se han visto afectados por el expediente, por último, la hora de entrada de la solicitud.

Además, como ha explicado la consejera, se habilita otra línea de 2,5 millones de euros destinada a prestar ayuda económica a los trabajadores afectados por Eres.

En esta línea, Amigo ha señalado que habrá una subvención a favor de los trabajadores contratados por empresas azucareras que desarrollan su actividad en Castilla y León y que estén afectados por un procedimiento de regulación de empleo con el objetivo de garantizar "recursos mínimos de subsistencia" a trabajadores vinculados por la campaña de la molturación de remolacha cuando se plantee la necesidad de paralización la actividad como consecuencia de circunstancias meteorológicas adversas.

En total, desde Empleo se prevé destinar más de 220 millones de euros en ayudas a trabajadores y desempleados. Uno de los objetivos principales es el colectivo de mayores de 55 años que contarán con varias líneas de ayudas de las que dos cuentan con un presupuesto de dos millones de euros para aquellos que se hayan quedado sin empleo y que contempla un suplemento a la indemnización por despido y ayudas para financiar el convenio especial con la Seguridad Social.

Dentro de las ayudas a desempleados, se encuentra el Programa de Integración y Empleo, presupuestado en 5,5 millones de euros, que contribuirá a hacer frente al impacto económico y social de la Covid-19, ayudando a los desempleados a mejorar sus oportunidades laborales con una ayuda económica mensual de 426 euros.

Como ha detallado Amigo, el empleo de las personas con discapacidad es un objetivo "prioritario" para la Consejería de Empleo, así, en 2021 se destinarán 23,5 millones para hacer frente a los costes salariales de los trabajadores con discapacidad tanto en Centros Especiales de Empleo, que cuentan con 6.687 trabajadores, como en empresas ordinarias.

La formación a desempleados y ocupados es otra de las acciones en las que se esforzarán desde Empleo para lo que en el próximo ejercicio se destinan alrededor de 100 millones de euros (incluyendo los programas mixtos de formación y empleo) para la formación de trabajadores desempleados y ocupados.

Como novedad, se implantará un nuevo programa destinado fundamentalmente a trabajadores ocupados, a fin de garantizar su adaptación a la creciente digitalización de los nuevos procesos de producción. Este programa (Prográmate) cuenta con un presupuesto de dos millones de euros y una estimación de más de 3.000 participantes.

Otra de las medidas impulsadas desde el área que dirige Amigo es la creación de una línea de incentivos para contratos de sustitución por Covid, esta medida, con una aportación pública de 50 euros por cada día de contrato, beneficiará especialmente a los trabajadores por cuenta propia, evitando que tengan que cerrar sus negocios

PLAN DE EMPLEO JOVEN CON 75.000 BENEFICIARIOS

La consejera ha avanzado que los jóvenes "tendrán una especial consideración en los planes de empleo y programas de autoempleo que se desarrollen el próximo año".

En consonancia con el Plan Anual de Empleo se aprobarán medidas específicas adicionales para este colectivo, con el objetivo de conseguir incentivar alrededor de 3.000 empleos, 10.000 jóvenes participantes en acciones formativas y 75.000 beneficiarios de algún tipo de prestación o servicio.

Junto a las medidas previstas para "amortiguar" la caída del empleo, la lucha contra el desempleo será uno de los grandes retos del próximo año. Con ese objetivo se van destinar alrededor de 57 millones de euros (a través de las líneas del Plan de Empleo Local y el Programa Mixto de formación y Empleo) para fomentar la contratación y mantener alrededor de 7.500 puestos de trabajo.

El apoyo a los autónomos es otro de los ejes fundamentales marcados por Ana Carlota Amigo, quien ha avanzado que se continuará con la extensión de la tarifa plana, se subvencionará la afiliación de cuotas a la Seguridad Social de nuevos autónomos durante un periodo de 6 meses; se mantendrá el pago de las cuotas de la Seguridad Social a los beneficiarios de la prestación por desempleo en su modalidad de pago único y se habilitarán ayudas para sectores especialmente perjudicados, como el colectivo de feriantes y promotores de orquestas. Este conjunto de medidas suma 3,4 millones de euros.

AYUDAS DIRECTAS DE HASTA 5.500 EUROS PARA HOSTELERÍA Y PYMES

Como ha detallado la consejera se prevé para el próximo año la convocatoria de ayudas directas de hasta 5.500 euros para la hostelería y las pymes. Con ese objetivo se van a conceder ayudas de hasta 3.500 euros para financiar las cuotas de la seguridad de aquellas empresas que saquen a sus trabajadores del Erte, la medida cuenta con un presupuesto de 9,5 millones de euros, de ellos, 5 millones se destinan al sector de la hostelería.

Las empresas recibirán además ayudas, por una cuantía de hasta 2.000 euros para hacer frente a los gastos de adquisición de sistemas de protección colectiva COVID-19. Esta línea cuanta con una partida inicial de dos millones de euros.

En cuanto al sector del comercio y con el objetivo de reactivar el sector y estimular el consumo en el comercio de proximidad se han habilitado una serie de ayudas. Así, se destinan cerca de 3,7 millones de euros, incluyendo una línea de ayudas para garantizar el abastecimiento de producto cotidiano en el mundo rural y el apoyo a sectores específicos vinculados a la organización de certámenes feriales. Además, en el sector comercial se incluyen varias líneas para la modernización de pymes comerciales y artesanas con 2.200.000 euros destinada a mejorar la competitividad.

En cuanto al sector industrial el presupuesto del próximo año contempla dos grandes líneas -incluidas en el Plan de Choque para el Empleo- que pretende atender a ese objetivo, con un presupuesto de 2,5 millones de euros. Sus objetivos son avanzar en la industria 4.0 dentro de la llamada cuarta revolución industrial y mejorar la ciberseguridad.