Sociedad

Las lluvias y rachas de viento fuerte continuarán hasta el fin de semana en Castilla y León

9 diciembre, 2020 13:35

La inestabilidad continuará durante estos días hasta el fin de semana por las lluvias abundantes que se producirán en gran parte del país, pero especialmente en la vertiente atlántica, además de vientos fuertes que favorecerán un ascenso de las temperaturas a partir de este miércoles hasta situarse en valores más templados y propios del inicio del otoño que de las fechas actuales, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

CASTILLA Y LEÓN

Predicción

JUEVES.- 

Nuboso o cubierto con precipitaciones generalizadas, localmente fuertes o persistentes en la Cantábrica. Cota de la nieve por encima de 2000 metros. Se producirán deshielos, sobre todo en la Cantábrica. Temperaturas en ascenso, notable en general en las mínimas y localmente en las máximas. Heladas débiles en zonas altas de la Ibérica. Vientos del suroeste al oeste, con rachas fuertes en zonas de montaña.

VIERNES.-

Fenómenos significativos

Rachas de viento muy fuertes. Deshielo en la C.Cantábrica y en la Ibérica.

Predicción

Nuboso o cubierto con precipitaciones generalizadas, que podrán ser persistentes en el noroeste y norte montañoso, disminuyendo la nubosidad y las precipitaciones en la segunda mitad del día de norte a sur, salvo en zonas de montaña. Cota de la nieve: Por encima de 2200 m, bajando al final en el tercio norte a 1800 metros. Deshielo en la C.Cantábrica y en la Ibérica. Temperaturas sin cambios en el extremo noroeste y en ascenso en el resto. Vientos del oeste, con intervalos de fuertes y rachas muy fuertes.

SÁBADO.-

Predicción

En zonas de montaña nuboso a cubierto con precipitaciones débiles, sobre todo en el norte, remitiendo en el transcurso del día junto a una disminución de la nubosidad. Cota de la nieve: 1400 a 1600 metros. En el resto intervalos nubosos a poco nuboso. No se descartan brumas y nieblas matinales. Temperaturas en descenso, localmente notable en las mínimas en el sur. Heladas débiles en zonas altas de montaña. Vientos del oeste con rachas muy fuertes en zonas de montaña al principio, disminuyendo después de intensidad.

ESPAÑA

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Rubén del Campo, ha pronosticado en declaraciones a Europa Press que durante el fin de semana y los primeros días de esta semana la borrasca 'Ernest' ha dejado un ambiente invernal generalizado, con temperaturas bajas en todo el país, además de nevadas "abundantes" en cotas bajas y fuertes rachas de viento que han propiciado un temporal marítimo, sobre todo en el Cantábrico.

Ya este miércoles, la borrasca 'Ernest' dejará de afectar a España porque se encontrará sobre Italia pero el portavoz ha advertido acerca de la llegada de sistemas frontales asociados a nuevas borrascas atlánticas, así como un "intenso" flujo de vientos del oeste y noroeste y vientos húmedos algo templados, por lo que se mantendrá el ambiente "desapacible".

A partir del jueves, Del Campo espera lluvias en amplias zonas de la Península, especialmente intensas en Galicia, comunidades cantábricas y zonas de montaña, que irán acompañadas de rachas de viento muy fuertes, principalmente en el sureste peninsular y en general en zonas altas y litoral.

Sin embargo, el portavoz ha aclarado que estos vientos atlánticos al ser más templados que los días anteriores, supondrán un "acusado" ascenso de las temperaturas que podrán subir hasta diez grados más en dos días.

Así pues, los valores aumentarán entre el jueves y el viernes, por lo que la nieve solo caerá en cotas altas y la lluvia que se produzca caerá sobre la nieve de estos días, lo que ha llevado a Rubén del Campo a recalcar especial atención ante la posibilidad de deshielos.

De momento, este miércoles lloverá en el Cantábrico, Galicia y Pirineos, con precipitaciones localmente fuertes y persistentes por la tarde noche, que se podrán extender a otros puntos del noroeste del país pero de forma más débil.

También ha destacado que la nieve seguirá acumulándose en los Pirineos navarro y aragonés a partir de los 800-900 metros mientras que en el resto de España aumentará la nubosidad.

Las temperaturas máximas comenzarán a subir por el noroeste y el ascenso podrá llegar a cinco grados más respecto al martes en Galicia, mientras que los vientos, en general, soplarán del oeste, excepto en Canarias, donde habrá régimen de alisios con lluvias en el norte de las islas más montañosas, que persistirá durante los próximos días.

Así, ha precisado que este jueves un sistema frontal atlántico atravesará la Península de oeste a este y que dejará lluvias generalizadas aunque de carácter más intenso en Galicia, León, Zamora, comunidades cantábricas, norte de Navarra, resto del Pirineo occidental, sistemas central e ibérico y sierras orientales de Andalucía.

Las primeras horas de esta jornada estarán marcadas por la cota de nieve que aún se situará baja, como en los Pirineos, donde si situará a partir de los 500-700 metros, aunque en la mayor parte de los sistemas montañosos estará en torno a los 1.600-2.000 metros.

Otro factor que ha subrayado es el viento del oeste, que soplará con rachas muy fuertes en zonas de montaña y en el litoral así como en buena parte del tercio oriental peninsular, es decir, en la vertientes mediterránea, donde los vientos superarán los 80-90 kilómetros por hora. Este fuerte viento podrá provocar olas de hasta cuatro metros en el mar de Alborán.

HASTA 22ºC EN EL SUR Y EL ESTE

El jueves los termómetros experimentarán un "notable" aumento, especialmente en la mitad occidental de la Península, con un ascenso de entre seis y ocho grados respecto al miércoles. Las temperaturas máximas subirán también entre cinco y ocho grados, como en Lugo donde se pasará de una mínima de 0ºC del miércoles a una mínima de 9ºC el jueves o en León, donde se pasará de -2ºC a 4ºC el jueves.

En el litoral y prelitoral de la Comunidad Valenciana y Región de Murcia, el jueves se superarán los 22ºC, al igual que en la parte baja del valle del Guadalquivir.

El viernes será una jornada similar, con lluvias en la mayor parte de la Península y Baleares, especialmente en Galicia, comunidades cantábricas, noroeste de Castilla y León y zonas de montaña de la Península. La cota de nieve permanecerá alta por encima de los 2.000 metros durante la primera mitad del día y por encima de 1.800 metros por la tarde.

El portavoz ha añadido que las temperaturas mínimas seguirán subiendo especialmente en el centro y en el este de la Península. En ciudades como Valencia o Sevilla no se bajará de los 15ºC, por lo que Rubén del Campo ha matizado que estas temperaturas serán más propias del otoño meteorológico que de la época actual.

Por su parte, los vientos serán del oeste con rachas fuertes en casi toda la Península, en torno a los 80 kilómetros por hora en Galicia, Cantábrico y zonas de montaña peninsular. También habrá temporal marítimo en Alborán por olas de hasta cuatro metros de altura.

EL FIN DE SEMANA SEGUIRÁN LAS LLUVIAS PERO MENOS ABUNDANTES

De cara al fin de semana, Rubén del Campo ha resaltado que la llegada de una dorsal anticiclónica hará que cesen las precipitaciones pero no en todas las zonas.

De hecho, ha aclarado que seguirán siendo abundantes aunque menos que en días anteriores en Galicia, Cantábrico, Pirineos, e incluso algo débiles en puntos de la mitad occidental y Baleares. El domingo remitirán estas lluvias pero aún continuarán en la vertiente atlántica y en las islas más montañosas de Canarias.

Los vientos girarán al sur por lo que las temperaturas descenderán, tanto las diurnas como las nocturnas, entre cinco y seis grados con respecto al día anterior en puntos del norte y centro peninsular. En el sureste peninsular se superarán los 22ºC, igual que en el valle del Guadalquivir, e incluso se podrán superar los 18ºC a orillas del Cantábrico, por lo que será un fin de semana cálido para la época.

Las diurnas estarán entre tres y cinco grados por encima de lo normal en la mitad norte y las mínimas también se situarán entre cinco y diez grados más altas de lo normal para la época en amplias zonas del país.