Sociedad

La hostelería exige su “rescate” en Valladolid y denuncia que 36.000 trabajadores no recibirán “ni un solo euro”

1 diciembre, 2020 13:54

La hostelería se movilizó hoy en Valladolid para exigir su “rescate”, a través de ayudas directas, ante las consecuencias que está teniendo la pandemia y las restricciones derivadas del COVID-19, así como para denunciar la “mentira” sobre los complementos para los trabajadores en ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), que dejarán sin cobrar “ni un solo euro” a 36.000 empleados de Castilla y León.

GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS: ICAL 

La concentración se celebró frente a la sede de la Presidencia de la Junta en Valladolid y contó con la presencia de otros sectores vinculados a la hostelería y la restauración, como el ocio nocturno, las agencias de viajes y el juego privado. En la protesta, que terminó con la entrega de un manifiesto al Ejecutivo autonómico, se vieron pancartas en las que se podía leer ‘Soy empresario y busco trabajo’, ‘Juntos generamos millones de impuestos’, ‘Siempre con la hostelería’, ‘SOS, sin ayudas nos arruinan’ o ‘Señor Mañueco, no somos tus muñecos’.

En ese sentido, la presidenta de la Asociación de Hostelería de Valladolid, María José Hernández, expuso en su intervención que están “hartos de buenas palabras” y de “discusiones en las distintas instituciones”. “Ahora se empieza a descubrir que hemos estado viviendo en una mentira, que 36.000 trabajadores de esta Comunidad no recibirán ni un solo euro y que las posibilidades de ayudan empiezan a ser escasas. Los únicos perjudicados somos los sectores aquí representados. ¡Hemos sido los grandes engañados desde el pasado mes de marzo!”, denunció.

En ese sentido, expuso que los empresarios necesitan ayudas directas, subvenciones y en definitiva compensaciones económicas que les permitan mantener los negocio cuanto pase la pandemia. “Queremos abrir pero queremos abrir bien, con unas condiciones que hagan rentable nuestro trabajo, que nos igualen los aforos como la Comunidad de Madrid, exigimos ayudas directas de 5.000 a 18.000 euros, dependiendo del volumen de la empresa”, apuntó.

Además, apuntó que las administraciones les han exigido medidas sanitarias que han cumplido, por lo que ahora ellos reclaman ayudas y compensaciones, puesto que advirtieron de que contabilizan ya un 15 por ciento de establecimientos que han tenido que cerrar y añadieron que ese porcentaje podría llegar al 20 por ciento. También pidieron que se les pague a los trabajadores las ayudas pendientes y si no tienen dinero replicó: “Qué lo busquen”.

Asimismo, recalcó que el cierre de la hostelería trae como consecuencia que todos los autónomos y pymes tendrá que “echar el freno” también. ‘Del éxito de nuestras demandas y reivindicaciones depende el éxito de infinidad de sectores’, apostilló. También intervinieron representantes de los hosteleros de Medina del Campo, Tordesillas e Íscar en esta protesta.

En la misma línea, el directivo delegado de Ocio Nocturno de la Asociación de Hostelería de Valladolid, Juan José García, este martes se ha conocido que más de 36.000 trabajadores se quedan fuera de los ERTE. “¿Dónde está el dinero enviado, si que se ha enviado, por parte del Gobierno central? Nos llevan engañando desde julio”, sentenció. “¡Qué nos dejen trabajar y que nos dejen de engañar, que no somos tontos!”, dijo. 

Tasas al juego



También Ascensión Mayo, representante del sector privado de juego, formado por unas 450 empresas en Castilla y León, criticó que la Junta les esté cobrando unas tasas cuando los locales están cerrados. “Esto va a desembocar en que muchas empresas tengamos que cerrar y por consiguiente muchos bares”, dijo y añadió que el proyecto de ley de Medidas Tributarias establece la posibilidad de reducir la cuota tributaria en suspensión temporal de la explotación, pero no en 2021, sino en 2022.  

“Señor consejero de economía Fernández Carriedo, ¿En serio?  esa reducción de la cuota la necesitamos ya, en el año 2020, en el año 2022 ya no quedarán empresas. Castilla y León es la única Comunidad Autónoma que no ha tomado ninguna medida. Gobernantes no sean hipócritas, nos están llevando la ruina”, sentenció.

Turismo



Por otra parte, Pablo Parrilla, como presidente de las Agencias de Viajes, reclamó compensaciones económicas por los cierres perimetrales y las reservas; ayudas directas por prohibición de la actividad; alternativas con garantías e incentivos a la demanda, así como apoyo institucional “sin competencia desleal”. “La Junta de Castilla y León moviliza con su Club de los 60 más de 30 millones de euros de ciudadanos de la Comunidad sin apenas repercusión en el sector”, apostilló.

También pidieron que la administración cree un fondo de garantía para los clientes para la devolución de los importes que nos adeudan; un IVA reducido para el sector más dañado; la congelación de impuestos y cuotas de autónomos, mantener ERTES y ceses de actividad hasta recuperar realmente la actividad y la congelación inmediata de los seguros.