Sociedad

La ONCE dona tres sillas de ruedas al equipo de baloncesto de Valladolid

30 noviembre, 2020 12:44

Fundación ONCE ha donado 3 sillas de ruedas al BSR Valladolid con el objetivo de fomentar la práctica deportiva entre los jóvenes con discapacidad vallisoletanos. Esta iniciativa se enmarca en el proyecto de fomento del deporte base puesto en marcha por Fundación ONCE y que posibilitará la donación, en esta edición, de 33 sillas a 12 escuelas de baloncesto.

 El acto de entrega tuvo lugar en la sede de la ONCE en Valladolid,  estando presentes, el delegado territorial de la ONCE en Castilla y León, Ismael Pérez Blanco,  y la presidenta del  Consejo Territorial ONCE, Rosa Mª Rubio Lázaro, quienes hicieron entrega de las tres sillas de ruedas, al presidente del BSR Valladolid, José Antonio de Castro Blanco.

Además de la entidad castellana, recibirán el material deportivo Basketmi-Abeconsa Ferrol, Club Discasports-Fundación Rudy Fernández, Amivel de Vélez-Málaga, CD Zuzenak de Vitoria-Gasteiz, Club Deportivo Cosa Nuesa, CD Murcia BSR, Club AMEB de Madrid, BSR Vigo, BSR ACE Gran Canaria, Servigest Burgos BSR, y la Escuela BSR de Fundación ONCE.

El baloncesto en silla de ruedas es uno de los principales deportes paralímpicos que se practican en España, donde existe una de las ligas más fuertes de Europa. Durante los pasados Juegos Paralímpicos de Rio de Janeiro de 2016, la selección española obtuvo la medalla de plata.

La División de Honor de la Liga Nacional de Baloncesto en Silla de Ruedas está considerada la más potente de Europa y cumple esta temporada su 53 edición. La máxima categoría de este deporte está formada por doce equipos con un total de 126 jugadores, muchos de ellos medallistas en alguna de las competiciones europeas. El buen momento de este deporte también se refleja en el hecho de que España tendrá equipo masculino y femenino en los próximos Juegos Paralímpicos de Tokio, algo que sólo había ocurrido en Barcelona’92.

Desde Fundación ONCE se está impulsando el fomento de la actividad deportiva entre la población joven con discapacidad, dando visibilidad a la práctica del baloncesto en silla de ruedas como una de las principales herramientas para lograr la plena inclusión.