Sociedad

Dos agentes de la Policía Local de Palencia, reconocidos por la Junta tras salvar dos vidas en la ciudad

24 noviembre, 2020 09:16

El cuerpo de la Policía Local de Palencia ha sido reconocido con la Medalla de Oro al Mérito por parte de la Junta de Castilla y León, "por el encomiable trabajo realizado al servicio de la ciudadanía, durante la actual situación de emergencia sanitaria provocada por el virus COVID-19", tal y como reza la orden publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCYL) en la jornada de ayer.

Esta distinción, compartida con los cuarteles de otros nueve municipios de la Comunidad Autónoma (Valladolid, Salamanca, León, Zamora, Ponferrada, Miranda de Ebro, Aranda de Duero, Béjar y Medina del Campo), no fue la única en la que los agentes palentinos tuvieron protagonismo, ya que a juicio de la Comisión de Valoración, celebrada el 6 de noviembre, hay dos policías que merecen un reconocimiento particular, la Medalla de Plata al Mérito, más en concreto, por sendas intervenciones.

El primero de ellos es Mariano Calvo, oficial del cuerpo municipal por su destacada intervención, el pasado 28 de mayo, al frustrar el intento de suicidio de un ciudadano en el barrio del Ave María.

Y el segundo es Rafael Nogales, también oficial de la Policía Local de la capital, por su eficaz intervención, el 6 de junio, en el auxilio a un accidentado laboral, que se demostró, posteriormente, como esencial para salvar su vida.

Medallas Protección Ciudadana



El BOCYL también recogía la orden por la que se concedían las Medallas al Mérito de la Protección Ciudadana, las cuáles, en esta ocasión, también han contado con protagonismo palentino, ya que tanto el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios (SEPEIS) como la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil han recibido, ex aequo con el resto de sus homólogos de la Región, una Mención Honorífica.

En el primero de los casos, por "su trabajo y esfuerzo en las labores realizadas durante la crisis sanitaria de la COVID-19, en beneficio de todos los ciudadanos de la comunidad", y en el segundo por "su labor altruista y voluntaria durante la pandemia, luchando contra la propagación del virus y trabajando desinteresadamente por el bienestar de la población de Castilla y León".