Sociedad

CEOE Valladolid reclama medidas proporcionadas que salvaguarden la salud sin poner en riesgo la actividad comercial

19 noviembre, 2020 12:44

CEOE Valladolid solicita a la Junta de Castilla y León, que permita, con todas las medidas de seguridad y de control de aforo y horario que sean necesarias, la reapertura de todas las actividades que en estos momentos se encuentran cerradas por decreto, "puesto que de lo contrario el daño económico y sobre el empleo va a ser irreparable".

El empresariado de Valladolid, comparte con la Junta la preocupación por la situación sanitaria, pero reclama medidas proporcionadas que salvaguarden la salud sin poner en riesgo la actividad comercial. Desde CEOE Valladolid no se entienden las medidas que se están adoptando y se reclama una explicación de los criterios adoptados, explican en un comunicado.

"El cierre impuesto por la Junta de Castilla y León a las tiendas de más de 2.500 metros cuadrados no tiene reflejo en ningún país de nuestro entorno, ni siquiera en aquellos como Alemania o Austria que en primavera establecieron medidas similares. Además, en otras Comunidades Autónomas, las autoridades están optando más por limitaciones de aforo o de horarios, medidas todas ellas efectivas para el control de la pandemia y, desde luego, menos dañinas para la economía", añaden.

Los grandes establecimientos comerciales, que ya estuvieron cerrados en primavera más de 90 días, han vuelto a cerrar en Castilla y León y permanecen en esta situación en vísperas del Black Friday, una de las iniciativas comerciales de mayor aceptación por los consumidores, así como ante la próxima la campaña de Navidad, un periodo en el que muchas empresas se juegan hasta el 30 por ciento de la facturación anual y de extraordinaria importancia para los resultados de su ejercicio económico. "Por eso, mantener este cierre de los establecimientos de las grandes superficies en Castilla y León, tendrá obligadamente un coste irreparable sobre las ventas y el empleo. También sobre toda la cadena de valor y los miles de empleos (industria, servicios, logística, limpieza, seguridad, etc.), que directa e indirectamente dependen de la apertura de esos centros".

Según datos del Ministerio de Sanidad, el ámbito laboral es sólo responsable del 16 por ciento de casos positivos por covid en España. De ese porcentaje, Sanidad únicamente atribuye al Comercio el 0,8 por ciento de los contagios en el ámbito laboral.

"Los datos demuestran por tanto que las empresas han trabajado desde el inicio de la pandemia para crear espacios de compra seguros tanto para los clientes como para empleados. En estos meses han transformado toda su operativa, espacios de venta, organización de personas y cadena logística para asegurar una compra segura, cumplir con las restricciones de aforo y concienciar al conjunto de la ciudadanía de la importancia que tiene el distanciamiento social y la colaboración de todos en la lucha contra la pandemia".

Este compromiso ha permitido además garantizar el abastecimiento seguro de bienes básicos, mantener miles de empleos directos en todo el territorio y otros tantos indirectos de todos aquellos proveedores que participan de la actividad comercial, añaden desde la patronal vallisoletana.

CEOE Valladolid también solicita que se clarifiquen los criterios que llevan a determinar cuándo es segura una actividad empresarial y también aquellos que lleva a la Administración Pública a autoexcluirse de algunas de las restricciones que vienen recogidas en el acuerdo 78/2020 de 3 de noviembre, por el que se declara el nivel de alerta 4 para todo el territorio de la Comunidad.

En concreto, en el apartado segundo de medidas sanitarias de carácter excepcional, en el punto cuarto apartado “d”, se establece que otros servicios de restauración de centros de formación no incluidos en el párrafo anterior y los servicios de restauración de los centros de trabajo destinados a las personas trabajadoras, quedan exceptuados de la suspensión de las actividades de restauración.

"El 98 por ciento de las empresas que componen nuestro tejido productivo se corresponden con pymes y micropymes que no cuentan con ese tipo de instalaciones en sus respectivos centros de trabajo, por lo que lo habitual es que las personas trabajadoras de estas actividades, acudieran en sus momentos de descanso a las cafeterías del entorno".

Esta excepción que contempla la norma, denuncian, está beneficiando, principalmente, a los centros de trabajo dependientes de la Administración Pública, como pueden ser los edificios de las consejerías, Cortes de Castilla y León, facultades de la Universidad pública, etc. "Si se puede mantener abierto un servicio de cafetería / restaurante en un centro de trabajo, también se podrá mantener unos servicios mínimos para las empresas que no dispongan de esa instalación en su centro de trabajo. Circunstancias que éstos trabajadores podrían acreditar a través de un certificado de la empresa, tal y como se realiza para acreditar sus desplazamientos".

Además, recuerdan que el sector hostelero ya ha perdido la campaña de Semana Santa y la campaña de ferias, lo que ha supuesto una merma del 60 por ciento sobre su facturación anual, por lo que es un sector que tiene muy difícil su supervivencia, habiendo sido muy riguroso en la aplicación de medidas de higiene y seguridad, y al que el Ministerio de Sanidad sólo le atribuye el 3,2 por ciento de los contagios.

Otro de los sectores afectados de forma directa es el sector deportivo. Apenas el 0,28 por ciento de los contagios por la Covid-19 proceden de la actividad deportiva, según el propio Ministerio de Sanidad.  "Los centros deportivos no sólo no propagan la enfermedad, sino que son espacios de salud. Mantener un estilo de vida saludable, para lo que el deporte es indispensable, es una herramienta vital para la prevención frente al Covid-19 ya que mejora la capacidad cardiorespiratoria, fortalece el sistema inmunitario y muchos otros beneficios para la salud". 

"Pero no solo está en juego nuestro estado físico, también mental", advierten, ya que son "innumerables" los estudios que recomiendan la práctica deportiva como medio de prevención para combatir la ansiedad y la depresión. "En un momento crucial en el que “los trastornos depresivos podrían aumentar hasta un 20 por ciento en los próximos meses y años a causa de la pandemia”, según alerta el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, Celso Arango, es fundamental que las instituciones y los poderes públicos protejan a los ciudadanos.

"Desde CEOE Valladolid, y desde su máximo compromiso con la necesidad de salvaguardar de forma prioritaria la salud y la seguridad de los ciudadanos nos ponemos a disposición de la Junta para tratar de clarificar los criterios que permitan la apertura segura de todas las actividades que en estos momentos se encuentran cerradas por decreto porque de lo contrario, las consecuencias sobre la economía y sobre el empleo van a ser devastadoras".