Sociedad

Las ambulancias de León: entre las "chapuzas" de la Junta, y los “agradecimientos” de la empresa

16 noviembre, 2020 10:00

En el día de hoy, la Junta de Castilla y León perpetra "otro hurto" más a una de las partes más vulnerables de la sociedad leonesa como son los ancianos de las residencias de mayores, privándoles del servicio de ambulancias para acudir a las consultas médicas.



Lo que desde la Consejería de Sanidad tildan de “saturación” y “racionalización de medios”, desde la Federación de empleados y empleadas de los Servicios Públicos de UGT de León lo consideramos incompetencia y desidia sobre la gestión del transporte sanitario, puesto que lo mismo que ocurrió durante la primera ola de la pandemia, aunque en menor grado, las ambulancias no urgentes tienen mucha menos carga de trabajo que antes de la llegada del COVID-19 a nuestras vidas. Prueba de ello, es la imagen tomada en el día de hoy, donde se observan un gran número de estos vehículos parados sin trabajo en el Complejo Asistencial Universitario de León.



La problemática se produce en el turno de tarde y de noche, donde el insuficiente número de vehículos provoca, por ejemplo, como ocurrieron los pasados 6 y 11 de noviembre, que se estén trasladando altas hospitalarias del Hospital Monte San Isidro a las 4 de la madrugada, o que los pacientes del servicio de urgencias esperen la ambulancia durante 12 horas o más. Estas incidencias, son producto en primer lugar del incumplimiento por parte de la empresa Samur León en lo referente al número de vehículos y horarios reflejados en el contrato de la provincia de León, donde debería haber 66 ambulancias a 24, 14 y 12 horas y no las hay, y en segundo lugar de la Gerencia Regional de Salud por no supervisar su cumplimiento.



Por otro lado, a raíz de la denuncia pública llevada a cabo por este sindicato el pasado 15 de octubre ante la escasez de recursos en la provincia de León, la Junta inventó y contrató 4 ambulancias para el COVID-19 “low cost” sin conductor. Estas ambulancias dotadas con solamente un Técnico en Emergencias Sanitarias (la mitad del equipo sanitario), solo sirven para agilizar los tiempos de limpieza y desinfección de las que ya existían, no funcionando de manera autónoma, puesto que el Técnico conductor es el mismo que el de los Soportes Vitales Básicos de Eras de Renueva, José Aguado y San Andrés del Rabanedo. Por lo tanto, no se amplían recursos, sino que se contratan Técnicos en Emergencias Sanitarias para limpiar ambulancias, denigrando su profesión. Más del 80% de la jornada de trabajo se encuentran parados sin poder ser útiles frente a la pandemia.



También se ampliaron a 24 horas los Soportes Vitales Básicos de San Andrés del Rabanedo y Benavides de Órbigo, a pesar de no no llevar a cabo ni una sola contratación de personal, aumentando más si cabe su estrés y carga de trabajo, y despreciando al mismo tiempo a las poblaciones de Mansilla de las Mulas, Puente de Domingo Flórez, Babia y Omaña, al continuar negándoles el servicio nocturno de la ambulancia de emergencias.



Finalmente, y a modo de agradecimiento por los servicios prestados durante la pandemia, la empresa Samur León, perteneciente al Grupo Ambuibérica, no renueva el contrato a varios Técnicos de Emergencias Sanitarias de la capital leonesa, que al acabar su contrato en prácticas ya no son rentables, y cuyos puestos de trabajo serán cubiertos por personal de nuevo en prácticas, haciendo que la rueda de su negocio continúe girando, sin importarle en absoluto la gran labor que han realizado, ni la calidad asistencial que se presta, puesto que la experiencia adquirida en estos años, será de nuevo desaprovechada en favor de la rentabilidad empresarial.



Tanto la nefasta gestión de la Junta de Castilla y León, como el laxo control realizado sobre el transporte sanitario de la provincia, provocan que desde

la Federación de empleados y empleadas de los Servicios Públicos de UGT de

León exijamos a la Consejería de Sanidad que:



• Revierta la orden de privar de ambulancias y del derecho a una asistencia de calidad, a los ancianos de la residencia de mayores.



• Requiera a la empresa concesionaria el cumplimiento del contrato de transporte sanitario, tanto en el número de vehículos como en las horas de disponibilidad.



• Dote de Técnicos conductores las ambulancias COVID-19, y apuesten por un servicio de calidad.



• Instaure el horario nocturno en los Soportes Vitales Básicos de La Magdalena, Puente de Domingo Flórez y Mansilla de las Mulas, dispensándoles a sus habitantes el mismo trato que al resto de leoneses y leonesas.



• Demande a la empresa Samur León la renovación de los contratos de los Técnicos de Emergencias Sanitarias cuyo esfuerzo y sacrificio durante la pandemia ha sido y sigue siendo encomiable.