Zamora

Abierto el parque infantil de La Lobata, diseñado por los niños del programa 'Soñando Parques'

20 marzo, 2021 11:11

Con un animado partido de petanca, hoy ha entrado en funcionamiento la nueva área infantil situada en el camino de la Lobata, en el barrio de San José Obrero, Una instalación singular porque ha sido diseñada por los niños y niñas que participaron en los talleres infantiles de arquitectura "Sañando Parques", y que de esta forma ven materializado su proyecto de pequeños arquitectos. Un total de 64 alumnos de 6ª de primaria de los colegios Juan XXIII, Riomanzanas y Nuestra Señora del Rocío participaron el pasado año en estos talleres infantiles, dirigidos por el arquitecto Alberto Alonso, que tenían como objetivo el diseño de un nuevo parque infantil para el barrio.

Para ello se aprovechó un espacio de zona verde y arbolado situado entre el camino de al Lobata y la calle Cierva, que contaba con un pequeño paseo dotado de bancos y papeleras, pero carente de juegos infantiles. El proyecto ha sido redactado por los técnicos municipales basándose en las iniciativas planteadas por los niños y niñas participantes en los talleres, y ejecutado por la Concejalía de Obras, Urbanismo y Medio Ambiente, con un presupuesto de 30.000 euros.

El parque dispone de dos espacios de juegos diferenciados en función de las edades de los niños. Uno de ellos para menores de 6 años, que ocupa una superficie de un centenar de metros, y otro de más de 500 metros cuadrados para los mayores hasta los 14 años. El conjunto se complementa con una pista de petanca, que ha servido a los integrantes del Club de Petanca Viriato para jugar hoy su primer partido a modo de acto inicial de apertura, al que asistieron los concejales Diego Bernardo y Christoph Strieder.

De esta forma el barrio de San José Obrero, que es uno de los más poblados de la ciudad, cuenta con un nuevo espacio infantil situado en el extremo noroeste del barrio, entre la zona residencial y el polígono de la Hiniesta; así como una pista de petanca que permitirá a los aficionados practicar su deporte favorito, sin tener que desplazarse hasta las pistas de los Tres Arboles, situadas prácticamente al otro extremo de la ciudad.