Zamora

"Cuentas, cuentos y realidades sobre la conversión en Autovía de la N-122 en Zamora"

8 febrero, 2021 12:57

Desde la Coordinadora Rural Zamora han hecho púbica una investigación sobre la asignación presupuestaria de los Presupuestos Generales del Estado para la conversión de la nacional 122 en autovía en el tramo Zamora-Frontera portuguesa durante los últimos 16 años. Desde la formación destacan en su estudio que "llama la atención" que en este periodo se hayan presupuestado más de 22 millones de euros para realizar esta autovía, "sin que se haya empezado a construir".

A continuación reproducimos su investigación íntegra:

Cuando hace un par de meses desde la Coordinadora Rural Zamora estábamos revisando con decepción los Presupuestos Generales del Estado para realizar enmiendas, hubo un detalle que nos llamó la atención. Las partidas de gasto correspondientes a los cuatro tramos en los que se dividió la conversión en autovía de la Nacional 122 tienen una codificación de 2008. ¿Qué significa esto? Significa que a partir de 2008 ya había partidas en los presupuestos para realizar la inversión. Por lo tanto, cuando nos dijeron que los presupuestos de 2021 eran muy importantes porque se incluían partidas, aunque fueran mínimas para llevar a cabo esta infraestructura tan necesaria para la provincia de Zamora, se trataba de un cuento ya que haciendo un análisis más profundo se descubre que los Presupuestos Generales del Estado llevan incluyendo fondos para la conversión en autovía de la Nacional 122 desde hace 16 años. 



Llegado este punto, es hora de empezar con las cuentas, las cuentas públicas de los Presupuestos Generales del Estado. Tras una labor de investigación en los diferentes presupuestos anuales encontramos las primeras partidas presupuestarias para la nacional 122 ya en 2005. En concreto, para el periodo 2005-2009, las asignaciones presupuestarias fueron las que se muestran en la tabla siguiente, teniendo en cuenta que los datos se expresan en miles de euros.

La primera mención presupuestaria aparece ya en 2005 con el proyecto llamado “AUTOVIA ZAMORA-FRONTERA PORTUGUESA. (EI)” con una cuantía importante de 2.520.000€. 



A partir de entonces mínimas dotaciones hasta 2009. En el año 2009, es cuando por primera vez se divide todo el trayecto de la autovía en cuatro tramos con una dotación presupuestaria inicial de 600.000 euros a cada tramo. En total, sumando todas las partidas, en este periodo inicial de 5 años se presupuestaron 5.160.000€. A partir de 2010, salvo una pequeña cuantía de 10.000€ en el año 2010 al proyecto “AUTOVIA ZAMORA-FRONTERA PORTUGUESA. (EI)”, el resto de las asignaciones presupuestarias para la conversión en autovía de la nacional 122 seguirá el modelo de cuatro tramos: A-11 TRAMO: RONDA NORTE DE ZAMORA – RICOBAYO, A-11 TRAMO: RICOBAYO – FONFRÍA, A-11 TRAMO: FONFRÍA – ALCAÑICES, A-11 TRAMO: ALCAÑICES - FRONTERA CON PORTUGAL. El desglose anual de las asignaciones presupuestarias es el siguiente:





Como se aprecia en la tabla, las partidas presupuestarias han tenido una cuantía variable, desde los 5.088.420€ del año 2010 a las ínfimas partidas de los años 2013 y 2014. Haciendo los cálculos totales, en el periodo 2010-2021 se obtiene una inversión global (presupuestada) que supera los 17 millones de euros, en concreto 17.099.710€. 



Por lo tanto, si sumamos la inversión global presupuestada para la conversión en autovía de la nacional 122 en el tramo Zamora-frontera con Portugal desde 2005 a 2021 obtenemos una cantidad superior a 22 millones de euros, en concreto 22.259.710€. 



Con las cifras en la mesa cabe preguntarse ¿Qué se ha hecho con esa inversión de más de 22 millones de euros? ¿Cuáles son las realidades en las que se ha transformado ese dinero? 



Para las personas que día a día circulan por esa carretera es evidente que no hay ninguna realidad, la autovía sigue sin empezar a construirse. En el plano burocrático, existe una realidad desalentadora, la declaración de impacto ambiental solicitada en 2007 caducó 2012 ya que en ese periodo de 5 años y pese a que se presupuestaron casi diez millones de euros para realizar la autovía, ninguna obra fue iniciada en la misma. La duda surge de nuevo ¿Qué fue de ese dinero? Posteriormente se solicitó una nueva declaración de impacto ambiental en octubre de 2017, siendo otorgada en octubre de 2018. ¿y ahora qué? Aunque la Administración informa que se está trabajando en los proyectos de trazado, estos no terminan de realizarse pese a la inversión de casi nueve millones de euros realizada desde 2013. En este aspecto, hay que tener en cuenta que la nueva declaración de impacto ambiental caducará en 2023. 



Poniendo todos los datos encima de la mesa, resulta difícil entender como tras 16 años y más de 22 millones de euros presupuestados para la Nacional 122 no tengamos prácticamente nada de la misma (una declaración de impacto ambiental y unos proyectos de trazado no finalizados). Y no será porque durante estos 16 años no hemos escuchado promesas políticas. Basta con tirar un poco de hemeroteca para ver el cuento político asociado a la Nacional 122. Una promesa permanente en las campañas electorales y en las reivindicaciones de los partidos cuando están en la oposición, que sin embargo cuando llegan al gobierno se ralentizan o paralizan. 



Y mientras tanto, si miramos a nuestros vecinos portugueses vemos que con ellos el cuento cambia. Portugal muestra las realidades. Su realidad es que ya hace años que conectaron con autovía y autopista Oporto con la frontera española. Tal fue su implicación que incluso con una orografía más complicada que la española construyeron el mayor túnel ibérico, 'O Túnel do Marão' de 5625 metros. En esta comparación, resulta bochornoso contrastar la implicación de los gobiernos portugueses con su territorios con el abandono al que someten los gobiernos a nuestra tierra. 



Sin embargo, es esta comparativa la que más nos puede beneficiar, ese cuello de botella que nos ha provocado Portugal es uno de los factores más evidentes que muestran la necesidad de realizar esta inversión de una vez. Esta vía internacional que Portugal ha conectado a alta velocidad desde Oporto hasta la frontera y que la pasividad de los gobiernos de España no es capaz de unir en un tramo de 80 kilómetros pide a gritos que desde la Unión Europea tomen medidas vía financiación. Parece que así será, que serán fondos europeos los que tengan que financiar lo que los presupuestos españoles no han querido hacer en 16 años. Esperemos que así sea, que sea Europa quien acabe con este largo cuento haciéndolo realidad.