Zamora

El Ayuntamiento de Benavente se sume en el dolor por el atropello mortal a un pequeño de tres años

16 diciembre, 2020 12:02

Una noticia que ayer devastaba a la ciudad de Benavente. Un niño de solo tres años fallecía tras ser atropellado por un turismo entre la avenida El Ferial y la calle Agujero de San Andrés. Nada pudieron hacer los sanitarios por su vida, y el propio alcalde de Benavente, Luciano Huerga asistía a la triste escena, mientras Policía Municipal, Bomberos y Sacyl intentaban reanimar al pequeño. 

Ahora Benavente amanece sumida en la más absoluta de las tristezas y el Consistorio solo puede mostrar su apoyo a las familias implicadas en este triste suceso. "Ha sido una terrible fatalidad", explicaba el concejal de Seguridad Ciudadana, Fernando Marcos a Noticiascyl Zamora. Y es que, desde el año 1997 no se producía un accidente en ese mismo punto, y quiso el destino que con circunstancias similares, ambién con otro menor implicado.

Un dolor que el alcalde de Benavente ha querido expresar a través de sus redes sociales anoche y que ha conmovido a muchos vecinos de la ciudad:

Hoy ha sido un día muy triste en todos los aspectos: humano, personal e institucional tras vivir lo que he vívido.



Esta tarde se ha producido un accidente trágico en la ciudad que ha tenido las peores y más trágicas consecuencias posibles y que ha sumido a la ciudad en una profunda tristeza y pena.



Nada se pudo hacer por los agentes de la autoridad y el personal médico para salvar la vida del niño, por eso quiero transmitir nuevamente a sus padres y familiares mi más sentido pésame. Nada de lo que les podamos decir podrá mitigar estos días su pena y su dolor, pero al menos queremos que sepan que les acompañamos profundamente en su dolor y pesar.



He pasado una tarde terrible, y me consta que los agentes y el personal médico que acudió también lo han pasado y lo están pasando muy mal al no poder hacer nada para intentar remediar el fallecimiento del chiquillo, pero no puedo dejar de agradecer públicamente el trabajo y la labor de los agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil, así como del personal sanitario que allí estuvo intentándolo todo para salvar su vida, para al menos intentar sentirme algo mejor.



Todas las muertes son tristes pero las de los niños aún más, son traumáticas e impactantes.