Zamora

La Junta y la Diputación unen fuerzas para invertir 8 millones de euros en nuevas depuradoras para estos 15 pueblos de Zamora

10 diciembre, 2020 15:25

El protocolo de actuación firmado con la Junta de Castilla y León prevé una inversión estimada de 8 millones de euros. La Institución Provincial consignará 500.000 euros en el Presupuesto del 2021 para iniciar las obras en los municipios que sea posible el próximo año.

El grupo de trabajo para la depuración de aguas en poblaciones de 500 a 2.000 habitantes equivalentes de la provincia de Zamora, formado por representantes de la Diputación Provincial y la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ,ha mantenido hoy una reunión vía telemática en la que la Institución Provincial ha informado de las 15 propuestas que ejecutará con cargo al programa de trabajo establecido entre ambas administraciones, y que prevé una inversión inicial estimada de 8 millones de euros en los próximos años.

El vicepresidente primero de la Diputación de Zamora, José María Barrios Tejero, y el vicepresidente tercero y diputado de Obras Municipales y Medio Ambiente, Javier Faúndez Domínguez, han informado que estas obras de depuración se ejecutarán en los ayuntamientos de La Bóveda de Toro, Villlabuena del Puente, Fuentelapeña, Manganeses de la Polvorosa, Montamarta, Santibáñez de Vidriales, Castrogonzalo, El Perdigón, Quiruelas de Vidriales, Burganes de Valverde, Villardeciervos, Fuentes de Ropel, Mombuey, Carbajales de Alba y Villamayor de Campos.

A estas localidades se suman las de Alcañices (en obras actualmente), Villamor de los Escuderos (adjudicada) y Peleagonzalo (redacción avanzada del proyecto y próxima licitación).

Estas actuaciones se ejecutarán en función del protocolo firmado a comienzos del pasado mes de octubre entre la Junta de Castilla y León y la Diputación de Zamora para la implantación de un programa de depuración de aguas residuales urbanas en municipios de entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes (censo INE, industrias y población estacional).

Este acuerdo es un ejemplo de colaboración institucional que contará con una inversión estimada de 8 millones de euros, financiados por la Junta de Castilla y León (40 por ciento), Diputación de Zamora (40 por ciento) y los ayuntamientos que se adhieren voluntariamente (20 por ciento restante).

Los ayuntamientos podrán realizar sus aportaciones en un periodo de cuatro anualidades sin intereses o financiarlas a 25 años.

José María Barrios ha adelantado que la Diputación destinará 500.000 euros en los presupuestos del 2021 para comenzar las obras ese mismo año en algunos de los municipios seleccionados.

La redacción de los proyectos de obra correrá a cargo de la Administración Regional, sin coste alguno para los ayuntamientos, tal y como ha apuntado Javier Faúndez Domínguez, quien ha añadido que en la provincia de Zamora se adoptará la construcción de plantas de macrofitas (combinación de Tanques Imhoff con humedal artificial) como modelo homogéneo de depuración de aguas residuales para las actuaciones programadas.

Del mismo modo, ha destacado que con estas obras se resuelven las problemáticas comunes de estos municipios para evitar las sanciones de la Confederación Hidrográfica del Duero por vertidos inadecuados o revocación de vertidos, y los derivados de la imposibilidad de desarrollo urbanístico al no contar con la depuración adecuada, lo que supone en muchos casos un impedimento a la instalación de industrias en el medio rural.

Finalmente, ha concluido que el acuerdo con la Junta de Castilla y León garantiza el mantenimiento de las instalaciones por un periodo de 25 de años, prorrogable por otros 15, que correrá a cargo de Somacyl (Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León S.A.).

El protocolo de actuación para la depuración de aguas residuales en la provincia de Zamora es fruto de más de seis meses de reuniones de trabajo de los técnicos de la Diputación y decenas de reuniones con los responsables de los ayuntamientos.