Zamora

Ecologistas en Acción denuncia "los graves problemas y la falta de control público" sobre la cantera de Manzanal de Arriba

4 diciembre, 2020 13:37

En las últimas semanas, la cantera de extracción de piedra de Manzanal de Arriba situada en el valle de la Zapatera ha reiniciado su actividad abriendo nuevos filones y extendiendo los límites del área afectada. 

La situación de la cantera ha sido denunciada en reiteradas ocasiones por su proximidad a un área habitada, el trasiego de camiones con grandes bloques de piedra atravesando el pueblo de camino al almacén, la peligrosidad de la misma -al situarse al borde de un camino de paso a fincas particulares-, así como las afecciones resultantes de las explosiones, desprendimientos, posible contaminación de aguas subterráneas y por todos los residuos generados. Todo ello en un valle de un gran valor medioambiental. 

A esto se suma la inexistencia de información disponible sobre la legalidad de la cantera. En varias ocasiones se ha solicitado al Ayto. de Manzanal de Arriba información sobre el supuesto contrato de alquiler que ha de tener la cantera, ya que se sitúa en dominio público, así como los permisos pertinentes, teniendo en cuenta que las ordenanzas municipales no regulan la existencia de la cantera, y sin que que haya habido respuesta alguna, lo cual ha conducido a la realización de una reclamación ante el Procurador de lo Común, al considerar que se está negando el derecho a la información en asuntos públicos. 

En esta reclamación al Comisionado de Transparencia se recordaba que con fecha 17 de agosto había sido remitida la petición de la Ordenanza reguladora de la actividad de extracción de piedra, así como los contratos en vigor y el abono de los correspondientes tributos. 

Así mismo, se ha solicitado a la Dirección General de Energía y Minas una investigación sobre la mina, que desconocemos si se está llevando a cabo, y una petición de información en relación a la declaración de impacto medioambiental y a la obligación de restitución cuando la concesión termine. 

Se da la circunstancia, por último, de que la cantera figura en el registro de minas con una extensión de 8 hectáreas, pero las coordenadas del registro no corresponden a la situación real de la mina, existiendo una diferencia de casi 500 metros de distancia, lo cual podría constituir una grave irregularidad. 

La cantera se abrió en 2001, y el próximo 19 de diciembre se cumplirán 20 años desde su solicitud de explotación; sin embargo, nunca como ahora se había observado tanta actividad, lo cual podría hacer sospechar que la concesión se acerca a su fin, si bien al no existir más datos, ni siquiera esto se puede saber a ciencia cierta a día de hoy.