Zamora

Eva Revuelta se cuelga el bronce en el Torneo Internacional Villa de Avilés

27 octubre, 2019 21:15

Fin de semana largo, fructífero y lleno de mucho judo vivido por el equipo Judo-Caja Rural de Zamora, que en esta ocasión estaba formada únicamente por Judocas pertenecientes al club Judo Morales.

Este pasado fin de semana tuvo lugar el XIX trofeo Internacional Villa de Avilés,  dentro del circuito de copas de España, en la categoría de Súper Copa, con más de 2.000 judocas de toda la geografía Española y de los países de Portugal, Francia, Grecia, Holanda y hasta de EEUU, de lo que se deduce el grandísimo nivel de este campeonato.

Los cadetes de la expedición zamorana Miriam Silvares, Mario Rodríguez y Eva Revuelta no pudieron participar en su categoría por motivos ajenos a nosotros e impuestos por la organización, teniendo que tomar dos decisiones: la primera que compitieran en la categoría superior (junior), y la segunda que por decisión técnica Miriam no compitiera pues es de 1º año de cadete y es demasiado joven para competir en el junior.

Empezaron el viernes con el pesaje y recogida de acreditaciones donde no tuvieron ningún problema y ya el sábado fue turno para la competición de los junior, Mario Rodríguez que no solo tenía el hándicap de competir con gente mayor que él, además competiría en dos categorías de peso superiores, pues Mario compite en -50kg y el peso mínimo en junior es de -60kg (10kg le sacaban), a pesar de todo, Mario realizó unos combates maravillosos, cayó en segunda ronda y no pudo entrar en repesca.

La gran alegría llegó de manos de Eva Revuelta en -52kg, que consiguió colgarse la medalla de bronce en este reconocido y prestigioso campeonato Internacional, siendo la única judoca de Castilla y León en subir al pódium en la categoría junior. Empezó por la senda de la victoria hasta que se cruzó con la actual subcampeona de España en cuartos de final, entrando en la repesca y  pudiendo optar al bronce, supo volver a meterse en la competición y realizando un judo de muy alto nivel y calidad fue superando combate tras combate hasta conseguir ese bronce que sabe a gloria.

El domingo llegó el turno a los infantiles del club Judo Morales, Sergio Rodrigo y Rubén Rodríguez que también dejaron sensaciones muy buenas, aunque esta vez no les acompañó la suerte.

Sergio Rodrigo en -38kg, cayó en segunda ronda sin poder entrar en la repesca al igual que su compañero Rubén Rodríguez en -42kg, que por una decisión arbitral muy errónea no pudo seguir en la competición,  pese a la reclamación no se pudo dar marcha atrás en esa decisión.

Una vez más, el judo zamorano sigue dando alegrías y demostrando que sea la competición que sea siempre está luchando por los primeros puestos.