Valladolid

Vecinos del Valle Esgueva se organizan para paralizar la "desmedida avalancha" de proyectos fotovoltaicos "

5 agosto, 2021 09:26

La Plataforma Vecinal Defensa Valle Esgueva ha iniciado una serie de movilizaciones por lo que consideran “una desmedida avalancha de proyectos fotovoltaicos especulativos” que les impedirían mantener “la calidad de vida y salud de las personas, la diversidad biológica, el paisaje, y unas energías renovables racionales y sostenibles”.

Los vecinos de la zona han decidido organizarse porque “quieren seguir viviendo en el entorno paisajístico natural que representa el Valle Esgueva y su entorno” y han criticado, a través de un comunicado, que “solo en Renedo de Esgueva hay planteados seis proyectos de energía solar fotovoltaica en diferentes fases, cuatro de ellos están en tramitación, uno en ejecución y el sexto ya es una realidad”. Además, los proyectos llevarán consigo líneas, torres de alta tensión y varias subestaciones que atravesarán el páramo visibles desde Renedo. Cerca de 500 hectáreas podrían ser ocupadas, con una producción total de 200 MW.

Desde la Plataforma han criticado que “en contra de lo que se nos vende, sabemos que esta invasión no va a generar ningún beneficio ni económico, ni de empleo, ni de ahorro energético”.

La asociación ha instado al Ayuntamiento de Renedo, tal y como permite la Ley, a que revise la licencia del proyecto que está ejecutando sobre el páramo, y lo paralice. Además de oponerse a todos los demás proyectos en tramitación.

Consideran que son proyectos disfrazados de 'verde' que tienen una finalidad meramente especulativa, infringen la normativa urbanística, las directrices de ordenación del territorio y afectan a zonas de sensibilidad de aves mesetarias.

Asimismo, desde la plataforma se ha aclarado que desde que han tenido conocimiento de estos proyectos, se han puesto manos a la obra con la recogida de firmas, así como informando, mostrando su descontento, asistiendo a plenos del Ayuntamiento, preparando alegaciones y poniéndolas a disposición de quien quiera registrarlas.

Comenzaron a organizarse sin conocimientos técnicos, ni jurídicos, y sus primeras alegaciones estaban planteadas desde el amor al paisaje y la naturaleza. Pero ahora se han especializado, cuentan con apoyo legal y cada vez más personas se están sumando a esta defensa del territorio.