Valladolid

Denuncian la muerte por envenenamiento de milanos reales en la provincia de Valladolid

7 mayo, 2021 12:27

El colectivo WWF y la Asociación para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid (ACENVA) han denunciado la mortandad de milanos reales en la provincia de Valladolid por envenenamiento.

La denuncia se produce tras el año de seguimiento de dormideros de milano real realizado para detectar posibles casos de envenenamiento durante los meses de marzo y abril. Los resultados del estudio constatan el hallazgo de por lo menos ocho milanos reales muertos, algunos con claros síntomas de envenenamiento, en distintas comarcas de la provincia de Valladolid.

La Junta de Castilla y León había suspendido el aprovechamiento cinegético para facilitar la recuperación de la fauna afectada en la zona. Sin embargo, las ONG entienden que hay que renovar las medidas recuperadoras y aplicarlas con mayor rigor en las áreas donde aparecen muertos milanos reales de forma reiterada.

En este momento, todos los casos de los milanos reales muertos en Valladolid se encuentran además en fase de investigación pericial y policial. Tanto ACENVA como WWF España esperan que se pongan los mejores medios de investigación disponibles para descubrir a los autores de estos delitos, tal y como reflejan a través de un comunicado recogido por Europa Press.

El milano real es una de las especies más afectadas por el uso ilegal de cebos envenenados y se encuentra catalogado en peligro de extinción en España y prácticamente ha desaparecido como reproductor en la provincia de Valladolid, mientras que todavía conserva una población relevante en invernada.

Actividades como este seguimiento de dormideros son, a juicio de WWF y ACENVA, esenciales para detectar casos como este, así como el marcaje de individuos y otras actuaciones adecuadas de prevención y detección de estos casos por parte de la administración.

En caso de encontrar fauna protegida herida o muerta, las organizaciones recuerdan no tocar nada y avisar al 112 para que los agentes medioambientales o el Seprona recojan los animales.