Valladolid

La Diputación de Valladolid contesta a los sindicatos y garantiza el mantenimiento de la calidad asistencial de sus Centros Residenciales

3 mayo, 2021 15:49

Ante las críticas vertidas por los sindiatos UGT, CSIF y CCOO sobre la rebaja de los mínimos de la calidad asistencial en los centros residenciales dependientes de la Diputación de Valladolid, el equipo de Gobierno de la institución ha respondido que éstos "superan ampliamente" la ratio mínima de personal y ha garantizado el mantenimiento de la calidad asistencial.

Según ha subrayado a través de un comunicado remitido a Europa Press, los centros residenciales dependientes de la Diputación de Valladolid cuentan a día de hoy con 90 residentes menos que antes de la pandemia de COVID-19, mientras que la plantilla de TCAEs (Auxiliares de Enfermería o Clínica) se ha incrementado en 15 personas.

En el caso del Centro Residencial Doctor Villacián, la ratio marcada por la normativa vigente sería de 27 TCAEs para atender a los 95 residentes, y la plantilla actual es de 87 auxiliares de clínica.

Por lo que se refiere al Centro Residencial Cardenal Marcelo, donde la ratio vigente exigiría una plantilla de 42 trabajadores para 155 residentes, la plantilla actual alcanza los 74 trabajadores.

Como ejemplo, la RASVA de la Junta de Castilla y León cuenta con 121 auxiliares trabajadores para atender 294 residentes, mientras la Diputación de Valladolid, para atender a 250 residentes, cuenta con una plantilla de 161 TCAEs, apunta la Diputación, que a lo largo de la pandemia ha contratado a 68 trabajadores como refuerzo de la plantilla de auxiliares de clínica.

Asimismo, tiene prevista la realización de 30 nuevos contratos en los próximos meses para garantizar la cobertura de los servicios durante el período de vacaciones de los trabajadores de los centros residenciales, según apunta en su comunicado.

Además, ha explicado que desde el pasado mes de febrero "se ha intentado negociar con los sindicatos la confección de los nuevos calendarios laborales, adaptados a la nueva realidad de los centros", sin que "en ningún caso los nuevos calendarios supongan que la cobertura del servicio se equipare a las ratios mínimas marcadas por la normativa vigente", una negociación "rechazada de plano por los sindicatos".

Por todo ello, la Diputación "rechaza absolutamente" las acusaciones vertidas por los sindicatos, al tiempo que ha transmitido un "mensaje de tranquilidad" a los residentes y a sus familiares.