Valladolid

El sueño de unos amigos para disfrutar del tapeo, los cafés y las copas en Valladolid

15 marzo, 2021 09:05

En un momento crítico para emprender cualquier tipo de negocio, un grupo de amigos se han reunido en Valladolid para poner en funcionamiento ni más ni menos que un bar, con lo que está lloviendo en el sector hostelero, que se ubicará entre las calles Torrecilla y Cadenas de San Gregorio y que llevará el nombre de: ‘Bar Zascandil’.

Alberto, del ‘Café Tacuba’, Leticia, de ‘La Parrockia’, Míchel y Sonia de ‘Les Paul’, Pablo de ‘Marea’, así como Miguel, trabajador del sector hostelero, Daniel, ex camarero de La Porronería, y Marta, ex camarera del Babalá, se unen para ofrecer desayunos, tapeo, cafés y copas a los vallisoletanos, siempre con todas las medidas de seguridad contra la COVID-19 en estos tiempos tan convulsos en el que parece el final de la tercera ola con la vista puesta en una posible cuarta.

Charlamos con Alberto, del ‘Café Tacuba’ que nos cuenta todos los detalles de un proyecto que arrancará esta semana. "Probablemente la inauguración se produzca el miércoles o el jueves", añade nuestro entrevistado. 

Pregunta. La crisis por la COVID-19 lleva a la unión de los bares de copas de Valladolid. ¿Cuénteme cuál es la iniciativa que tienen en mente?



Respuesta. La iniciativa pasa por abrir un nuevo establecimiento hostelero y poder trabajar la terraza. Ya tiene nombre: ‘Bar Zascandil’. Llevamos tres meses y medio de obras para hacer un buen y bonito proyecto. Tendremos desayunos, tapeo, raciones, cafés y una amplia variedad de cervezas y copas.

P. ¿Cuántos bares se van a unir a esta iniciativa?



R. Cuatro bares más dos partes más en el negocio que han trabajado en el sector de la hostelería.

P. ¿Dónde va a estar ubicado?



R. El local está ubicado en el chaflán que une las calles Torrecilla y cadenas de San Gregorio. Frente a la Casa del Sol.

P. ¿Cuál es vuestro fin?



R. Esto nace para crear un proyecto colaborativo entre locales amigos. De este modo unificamos las zonas de cadenas de San Gregorio y Torrecilla con la calle Empecinado y San Martín. Nos encantó la ubicación del local y la idea. Esperamos que al igual que nos encantó a nosotros le encante a la gente. Hay mucho trabajo detrás de este proyecto.

P. Porque sus bares continúan funcionando, como pueden, ante las restricciones.



R. Las restricciones han hecho que los locales estuvieran cerrados y nos han generado problemas en las instalaciones. Algunos podemos abrir y otros aún no pueden. Pero por supuesto, los mantendremos abiertos. Cada uno tenemos nuestro proyecto particular, esto es algo común.

P. ¿Cómo ven la situación actual con la reapertura tras la eliminación de las restricciones desde el lunes?



R. Si mejora la situación sanitaria y nos llegan compensaciones por los cierres, esperamos que pronto podamos trabajar con un horario más amplio y mayor aforo. Así podremos sobrevivir si no está complicado.

P. ¿Cómo afrontan la Semana Santa?



R. Será nuestra primera Semana Santa con El Zascandil abierto. Con mucha ilusión y ganas de trabajar.



P. ¿Cómo está la situación actual de los establecimientos, bares de Valladolid?



R. La situación de los locales que tienen terraza, evidentemente, es mejor que la de los que no la tienen. El ocio nocturno también es, dentro del sector, el que más está sufriendo, ya que no es viable adaptar los locales sin salida de humos a trabajar por las mañanas. Por esto, la situación solo podemos calificarla como mala.

P. ¿Qué le pedirían a la administración?



R. Al Ayuntamiento, que agilice el pago de las ayudas ya que hay muchos negocios que aún no han cobrado. ¿Qué decir de la Junta? No ha aportado absolutamente nada en esta pandemia. Que ayuden también a nuestro sector. Al Estado que exija exoneraciones a las empresas que nunca pierden (eléctricas, telefónicas, gas natural, etc.). Si hay exoneraciones harán falta menos fondos públicos para ayudar al sector. Que dé compensaciones por cierres obligatorios y que se paguen el 100% de los ERTES. Recordamos que llevamos un año de pandemia y vemos cómo las administraciones son como un castillo de naipes, con un poco de presión no son capaces de ser resolutivas.

P. ¿Ven la “nueva normalidad” más cerca?



R. Queremos pensar que sí pero la verdad es que lo vemos lejos si nos referimos a aforos y horarios.