Valladolid

80 proyectos de la Diputación de Valladolid optarán a la financiación de los Fondos Europeos para transformar la provincia

10 marzo, 2021 11:53

La Diputación de Valladolid presentará, al menos, 80 proyectos para optar a la línea de ayudas europeas para la recuperación económica, con una inversión de 83 millones de euros.  El presidente de la institución provincial, Conrado Íscar, ha explicado las líneas maestras de los proyectos en los que la Diputación de Valladolid lleva trabajando desde noviembre en su diseño y elaboración a través de un equipo específico para su presentación con cargo a los Fondos Europeos de recuperación económica.  

Íscar ha destacado que la magnitud de la pandemia ha obligado a las administraciones a realizar un esfuerzo extraordinario y dar apoyo a los sectores más afectados, potenciando la recuperación y el mantenimiento del empleo. Como ha expuesto, un Comité de Seguimiento de Proyectos Europeos analiza la situación y eleva las propuestas de los proyectos con el fin de “poder optar al importante paquete de ayudas que se está desplegando desde la Unión Europea, no solo las que se canalizarán a través del programa Next Generation EU, sino también a través de otras ayudas procedentes de las líneas de financiación del nuevo Marco Financiero Plurianual 2021-2027”.

De todo ese trabajo previo se han seleccionado un total de 80 proyectos “que se han ido desarrollando y completando, siempre teniendo en cuenta que se trata de un ámbito abierto a sumar nuevos proyectos que pueden ser propuestos por las propias Áreas de la Diputación de Valladolid o por distintas entidades públicas o privadas”.

A falta de conocer los criterios de financiación definitivos tanto de la Unión Europea como del Gobierno de España, que se fijarán en las próximas semanas, la ejecución de todos estos proyectos supondría una inversión superior a los 83 millones de euros, por lo que, según Conrado Íscar “estamos ante una oportunidad única. Nuestro reto con la llegada de los fondos europeos es aprovechar esta tierra de oportunidades que tenemos, la provincia de Valladolid, y hacerla más sostenible, moderna, innovadora, digital, cohesionada, inclusiva e igualitaria”.

En este sentido, el presidente de la Diputación de Valladolid ha vuelto a reclamar al Gobierno de España que tenga en cuenta a las corporaciones locales a la hora del reparto de los Fondos Europeos “a través de criterios que sean, además, lo más transparentes posibles”.

8 EJES DE ACTUACIÓN

Todos los proyectos presentados se enmarcan en 8 ejes de actuación diseñados por el propio equipo de trabajo. De ellos, 6 están directamente vinculados al territorio, y los otros 2 con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Así, el primer eje hace referencia a la innovación y el uso de las tecnologías. El segundo se centra en la ciudadanía, con atención especial a los servicios sociales, el transporte, la movilidad y la gobernanza. El tercer eje se refiere a la agroalimentación. El cuarto al medio ambiente y la energía. El quinto al turismo gastronómico y enológico y el patrimonio. El sexto eje se centra en la promoción económica y la creación de empleo. El séptimo eje se refiere a la Administración para el siglo XXI. Y, por último, el octavo eje se centra en recoger las propuestas de colaboración público-privadas con otras organizaciones, entidades y empresas.

Conrado Íscar ha señalado que “se trata de aprovechar la financiación europea para modernizar la economía de la provincia, crear empleo, rejuvenecer el tejido productivo y ello atendiendo a las directrices que fija el plan para una España verde, digital, sin brechas de género y cohesionada en el marco de las diez políticas palanca incluidas en el Plan de Recuperación Nacional”.

OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

Se trata, en definitiva, de apostar por el desarrollo de actuaciones “que se enmarquen en la agenda rural y de lucha contra la despoblación; la transición energética inclusiva; la modernización y digitalización del tejido industrial y de las pymes; la recuperación del turismo y el impulso del emprendimiento en nuestro territorio; la apuesta por la ciencia e innovación en colaboración con las Universidades, así como por la educación y el conocimiento vinculado a nuestros recursos endógenos; propiciar una nueva economía de los cuidados; y llevar a cabo una apuesta firme y decidida por las políticas de empleo”.

Todas estas actuaciones se van a enmarcar, además, en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible “que se convierten así en objetivos de las políticas y estrategias de la Diputación de Valladolid y, todo ello, mediante la acción concertada y la búsqueda de alianzas público-privadas, una de las ideas fuerza que enmarca la búsqueda de financiación mediante la llegada de los Fondos Europeos”.

Asimismo ha señalado que, a falta de conocer los criterios definitivos de reparto de los fondos y de financiación de los proyectos, la Diputación de Valladolid dispone ya “de un plan de actuación que propone un nuevo modelo de provincia para el futuro inmediato y una administración provincial del siglo XXI que prestará servicios de manera inteligente, transparente y eficaz”.

Conrado Íscar ha asegurado que la llegada de la financiación procedente de la Unión Europea es una oportunidad única y ha concluido que “nuestro reto es aprovechar la llegada de los fondos europeos para transformar  esta tierra de oportunidades que tenemos, la provincia de Valladolid, y hacerla más sostenible, moderna, innovadora, digital, cohesionada, inclusiva e igualitaria.