Valladolid

UGT critica la “pésima” organización del cribado realizado a la plantilla del servicio de ayuda a domicilio de Valladolid con "aglomeraciones" y "esperas de 3 horas"

12 febrero, 2021 13:48

En la reunión mantenida por el Comité de Salud Laboral del Servicio de Ayuda a Domicilio de Valladolid (UTE-SAD Ayuntamiento de Valladolid Lote 1), la Delegada de Prevención de UGT, Mª del Mar del Valle, ha trasladado a los responsables “la indignación existente ante el “auténtico despropósito” del que fueron víctimas las personas que integran la plantilla del SAD Valladolid”.

El hecho causante de esta queja fue la realización de un cribado de antígenos para el que se dio cita a 200 personas y cuya “pésima” organización provocó una aglomeración totalmente innecesaria y que, incluso, alertó a la Policía. Además, ha continuado relatando la delegada de prevención de UGT en SAD Valladolid, “se produjeron desplazamientos desde pueblos próximos y esperas de hasta 3 horas, lo que afectaba al cumplimiento del toque de queda de las 20:00 horas decretado por la Junta”. “Y la guinda fue que hubo personas que tuvieron que regresar a sus hogares sin haberse hecho el cribado”, remató la representante sindical.

También ha incidido en “las malas maneras de la empresa que considera suficiente el haber trasladado sus disculpas en la reunión del Comité de Salud Laboral y echa balones fuera responsabilizando a los trabajadores”. En este sentido, Del Valle ha explicado que desde la empresa se escudan en el carácter voluntario del cribado, lo cual no es cierto porque se les citó, y en que los trabajadores no respetaron la hora de cita, lo que también es incierto porque nadie llegó antes de la hora que tenían marcada. Esta explicación también sirve cuando le hemos pedido una compensación por las horas perdidas, una compensación que en ningún momento hemos planteado que fuera de carácter económico”.

Otra de las quejas expresadas por Mª del Mar del Valle como Delegada de Prevención de UGT en SAD Valladolid ha sido “la escasez de material de protección que la empresa reparte entre la plantilla”. En este sentido ha señalado que “el reparto de mascarilla se hace con cuentagotas y sin atender a las recomendaciones sanitarias” ya que “las mascarillas FFP2 solo nos las dan en casos muy puntuales y no tienen que cuenta que nuestro trabajo con personas dependientes y grandes dependientes impide que podamos mantener la distancia de seguridad establecida por las autoridades sanitarias”.

Este comportamiento sigue poniendo de manifiesto “la escasa, por no decir nula, atención que la empresa presta a la prevención de riesgos laborales, lamentó la representante de UGT en SAD Valladolid.