Valladolid

Puente considera "difícil" que la ciudadanía "entienda y cumpla" al permitir eventos como el concierto de Raphael

21 diciembre, 2020 18:53

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha considerado que es "difícil" que la ciudadanía "entienda y cumpla" determinadas decisiones si ve que algunas instituciones permiten eventos como los conciertos que ha dado Raphael en Madrid con 5.000 espectadores mientras no se puede ir a un estadio de fútbol o en otras comunidades hubo que suspender conciertos con "75 personas".

Así lo ha señalado Óscar Puente este lunes al ser preguntado, en rueda de prensa, sobre la polémica que ha suscitado este fin de semana los conciertos que ha dado el artista Raphael en el pabellón Wizink Center de Madrid con unos 5.000 espectadores en sus dos sesiones.

"No digo que ni esté bien, sino que si eso está bien hay algo que falla. Que en un estadio de fútbol con 25.000 asientos, al aire libre, en este momento no pueda entrar nadie y en un espacio cerrado entren 5.000 personas es difícil de entender", ha reflexionado el regidor socialista.

En este sentido, ha añadido el alcalde vallisoletano, los espectadores de los conciertos del artista jienense "pueden estar ordenados" y separados, "pero a la salida y entrada se producirán interaciones que no son las mejores y por eso entiendo que se prohiben los partidos con público en los estadios.

Puente ha asegurado que es una duda que tiene "como ciudadano y como alcalde", porque considera que "la coherencia y homogeneidad en ciertas decisiones" ayudaría a que la población "entienda y cumpla" las medidas.

Así, ha señalado casos que no ve coherentes como que el pasado mes de septiembre en Valladolid, "con cifras de contagios inferiores a las que hay ahora en Madrid" la Junta impedía organizar conciertos con 75 personas en "patios con capacidad para 1.000".

Por ello, Puente cree oportuno que las autoridades sanitarias responsables den explicaciones "en todas las circunstancias", porque los ciudadanos "al final no saben a qué atenerse" y las administraciones son "unos mandados" que "a veces" no saben "cómo justificar o exigir a los ciudadanos que cumplan determinadas cosas".