Valladolid

Tan grande como la ilusión de ‘El Niño’

9 diciembre, 2020 09:25

“Aunque los ingresos hayan descendido notablemente puedo seguir abriendo mi negocio cada mañana”, asegura Julio Manuel Díez Molpeceres, titular de la Administración de Loterías Nº 18 ‘El Gato Negro’, que se ubica en plena Plaza Mayor de Valladolid.

Julio, de 53 años y al mando de dicha administración desde el 26 de febrero de 2018, repartió el pasado 6 de enero ni más ni menos que 100 boletos con premios de 25.000 euros al décimo, el 26.706, valorados en 2,5 millones de euros en el Sorteo de ‘El Niño’.

Casi un año después hablamos con él para saber cómo le ha cambiado la vida el hecho de repartir el premio, también como está afectando la pandemia y cómo van las ventas con el Sorteo Extraordinario de la Navidad a apenas dos semanas de su celebración y, de nuevo, el de ‘El Niño’, calentando motores.

Pregunta. ¿Cómo ha sido su año después de repartir el pasado 6 de enero dos millones y medio de euros en el Sorteo de El Niño?



Respuesta. Comenzamos el año con una gran subida en lo que a las ventas se refiere y repartiendo ese premio en El Sorteo de ‘El Niño’. Con la llegada de la pandemia del coronavirus esta situación de bonanza terminó.

P. ¿Qué se siente al repartir casi un centenar de décimos por valor de 25.000 euros cada uno?



R. Mucha alegría porque, pese a no tratarse de grandes cantidades, se ha repartido entre clientes conocidos que me siguen recordando este episodio de máxima alegría con frecuencia.

P.Con esto de la pandemia son muchos los que califican este año de nefasto en cuanto a ventas y situación de su negocio ¿Usted?



Aunque los ingresos hayan descendido notablemente puedo seguir abriendo mi negocio cada mañana 



R. En mi caso, no diría que tanto. Aunque los ingresos hayan descendido notablemente puedo seguir abriendo mi negocio cada mañana. Hay otros sectores mucho más afectados, como hostelería, el comercio o las agencias de viajes. Me parece indignante la situación de mis compañeros que se ubican en centros comerciales que llevan un mes, seguramente el más productivo del año, sin poder trabajar y sin ningún apoyo institucional.

P. Volviendo a los premiados de comienzo de año, con el Sorteo de ‘El Niño’, conoce por tanto a la mayoría de los agraciados. Eso quizás suponga una satisfacción adicional.



R. La verdad es que sí. Alguno me ha comentado que iba a pedir un préstamo que necesitaba y que gracias al sorteo ya no tiene que hacerlo. Otro de los agraciados, en paro, me comentaba que el premio le permitía vivir un par de años con mayor tranquilidad. Otros que, por fin, iban a hacer un viaje que llevaban planeando desde hacía muchos años…

P.Uno de ellos le dio las gracias, si no estoy mal informado, nada más conocerse la noticia asegurando que el 26-7-06 era una fecha muy importante para él. Coincidió con el número finalmente.



R. Cosas de la vida. Así es. La elección del número es muy caprichosa: unos buscan altos, otros bajos, otros capicúas y hay quién busca fechas. En este caso esa fecha le dio suerte.

P. ¿Cómo está siendo la campaña de la venta de la Lotería de Navidad? ¿Se está resintiendo o ha mejorado con respecto al año anterior?



Lo que más he sentido es la falta de visitantes al entorno de la Plaza Mayor y eso influye en las ventas indudablemente



R. Aún no he hecho cálculos exactos pero sin duda notaremos un descenso. En mi caso, tras la reapertura en mayo, lo que más he sentido es la falta de visitantes al entorno de la Plaza Mayor y eso influye en las ventas indudablemente.

P. ¿Qué le piden los compradores? ¿Números concretos? ¿Fechas?



R. Este año, números acabados en 20. Tradicionalmente el número 13 o el 69 eran bastante demandados.

P. ¿Cree que este año el Sorteo de ‘El Niño’ o el Extraordinario de la Navidad también le sacarán una sonrisa?



R. Bastante satisfacción es poder trabajar y disfrutar con mi trabajo; Repartimos ilusión y, por supuesto, si conseguimos dar también algún premio sería estupendo.

P. Un deseo de cara a estos dos sorteos y al futuro no muy lejano.



R. Poder seguir repartiendo felicidad e ilusión. Aunque, ante todo, y viendo la situación por la que estamos pasando, el principal deseo pasa por superar la pandemia cuanto antes. Este año ha quedado claro que lo verdaderamente importante es la salud