Valladolid

El PSOE pide la dimisión del vicepresidente de la Diputación por grabar sin permiso la negociación del servicio de bomberos con el Ayuntamiento y difundirla por WhatsApp

2 diciembre, 2020 14:56

El portavoz del Grupo Provincial Socialista en la Diputación de Valladolid, Francisco Ferreira, y el concejal de Salud Pública y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de la capital, Alberto Palomino, reclamaron hoy la dimisión o cese del vicepresidente tercero de la institución provincial, Agapito Hernández, por grabar sin permiso una conversación mantenida en el marco de la negociación del convenio del servicio de bomberos entre ambas administraciones para el alfoz y difundirla por whatsapp.

Hernández compartió la conversación íntegra en uno de los grupos con los portavoces de la Diputación, incluido el PSOE, que mantuvo este martes con el concejal Alberto Palomino, sin el consentimiento de éste. 

“El asunto me deja perplejo. Creía que estas cosas pasaban en películas de espías y mafiosos y grandes tramas de corrupción como la Gürtel o la Kitchen o con personajes como el señor Villarejo. Pero descubro que estas prácticas se realizan en el PP de Valladolid, con grabaciones secretas de reuniones institucionales. Es una falta de ética política impresionante, deslealtad institucional mayúscula y una torpeza y estulticia manifiesta”, reprochó el edil, quien admitió que este hecho ha generado “desconfianza” para continuar con las negociaciones, a menos de un mes para venza el convenio entre ambas administraciones para dotar del servicio de extinción de incendios al alfoz de la capital. 

Palomino señaló que en la conversación únicamente se habla de negociaciones, en la que incluso Hernández, “reconoce que no tiene capacidad para asumir los bomberos en el alfoz y que le hagamos el favor de cubrir al menos un año”. “Es una torpeza tremenda”, insistió el concejal, “cuando lo hace con un móvil guardado en su ropa, que se le oye a él y a mí malamente”, expuso, visiblemente molesto por las dudas que se crean ahora. “¿Con quien me siento a negociar si no puedo confiar en la persona que tengo delante?”, cuestionó, para vaticinar la “tensión” que rodeará las reuniones a partir de ahora.

Por su parte, Ferreria consideró que este hecho “pudiera ser delito porque también ha habido difusión” y añadió que todos los grupos políticos “tienen conocimiento, incluido el presidente”, en un acto que calificó de “totalmente reprochable”. De hecho, avanzó que mañana no asistirá a un encuentro convocado por los grupos por la desconfianza que Hernández le provoca, quien sin embargo pidió disculpas por ello al propio portavoz socialista.

Diferencias por 50.000 euros



Alberto Palomino explicó que a lo largo de la reunión el Ayuntamiento aceptó la petición de Agapito Hernández de hacerse cargo en 2021 del servicio de bomberos en el alfoz “si pagaban el precio establecido”. 

El convenio, que termina el 31 de diciembre, está estipulado en 2020 en 600.000 euros que la Diputación abona al Consistorio. Si bien el coste del servicio, continuó Palomino, está estipulado en 2,1 millones de euros, lo que se traduce en 27 euros por cada ciudadano de Valladolid y menos de seis para los del alfoz. Ante la demanda de Palomino de “equilibrar” el precio, el concejal reclamó un pago de 1,15 millones, que aún supondría un “desequilibrio” de 24 a 13 euros entre unos y otros ciudadanos.

A pesar de ello el Ayuntamiento lo asumió, sostuvo el edil, pero de momento no ha habido acuerdo por 50.000 euros, una cantidad que a la Diputación “le parece insalvable”. “En estos momentos no sé lo que puede pasar antes del 1 de enero, porque ahora he perdido la capacidad de concentración en la negociación por algo que me parece terrible”, concluyó.