Valladolid

Un trabajador de la Residencia Asistida de Personas Mayores La Rubia carga contra la dirección y la Junta tras los fallecidos y el aumento de contagios por COVID

16 noviembre, 2020 13:03

La Residencia de Mayores de La Rubia que gestiona la Junta de Castilla y León está sufriendo duramente los efectos de la COVID-19 en esta seguna ola. Según los datos de la institución regional son un total de  218 los residentes que se encuentran actualmente en el lugar. 8 están hospitalizados, seis han fallecido con COVID-19 confirmado en los últimos días y 66 están contagiados. Además 57 están en aislamiento preventivo sin síntomas.

Un trabajador de la Residencia Asistida de Personas Mayores La Rubia se ha puesto en contacto, en la mañana de este lunes con NoticiasCyL Valladolid, para lanzar “una queja” hacia “la dirección” y también a la “Junta de Castilla y León” a los que acusa de “ser los responsables de que el virus COVID-19 esté presente en el centro”, ha afirmado en declaraciones a este periódico, queriendo permanecer en el anonimato.

Este trabajador ha querido recalcar también que “se tendrían que hacer test periódicamente” y añade que “no se han realizado”. También ha denunciado que el centro “tiene empleados de Auxiliar de Enfermería trabajando un tercio de jornada” con “contratos vergonzosos”.

“Viendo que la residencia está llena de casos, que residentes y trabajadores se están contagiando, no entiendo que se diga que hay falta de personal, cuando hay suficiente y además conocemos a los residentes. Deberían contar con estos trabajadores aumentándoles la jornada”, afirma este varón. A media tarde, NoticiasCyL Valladolid ha recibido el mensaje de otra de las trabajadoras del lugar que ha confirmado esta versión de los hechos. 

Este periódico se ha puesto en contacto con la consejería de Familia de la Junta de Castilla y León que ha afirmado, en declaraciones a este periódico, que “están actuando de la misma manera que en la primera ola” cuando “se sectorizó la residencia y se implantó un plan de contingencia”. Cabe recordar que en la primera ola “no entró el virus” en el centro, han apuntado. 

Desde la Consejería han añadido  que “se hacen test periódicamente según establece la autoridad sanitaria” en el centro de mayores y han ampliado que se “ha comenzado con un cribado con test antígenos y serológicos tanto a usuarios como a trabajadores”.

Además, desde Familia apuntan que la residencia tiene 218 usuarios y según la Ley debería de contar con 50 auxiliares de Atención Directa y “tienen 121” habiéndose contratado “otros 4 en los últimos meses” y existiendo además “20 profesionales de enfermería y 4 médicos”. “Supera en mucho la ratio legal establecida”, apuntan desde la Junta, en contestación a las críticas del trabajador que se ha puesto en contacto con NoticiasCyL Valladolid esta mañana, en versión que corroboraba otra trabajadora por la tarde.

Desde Familia valoran el empeño de “los trabajadores” que “hacen todo lo posible para que el virus no entre en la residencia” y vuelven a recalcar que “en todos los centros de la Junta se han seguido los protocolos establecidos” y que en estos centros “la ratio de profesionales supera en mucho al número de residentes”.