Valladolid

Marcos abre la puerta grande en el primer festejo de Tordesillas

17 septiembre, 2019 11:18

Con unos minutos de retraso, por la intermitente lluvia que caía en la localidad ribereña, arrancó el paseíllo de la novillada que marcaba la primera de feria de Tordesillas, donde Marcos cortó las dos orejas de su primero; un engatillado y buen novillo de Hermanos Lozano que tuvo duración, donde el conquense puso temple en una variada faena rematada con un espadazo.

Con el deslucido gacho de Alcurrucén que cerraba festejo, Marcos derrochó ganas ante las descompuestas embestidas del novillo de El Cortijillo. Tuvo que utilizar el estoque de cruceta.

Ovación tras petición. Fue aplaudido el picador local Bastida tras una buena vara. Marcos sufrió un revolcón en el primero de la tarde cuando se encontraba guardando a un banderillero. Sufrió un resbalón quedando a merced del novillo, pero todo quedó en un susto.

Una oreja paseó el rondeño Javier Orozco del engatillado colorado que hizo segundo. Tuvo la valentía de citar desde lejos con un novillo que fue a menos. La estocada ladeada sirvió para que el público le pidiera el trofeo con fuerza.

Con el brocho quinto vimos a un Orozco toreando con clase y elegancia ante un novillo de los Hermanos Lozano que tardeó en exceso en la muleta, pero tuvo calidad en las embestidas. Sonó un aviso tras varios intentos con la espada. Fue ovacionado.

El conquense Mario Sotos entró por la vía de la sustitución. Es un novillero cuajado y tiene el oficio muy bien aprendido. Dos faenas parecidas, largas, pero con disposición y técnica. Destacar la realizada al del “Cortijillo” que fue aplaudido en el arrastre. Con la espada anda regular. Lo peor la chalequera que le propinó al que hizo primero.

Media plaza, con el público desperdigado por el coso y refugiándose por la lluvia intensa que cayó hasta el tercer novillo. La banda municipal de música, dirigida por el maestro José Núñez Ventosa, amenizó el festejo. No tuvieron problemas con la lluvia porque sus componentes se ubican bajo techo.

Presidió el festejo Jesús López Garañeda, auxiliado en tareas de asesor artístico por el medinense Domingo Nieto.

Interesante novillada de los Lozano, donde destacaron cuatro de los seis utreros lidiados. Se lidiaron de los tres hierros que posee la familia: Hermanos Lozano, Alcurrucén y “El Cortijillo”.

GALERÍA DE FOTOS: NATALIA CALVO