Valladolid

Inversión ambiciosa del Ayuntamiento para obras de conservación

24 octubre, 2018 16:45

El Ayuntamiento de Valladolid dedicará 60 millones de euros en los próximos cinco años a obras de conservación, según figura en el nuevo contrato presentado este miércoles, el cual incluye como novedades partidas aprobadas en los Presupuestos Participativos y dos lotes de obras previstas por Aquavall.

Así lo ha destacado el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, mientras que el director del Servicio de Espacio Público, Francisco Pérez Nieto, ha explicado el incremento de gasto anual de los 3,5 millones del actual contrato (2014-2018), a los doce del presente, un incremento justificado precisamente por la inclusión de las partidas participativas y de la empresa municipal de agua tras la recuperación de la gestión pública de este servicio, así como por un incremento de los fondos para asfaltado tras la crisis.

Otra de las novedades es la división de este contrato en lotes, los cuales se irán adjudicando por orden de cuantía, de modo que el primero, dedicado a infraestructuras viarias y dotado con 5,7 millones de euros por año, ha sido ya adjudicado a la unión temporal de empresas (UTE) formada por Zarzuela y Eptisa, la cual ha obtenido "la máxima calificación en la puntuación técnica".

Posteriormente se procederá a la adjudicación de un segundo lote para la renovación de aglomerado asfáltico, dotado con algo más de un millón por año; un tercero para obras de abastecimiento y saneamiento de Aquavall que requieran de zanja y un cuarto para aquellas en las que ésta no sea preciso, para lo que contarán con tres y dos millones anuales respectivamente.

Como ha destacado Pérez Nieto, se trata de actuaciones que por su "simplicidad y estandarización" no requieren de proyecto técnico formal, en tanto que Manuel Saravia ha resaltado la "utilidad" de este formato de contrato que en Valladolid se aplica desde los años 90, durante la Alcaldía de Tomás Rodríguez Bolaños. Con el anterior contrato se ejecutaron 306 actuaciones a lo largo de cuatro años, tal como ha recordado el concejal.

Raíces 

Entre las actuaciones que requerirán más actuaciones, Manuel Saravia ha situado los arreglos por daños en aceras causadas por las raíces de los árboles, un problema "frecuente en barrios nuevos" debido al tipo de arbolado plantado, por lo que además de los trabajos de reparación, se procederá a reformar algunas zonas donde se ubican, así como a la sustitución de algunos de ellos por otras especies, siempre bajo la premisa de "plantar más de lo que se tale", como ha recalcado el jefe del Centro de Conservación, Jesús Briones.

En cualquier caso, son los barrios más antiguos los que presentan más necesidades, como ha precisado Saravia, quien ha defendido que las obras se distribuirán de forma proporcional en la ciudad, con atención a las zonas lindantes con la vía férrea que durante muchos años "no fueron atendidas en espera de resolver la integración ferroviaria".

Tal como ha detallado Briones, del primer lote ya se han programado cerca del 80 por ciento de las obras, con actuaciones previstas en varias calles de Rondilla, Delicias, Covaresa y la Overuela --en este último el inicio de los trabajos quedará sujeto a su compatibilidad con las obras actuales en los accesos al barrio para evitar "complicaciones excesivas" en la circulación.

Además, en virtud de los Presupuestos Participativos se repararán aceras dañadas por raíces en Parquesol y se intervendrá en aceras y en la conexión por carril bici entre las avenidas de Santander y Palencia en el norte de la Rondilla y barrios España y San Pedro Regalado.

Tras el periodo navideño se contempla una ampliación de los equipos de trabajo para actuar simultáneamente en otras zonas de Huerta del Rey, Las Flores o Puente Duero, así como en Delicias y La Victoria --en estos dos últimos también acordado en los Presupuestos Participativos--.

Por lo que se refiere al tercer lote, Aquavall ha previsto la intervención en medio centenar de calles.