Valladolid

La Liga se decide en Pepe Rojo

24 febrero, 2018 18:59

No es una final de Liga. Ni de Copa del Rey. Tampoco de la Supercopa. Pero se nota que es algo importante y que no es un derbi al uso de la fase regular de la División de Honor. El VRAC Quesos Entrepinares se juega mucho, muchísimo, frente al Silverstorm El Salvador.

La clasificación deja bien claro el dominio de ambos conjuntos hasta la fecha: separados sólo por un punto, la diferencia con el tercero en la tabla es de 17 y 16 respectivamente, dato revelador sobre el condominio de queseros y chamizos en la actual Liga. Por lo tanto, esperan 80 minutos de vértigo que pueden ser definitivos para decidir el primer clasificado de la competición doméstica. El premio será el de organizar la gran final en caso de que se superen las semifinales.

El Salvador llega a la cita con sólo una derrota, la que sufrió precisamente en el derbi de la primera vuelta. Un encuentro en el que los de Juan Carlos Pérez sumaron el bonus defensivo. Ese, y los dos ofensivos que el VRAC se ha dejado por el camino, dejan esa mínima diferencia entre ambos en la clasificación.  El Quesos busca continuar con su condición de equipo invicto en la presente temporada. Lo intentará sin Ferdinand Horn, que continúa con su largo proceso de recuperación, y sin Francisco Blanco, cerca de volver a la competición pero todavía sin ritmo competitivo.

Las gradas de Pepe Rojo presentarán un fantástico ambiente. Con más de 1.000 entradas vendidas de forma anticipada, que se suman a los socios queseros y a los aficionados que adquieran su localidad en las taquillas, la imagen del campo vallisoletano será fantástica. El VRAC ha preparado diversas acciones complementarias al espectáculo deportivo, si bien algunas no se desvelarán hasta momentos antes de que comience el encuentro.