Soria

UGT pide a la Junta que declare a Soria como 'Zona Desprotegida' para que llegue más personal sanitario

El sindicato exige un cambio de gestión en la Sanidad de Soria por la "mala" planificación debido al aumento de la población en la provincia

17 agosto, 2021 16:37

UGT Servicios Públicos planteó hoy a la "ineficaz" consejera de Sanidad, Verónica Casado, que valore su propuesta de considerar a la provincia de Soria como 'Zona Desprotegida', lo que posibilitaría la llegada de más personal del sistema sanitario a Soria y que, a su vez, permitiría a estos trabajadores evolucionar en su carrera laboral y profesional.

Además, exigió hoy al Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs), quienes conforman el Gobierno de la Junta de Castilla y León, un cambio en la gestión de la Sanidad en la provincia de Soria para garantizar la asistencia a los residentes y a los visitantes que sufren el "olvido" político con el agravante de ser situaciones reincidentes año tras año por el aumento de la población en la provincia, como son la falta de personal y las deficiencias en tecnología.

El sindicato lamentó el "inaudito" episodio que han vivido sorianos y visitantes que han tenido que acudir para recibir asistencia sanitaria durante el mes de agosto, en el que la población aumenta exponencialmente y que han sufrido esperas de hasta siete horas para ser atendidos en el Servicio de Urgencias del Hospital Santa Bárbara.

La sección de Sanidad de UGT apuntó a los responsables políticos de la Consejería de Sanidad, que dirige la "ineficiente" política Verónica Casado, que ni siquiera cuenta con un Plan de Sanidad, de la excesiva demora para ser atendidos en el Servicio de Urgencias y que, por otro lado, empaña y menoscaba la labor de los profesionales sanitarios.

En este sentido, el sindicato exigió que se corrijan las "deficiencias" dotando de recursos humanos suficientes para evitar demoras "infinitas" a los pacientes en el Servicio de Urgencias del Hospital de Soria. También, reclamó reforzar los medios tecnológicos para evitar la suspensión de consultas presenciales en la zona rural por problemas tecnológicos e informáticos.