Salamanca

El uso del remanente enfrenta a gobierno y oposición en el Ayuntamiento de Salamanca

31 marzo, 2021 10:53

El pleno del Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado este miércoles las modificaciones presupuestarias que incluyen el superávit de 14,7 millones de 2020, una actuación que ha provocado el debate entre los grupos que conforman el equipo de Gobierno, PP y Cs, con los ediles de PSOE y del Grupo Mixto -Podemos-IU-, además del edil no adscrito que ha apoyado los puntos sometidos en la sesión.



Los votos favorables del equipo de Gobierno, compuesto por el Partido Popular y Ciudadanos, así como el del diputado no adscrito, Ricardo Ortiz, y las abstenciones del resto de grupos, propiciaron la aprobación de las distintas modificaciones de crédito elevadas este miércoles, último día de marzo, al pleno municipal. El encuentro de la Corporación fue celebrado en sesión extraordinaria en formato mixto, presencial y telemático, desde el Palacio de Congresos y Exposiciones de Castilla y León en Salamanca. 



En concreto, se destinarán 10.504.620 euros para financiar inversiones previstas en el presupuesto del presente ejercicio. La cantidad restante se destinará a atender el pago de los gastos pendientes de aplicar al presupuesto, por haber sido facturados a finales de 2020 y, por lo tanto, no haberse podido reconocer con cargo al presupuesto anterior, así como a atender gastos nuevos que pudieran surgir a lo largo del ejercicio, como los destinados a medidas para paliar los efectos sociales y económicos de la crisis sanitaria derivada de la pandemia. De este modo, el Consistorio reducirá en algo más de 9,5 millones de euros el préstamo que tenía previsto concertar en 2021 para financiar inversiones.



La sesión, eso sí, no estuvo exenta de debate. El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Luis Mateos, negó que el remanente generado en las arcas municipales se deba a una buena gestión del equipo de Gobierno y lo atribuyó a “la política del Gobierno de España”, por haber retirado las reglas de gasto, y también a que “durante 2020 se han dejado de ejecutar el 40 por ciento de las inversiones reales que estaban previstas”. En este sentido, Mateos mencionó algunos proyectos. “que a todos suenan porque se repiten año tras año”, como la recuperación de la Torre de Los Anaya, la ampliación del campo de fútbol Reina Sofía o la construcción del vial del nuevo hospital.



El portavoz socialista considera que este remanente no debe destinarse a proyectos ya presupuestados en las cuentas aprobadas para 2021, sino a la reactivación económica de la ciudad y a la protección social de los más vulnerables. “Entendemos que ya perdimos una oportunidad en 2020 de movilizar todos los recursos disponibles, no lo volvamos a repetir. El Gobierno nos han devuelto la autonomía para gestionar nuestros recursos, vamos a aprovecharla. En los últimos meses hemos perdido más de mil empleos y decenas de empresas y autónomos, y hoy ustedes pretenden sustituir unas partidas por otras para que el efecto sea casi nulo. ¿Cuántas familias podríamos ayudar con esos casi 15 millones?”, se preguntó. 



En su turno de réplica, el concejal de Economía y Hacienda y portavoz del Grupo Municipal Popular, Fernando Rodríguez, recordó que la modificación de crédito aprobada hoy supondrá la reducción de los préstamos previstos para financiar las inversiones de 2021, de los 43,2 millones de euros a algo menos de 33 millones de euros, “con el consiguiente ahorro de intereses”. Además, Rodríguez recordó que “no hay novedad alguna”, puesto que esta medida “estaba recogida como recomendación del interventor municipal y fue informada a los grupos de la oposición”.



De hecho, según indicó el portavoz 'popular', en la memoria del presupuesto para 2021 se especifica que la suspensión de la regla de gasto permitía movilizar casi 60 millones de en inversiones “para hacer de Salamanca una ciudad mejor”. En este punto, Rodríguez señaló “mejoras en los barrios, la renovación de saneamientos y las redes de agua, la rehabilitación del patrimonio local o la instalación de nuevos equipamientos”. ”El margen de endeudamiento se logró gracias a la prudencia mantenida estos años, y nos ha venido muy bien en las actuales circunstancias. El Ayuntamiento está haciendo un importante esfuerzo, más que el Gobierno central, que ha dejado fuera de las ayudas a sectores muy golpeados y descamina a los autónomos de unas regiones frente a los de otras”, reprochó.



Continuando con la comparación con el Ejecutivo nacional, Rodríguez aseguró que el Ayuntamiento ha destinado casi el cuatro por ciento de sus recursos no financieros para ayudar a las empresas y a los autónomos, mientras el Gobierno se ha quedado en el 1,7 por ciento. Sobre la falta de ejecución de inversiones, el concejal de Economía y Hacienda zanjó el debate recordando que durante el pasado ejercicio el Consistorio salmantino movilizó “casi 52 millones de euros”, y consideró que “no es casualidad que la Cámara de Contratistas de Castilla y León haya vuelto a situar al Ayuntamiento como el primero en inversión de obra pública, doblando al segundo, que es el de Valladolid”.

En esta línea, las ediles de Podemos e Izquierda Unida, Carmen Díez y Virginia Carrera, respectivamente, han mostrado su disconformidad con algunas de las decisiones tomadas sobre el uso del superávit y, concretamente, Carrera ha insistido en el apoyo de los distintos grupos al pacto para la recuperación económica y la protección social aunque no coincidan con decisiones que tome el equipo de gobierno en su "modelo" de ciudad.