Salamanca La medida resultó ser un éxito, ya que el 96,6% de lo que se recogió fue materia orgánica y se pudo destinar al compostaje, por lo que ahora el Consistorio ha decidido ampliarla facilitando que toda la población disponga de este recurso.

Santa Marta de Tormes instalará contenedores marrones para reciclar materia orgánica

27 marzo, 2021 21:51

Hace apenas un año el municipio ponía en marcha una iniciativa piloto orientada a que casi 1.000 vecinos de Fontanica, Virgen del Carmen y San Blas, a petición propia, depositaran sus residuos orgánicos en unos contenedores que se abrían con llave. La medida resultó ser un éxito, ya que el 96,6% de lo que se recogió fue materia orgánica y se pudo destinar al compostaje, por lo que ahora el Consistorio ha decidido ampliarla facilitando que toda la población disponga de este recurso.

De este modo los vecinos que lo deseen podrán depositar este residuo en los 16 contenedores marrones situados en estas zonas, unos residuos que se enviará al Centro de Tratamiento de Residuos de Gomecello y que servirán para compostaje. El contenedor marrón salva los restos orgánicos que componen el 37% de la basura diaria de cada hogar (170 kilos de desechos anuales por habitante). En este contenedor se depositan alimentos como pieles de frutas, espinas de pescado, plantas, cascaras de huevo o posos, servilletas y papel de cocina usados.

La concejal del área, Marta Labrador, explica que “estamos muy satisfechos porque la experiencia piloto fue todo un éxito. La gente entendió muy bien qué es lo que se podía depositar en este contenedor, y aunque las cifras de lo que se recogió no fueron excesivamente elevadas apenas se desechó nada de lo que allí se depositó. Por este motivo nos ha parecido interesante ampliar la propuesta al resto de la población para extender la conciencia en torno a la necesidad de reciclar también este residuo, ya que puede aprovecharse como fertilizante e incluso como generador de energía”.

El Ayuntamiento ha previsto poner en marcha en breve diversas campañas distribuyendo cartelería informativa para que los vecinos tengan claro cómo utilizar los contenedores.