Salamanca Los trabajos se centran en la catenaria y en las instalaciones de seguridad afectadas

La línea de Salamanca a Portugal estrenará la catenaria por fases desde el verano para rematar este año la obra

21 febrero, 2021 19:45

J.A. / ICAL

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) conectará a la tensión la catenaria de la línea convencional entre Salamanca y Fuentes de Oñoro, en la frontera con Portugal, por tramos desde este verano, para completar toda esta actuación antes de que acabe el año, de acuerdo al plazo fijado para este proyecto, que se inscribe en el impulso del Corredor Atlántico. 

De esta forma, Adif cuenta con un calendario para ir poniendo en tensión la línea área de contacto para la electrificación de este tramo ferroviario que enlazará la red portuguesa con Salamanca y Medina del Campo, lo que forma parte del itinerario diseñado por la Unión Europea para el movimiento de mercancías por las líneas ferroviarias. 

En ese momento, según fuentes consultadas por Ical, se sigue trabajando tanto en las obras de la línea aérea de contacto, como en las instalaciones de seguridad afectadas, con la vista puesta en el verano, cuando se prevé conectar a la tensión eléctrica la catenaria de Salamanca a Fuentes de Oñoro en un proceso planificado que se llevará acabo por tramos.

De esta forma, Adif calcula que esta tarea finalice antes de que acabe el año, puesto que los trabajos siguen desarrollándose “con normalidad”. Por tanto, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias prevé cumplir el plazo estipulado, que se sitúa antes del fin de 2021, ejercicio en el que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) contemplan una asignación de 18,84 millones para la electrificación del eje Salamanca-frontera lusa, como parte de la Red Transeuropea de Transportes (RTE-T).

En los últimos meses, los trabajos han avanzado para entrar ya en las fases previas a las puesta en tensión y las pruebas de la catenaria, que permitirán la circulación de trenes eléctricos por este corredor ferroviario. En agosto del año pasado comenzó el tendido de la catenaria, electrificada a 2x25 kV en corriente alterna, apta para circular a 200 kilómetros por hora en vía de ancho ibérico.

Por tanto, será necesario todavía esperar unos meses para que se complete la electrificación entre Medina del Campo (Valladolid) y la frontera lusa. Adif finalizó, en diciembre de 2015, estos trabajos entre Medina y Salamanca, lo que permitió además su conexión con la Línea de Alta Velocidad Madrid-Galicia. Esta actuación, en la que se invirtieron 53,1 millones de euros, supuso un importante ahorro de tiempo en el viaje entre Salamanca y Madrid, que actualmente se realiza en una hora y 36 minutos, frente a las dos horas y 36 minutos anteriores.

La electrificación del tramo Salamanca-Fuentes de Oñoro supondrá una elevada inversión pues requiere la instalación de catenaria e instalaciones de seguridad, y la ejecución de subestaciones eléctricas y telemando de energía (control remoto de las instalaciones), además de la adecuación de gálibos, la reposición de los servicios que puedan verse afectados por las obras y medidas de protección acústica.

Catenaria



En el Consejo de Administración de diciembre de 2017 se aprobó la adjudicación de las obras de instalación de la catenaria para la electrificación del tramo Salamanca-Fuentes de Oñoro por importe de 31,7 millones (IVA incluido). No obstante, el contrato no se formalizó hasta febrero de 2018.

Este contrato, que fue adjudicado a la UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por Enclavamientos y Señalización Ferroviarias (ENYSE) y Sociedad Española de Montajes Industriales, tiene un plazo de ejecución de 18 meses. 

Estas actuaciones, según Adif, permitirán dar continuidad a la electrificación de toda la línea Medina del Campo-Salamanca-Fuentes de Oñoro, además de contribuir a mejorar la interoperabilidad con la red ferroviaria portuguesa, favoreciendo el aumento del tráfico internacional de mercancías por el Corredor Atlántico. Este eje enlaza Sines/Lisboa con las redes ferroviarias francesa y alemana a través de la red española, pasando por Salamanca e Irún.