Salamanca No en vano, los comercios vuelven a cerrarse este miércoles tras un crecimiento de contagios en las últimas fechas que ha hecho avanzar a la incidencia de manera clara y exponencial. Frente a ello, el doctor de Medicina Interna en Salamanca Miguel Marcos escribió un hilo en Twitter poco días después del final de la Navidad en la que aclaraba el principal problema que ha habido durante estas jornadas festivas aludiendo a que ya el 8 de enero había gente ingresada en el hospital "contagiada por los hijos o nietos en estas Navidades". De hecho, según sus previsiones, se pensaba que la tercera ola "sería más pequeña y con un pico menor que la segunda al tener mejores herramientas diagnósticas y llevar un cierto porcentaje de inmunidad natural" pero, continúa diciendo, "mucha gente vulnerable se ha expuesto y ha habido mucha movilidad". De esta forma, denomina a esta situación "el desastre", como el hecho de quedar con varias partes de la familia durante los días festivos.

El rapapolvo del doctor Miguel Marcos a la sociedad por su comportamiento en Navidad

13 enero, 2021 09:53

La pandemia en Castilla y León ya ha entrado en su tercera ola. No en vano, los comercios vuelven a cerrarse este miércoles tras un crecimiento de contagios en las últimas fechas que ha hecho avanzar a la incidencia de manera clara y exponencial. 

Frente a ello, el doctor de Medicina Interna en Salamanca Miguel Marcos escribió un hilo en Twitter poco días después del final de la Navidad en la que aclaraba el principal problema que ha habido durante estas jornadas festivas aludiendo a que ya el 8 de enero había gente ingresada en el hospital "contagiada por los hijos o nietos en estas Navidades". 

De hecho, según sus previsiones, se pensaba que la tercera ola "sería más pequeña y con un pico menor que la segunda al tener mejores herramientas diagnósticas y llevar un cierto porcentaje de inmunidad natural" pero, continúa diciendo, "mucha gente vulnerable se ha expuesto y ha habido mucha movilidad". 

De esta forma, denomina a esta situación "el desastre", como el hecho de quedar con varias partes de la familia durante los días festivos. "Quedar con una parte de la familia el 24, con otra el 25 y volver a cambiar el 31 era el ejemplo de lo que no había que hacer". 

Pese a ello, aclara que los nuevos contagios no son "gentuza ni cosas peores", sino que se trata de "desinformados o con baja percepción del riesgo". Además, informa que en la pandemia "la culpa está muy repartida" por lo que no pone el foco en ninguna franja de edad. 

Por último, a los que lo han hecho bien, les pide estar tranquilos y a aquellos que se han expuesto, "sobre todo haberse quitado la mascarilla para comer en un espacio cerrado con alguien", que se autoconfinen en la medida que sea posible y vigilen los síntomas.