Salamanca

ENTREVISTA| Carlos García Carbayo (alcalde de Salamanca): “Queremos hacer una ciudad de futuro para disfrutar los ciudadanos"

6 diciembre, 2020 09:00

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo (PP), finalizó la anterior legislatura como alcalde tras la dimisión del que era alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, que concurriría a las elecciones como candidato popular a presidir la Junta de Castilla y León. Ya en la actual legislatura, García Carbayo gobierna con el apoyo de Ciudadanos presidiendo un Gobierno de coalición que goza de la mayoría absoluta.

Conocido como un excelente hombre de gestión, ese conocimiento lo está llevando al Ayuntamiento de Salamanca -una de las principales Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España-, con la toma en consideración de proyectos encaminados a conseguir, a la vez que una ciudad monumental y turística -que ya lo es- una ciudad verde, de carácter medioambiental, y donde se pueda vivir en el futuro con una mejor calidad de vida, al margen de una Ciudad para el Conocimiento y el Talento, al gozar de una de las universidades más prestigiosas, la Universidad de Salamanca, y convertirse, también, en Centro del Español.





Alcalde, vaya legislatura que le ha tocado presidir en el Ayuntamiento de Salamanca.

Nunca íbamos a esperar que fuera una legislatura y un mandato así. Pero lo más importante para mí es que soy alcalde de Salamanca y, como tal, tengo la responsabilidad de trabajar para los salmantinos en cualquier circunstancia, incluso en las más complicadas como las que nos están tocando vivir.

Menos mal, nueva apertura de la hostelería desde este viernes, cuando parecía que todo iba a ir a peor.

Por desgracia, estábamos en una situación complicada. En Salamanca teníamos tasa de incidencia acumulada 14 días superior a los 1.200 puntos y gracias a las medidas que se han establecido, estamos en una situación en estos momentos que nos permite, como dijo el presidente de la Junta, relajar esas medidas de contención del coronavirus. Ahora la situación es más favorable, incluso estamos por debajo de ese umbral de 400 y como consecuencia de ello se han abierto este viernes los negocios de hostelería, los centros comerciales, los gimnasios, etcétera. Esto es una buena noticia, porque estos sectores están muy impacientes. Son sectores especialmente dañados como consecuencia de la pandemia. No olvidemos que el responsable de todo esto es el coronavirus y, por tanto, es una nueva oportunidad, como ya tuvieron durante todo el verano, para volver a abrir sus puertas y hacer caja, que es muy importante para los empresarios y para los trabajadores.

¿Qué nuevas ayudas valora implantar el Ayuntamiento de Salamanca para hacer frente a las sucesivas restricciones?

Desde el primer momento, nos hemos podido sentir muy cercanos a nuestros vecinos y a todos los sectores empresariales. Se ha hablado mucho de la hostelería, pero han sido muchos otros los sectores, tales como comercios, feriantes, empresarios de la cultura, los que han sido objeto de nuestra atención. Tengo que poner en valor una circunstancia que a veces no es conocida. El Ayuntamiento de Salamanca ha sido el primer Ayuntamiento de España en conseguir un acuerdo unánime para trasladar ayudas a los empresarios y, sobre todo, al margen de ellos, también a las personas y familias que lo están pasando muy mal como consecuencia de la crisis que estamos viviendo.

Hemos intentado abarcar todas las áreas, facilitar cofinanciación, aplazar el pago de los tributos locales, es decir, dar liquidez, apostar por las nuevas tecnologías, la digitalización, la venta online, establecer ayudas para comercios, facilitar espacio para los hosteleros, para aquellos establecimientos que lo requirieran. Establecimientos que no tenían terraza han podido instalarla. Los que la tenían, han podido ampliar e incluso hemos facilitado plazas de aparcamiento en la calle. Han sido muchas medidas que incluso en estos momentos estamos revisando porque queremos llegar al mayor número de personas posibles. Por lo tanto, desde la unidad política, la estabilidad es un gran valor. Y segundo, desde el diálogo con las asociaciones empresariales, porque son las que mejor nos pueden trasladar los problemas y las necesidades de estos sectores.

El Ayuntamiento de Salamanca ha sido el primer Ayuntamiento de España en conseguir un acuerdo unánime para trasladar ayudas a los empresarios y a las familias



Se supone que esta crisis tendrá consecuencias para las arcas municipales.

Nosotros ya adelantamos que vamos a tener disminución de ingresos. Es una obviedad, una disminución de ingresos y un incremento de los gastos, las gracias a la Junta de Castilla y León porque hemos recibido aproximadamente tres millones de euros del Gobierno regional para ayudas sociales y al empleo. Y esto es muy importante para paliar esta situación. Seguimos reclamando fondos del Gobierno de España, no solamente el Ayuntamiento de Salamanca, lo hacen los ayuntamientos y las diputaciones españolas. Necesitamos fondos extraordinarios porque hemos incurrido en muchísimos gastos y, por lo tanto, si queremos que nuestros vecinos puedan soportar la pandemia, necesitamos fondos extraordinarios. Seguiremos reclamando, por supuesto, estos fondos.

Hablando de cuentas, ¿cómo van a los presupuestos de 2021, porque serán más complicados que los que hemos tenido años anteriores?

Estamos trabajando en ello. Nosotros dijimos, cuando afrontamos este acuerdo, que lo que tenemos lo ponemos encima de la mesa. Queremos que sean unos presupuestos fruto del diálogo, que den cabida y sean un paraguas para todos los sectores económicos, para todas las familias que necesiten ayudas. En esta línea vamos a seguir también manteniendo la inversión municipal, porque es muy importante para generar empleo. Si el Gobierno de España finalmente nos permite acudir al empréstito o a utilizar los remanentes, podremos también disponer de fondos adicionales para conseguir estas metas. Por lo tanto, son unos presupuestos de la esperanza, pero bajo esa premisa, menores ingresos y vamos a tener más gastos. 

¿Volverá a ser transitable otra vez Van Dyck para los coches y que pasará con los aparcamientos que ahora ocupan las terrazas?

En estos momentos estamos tomando medidas que afectan directamente a la calle Van Dyck. Esa calle se abre a partir de la medianoche al tráfico hasta las 12 del mediodía. En otras calles de Salamanca hemos habilitado mayor espacio para los negocios del que tenían. Damos facilidades para que estos negocios de hostelería puedan operar de la mejor manera.

¿Qué valoración hace usted como alcalde respecto a los cortes de las calles céntricas por el Covid?

En un primer momento era una medida necesaria porque no sabíamos muy bien cómo iba a responder la ciudadanía ante esta situación. De hecho, recuerdo los primeros días que empezó la gente a salir a pasear. Tuvimos que poner carteles porque todos nos echamos a la calle. Luego esta situación se ha ido normalizando y nos ha permitido reabrir alguna calle peatonal que transitoriamente habíamos establecido. Vamos a ver cómo sigue funcionando esta situación. Creo que la respuesta de los ciudadanos ha sido favorable y allí donde hemos tenido que ir corrigiendo y revisando, lo hemos hecho hablando con algunos compañeros de las ciudades patrimonio.



¿Se plantea continuar con las peatonalizaciones?

Yo creo que es la ciudad más peatonalizada de España. Los vecinos pueden transitar cómodamente por sus calles, como también los visitantes. El centro de Salamanca es un sitio muy agradable. Las terrazas se han disparado en nuestra ciudad. Esto es lo que pretendemos, fomentar una ciudad para disfrutar. Una ciudad nada más y nada menos que es Patrimonio de la Humanidad y que trabaja en colaboración con otras 14 ciudades para promocionarnos y para hacernos cada vez más fuertes.

En este sentido, soy muy optimista de cara al futuro porque estamos en una situación envidiable. Pocas ciudades como Salamanca disponen de este patrimonio y de las posibilidades de futuro que nos brinda. No vamos a salir de cero, en el juego en el que estamos siempre se abre una casilla mucho más adelantada. Me satisface que estos compañeros de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España reconozcan a Salamanca como modelo. Somos un modelo turístico. Veníamos batiendo todos los récords de pernoctaciones y de visitantes antes de la pandemia, y estoy seguro de que en cuanto esto pase retomaremos esa situación y volvemos a salir como ciudad modelo.

Haciéndonos eco de las opiniones de los ciudadanos, parece ser que la ampliación del carril bici ha sido una de las medidas estrella y de las más aceptadas. ¿Existe planteamiento de que el carril bici llegue algún día al centro de la ciudad?

Realmente. Hoy ya llega al centro de la ciudad. ¿Por qué digo esto? Porque en estos momentos en Salamanca en las zonas peatonales coexisten personas y bicicletas. Es lo que hemos estado impulsando durante el mandato anterior, sobre todo la conexión con los municipios del alfoz. Hemos multiplicado el carril bici en Salamanca, dentro de la ciudad, llegando hasta los 40 kilómetros.

Esas conexiones con los municipios del alfoz, además de vertebrar por la especial configuración que tiene el territorio de Salamanca y su alfoz, nos va a permitir llegar a más de 100 kilómetros de carril. Esto es muy importante tanto para la movilidad como para el ocio. Lo hemos podido comprobar estos últimos días. Son imnumerables los ciudadanos que cogen su bicicleta o que se van a pasear por los alrededores del río por la red de carril bici. Claro que vamos a seguir impulsando el carril bici. Y lo que tenemos que hacer ahora, efectivamente, es intentar conectar este carril bici que entra en nuestra ciudad y que conecta con los municipios del alfoz, con todas las empresas ubicadas. Lo estamos haciendo en cada una de las obras que impulsamos. Siempre llevamos un tramo del carril bici y, poco a poco, lo vamos a ir ampliando. Tenemos que recordar, además, que esta misma semana hemos presentado un plan de calles residenciales que afecta a 214 calles de la ciudad, y en estas calles, primeramente, el coche pierde la prioridad a favor del peatón y, segundo, de la bicicleta. Por lo tanto, es un nuevo paso a favor de este tipo de movilidad en nuestra ciudad, que es casi pionero en España.

Con Ciudadanos tenemos una gran cercanía, nos hemos integrado perfectamente en el equipo de trabajo las dos fuerzas políticas

¿Qué valoración realiza del Gobierno de coalición con Ciudadanos, y cuál de la oposición municipal?

La valoración del Gobierno con Ciudadanos es muy positiva, lo vengo diciendo desde el comienzo de nuestro gobierno, tenemos una gran cercanía, nos hemos integrado perfectamente en el equipo de trabajo. Porque aquí trabajamos en equipo. Cada uno mira por el bien común de todos los ciudadanos. Este es nuestro principal objetivo. No hay rivalidades. Lo que hay son sinergias de desarrollo, que son proyectos en beneficio de los salmantinos. Estoy muy satisfecho. Y los vecinos, además, esto lo perciben y lo valoran positivamente. Se palpa en la calle. Y en cuanto a la oposición, creo que ha sabido estar, en el momento más importante, a la altura de las circunstancias, que es cuando había que adoptar ese acuerdo político para  reactivar la economía, en primer lugar. Paralelamente, ayudar a aquellos salmantinos que están pasando un mal momento económico y social. Este era el momento crucial y ahí han sabido estar a la altura de las circunstancias, y yo se lo tengo que reconocer.

Estoy muy agradecido del comportamiento que han tenido todos los concejales de este Ayuntamiento, porque han sabido estar cuando tenían que estar. Luego en el juego de la oposición en el día a día, nosotros estamos en el gobierno y tenemos la responsabilidad de tomar las decisiones y otros en realizar la labor de oposición. Por lo tanto, yo no puedo decir que es dura o floja, es débil o es ridícula. Es como es la oposición en todos los sitios.



Usted ha sido uno de los alcaldes más decididos en cuanto a reclamar que no se apropiara Hacienda de los superávits municipales. ¿Tiene alguna solución para la tan pedida y siempre retardada financiación de la Administración Local?

He sido decidido en este punto porque era una propuesta absurda, ridícula, disparatada. A nadie se le hubiera ocurrido nunca una propuesta así. Cuando los alcaldes españoles la escuchamos por primera vez, nos quedamos absolutamente sorprendidos. ¿Pero qué es esto? ¿Cómo alguien puede querer apropiarse de nuestro dinero? Y luego nos lo vendieron poco a poco como si fuéramos niños pequeños. Ha sido una cosa intolerable. Por eso los alcaldes españoles, es decir. en algunos titulares de periódico, nos hemos rebelado. Pero cómo nos íbamos a rebelar sin un frente común de todos los alcaldes, no frente al Gobierno, sino frente a una propuesta absurda. Ahora se sigue negociando con pocas ganas, ciertamente, por parte del Gobierno. Parece que no se nos considera como un interlocutor preferente o de primera.

Necesitamos la financiación local, pero no una financiación local tal como está. Una financiación que piense más en el papel que tenemos los ayuntamientos y las diputaciones provinciales como administración más cercana a las personas. Los ciudadanos vienen a pedir directamente a nuestras instituciones, y por lo tanto, ahora que también se está discutiendo mucho sobre el destino de los 140.000 millones de Europa, que se piense en los ayuntamientos como destinatarios de sus millones, porque para eso le van a venir al Gobierno de España y a las comunidades autónomas. ¡Ojo! A los ayuntamientos se había propuesto en primer término un porcentaje ridículo, estábamos hablando de un 4 por ciento, cuando hemos demostrado nuestro compromiso y nuestra capacidad de reacción casi inmediata frente a la crisis. Nadie ha salido más rápido que nosotros para ayudar a nuestros vecinos. Todas estas cuestiones se tienen que reconsiderar. Por lo tanto, se tiene que incrementar el papel de los ayuntamientos en la utilización de los recursos estatales.

Salamanca es una ciudad para disfrutar todos los días del año, por eso en Navidad debemos ser responsables. A la ciudad también van a llegar los Reyes Magos este año

¿Qué espera esta Navidad en Salamanca en tiempos de pandemia?

Para Navidad esperamos contar con un momento de sosiego para que las familias podamos celebrar, en la medida de lo posible, estas entrañables fiesta. De una parte, bien recordando a todas aquellas personas que por desgracia nos han abandonado, y por otra deseando a los enfermos que se recuperen. Va a ser también un buen paréntesis para los negocios, la hostelería, los comerciantes, un gran balón de oxígeno. Tendremos que ser muy responsables. Durante toda esta pandemia nunca he querido ni hablar ni buscar culpables. En estas circunstancias no hay culpables, aquí solamente hay responsables y los primeros responsables somos cada uno de nosotros. Seamos más responsables que nunca, porque después de la Navidad viene enero y hemos hablado toda la vida de la cuesta de enero. Esta cuesta de enero va a ser más empinada, más dura que nunca. Y para que los negocios, para que nuestra salud esté garantizada en el futuro, debemos ser ahora especialmente cuidadosos. Yo no quiero ser aguafiestas, pero ya se está hablando mucho de la posibilidad de una tercera ola. Que sea en enero vamos a evitarlo, y está en nuestras manos conseguirlo, vamos a hacer todo lo posible y a disfrutar estas navidades lo que podamos. Salamanca es una ciudad para disfrutar todos los días del año. Tenemos un calendario de actividades navideñas interesante. Evitemos las aglomeraciones, pero disfrutémoslo. Ahí está ese alumbrado tan bonito que la gente ha aplaudido. Hay otras actividades culturales interesantes. También, a Salamanca van a llegar los Reyes Magos. De otra forma, sea a través de un programa grabado de televisión para que los niños pasan un buen rato. Serán unas Navidades diferentes, pero serán las Navidades en las que también tendremos ocasión de saludar y de estar con nuestros seres más queridos.

Debemos poner toda la carne en el asador para que cuanto más tejido empresarial podamos mantener mejor, porque todo lo que desaparezca luego será muy difícil reconstruirlo y sobre todo, mucho más costoso y gravoso.

¿Qué esperanza tiene de cara al próximo año ya con varias vacunas a la puerta?

Estoy esperanzado ya que las noticias sobre la vacuna o las distintas vacunas que pueden estar pronto a disposición de nuestro país, como en otros lugares del mundo, nos hacen a todos concebir una serie de esperanzas de que esto puede cambiar. Pero todavía nos van a quedar meses difíciles, meses en los que estaremos mejor, luego estaremos peor, meses en los que podamos abrir los negocios y luego tengamos que cerrarlos según empeoren las circunstancias. Pero ya está ahí la luz al final del túnel con la vacuna. ¿Qué es lo que tenemos que hacer ahora? Poner toda la carne en el asador para mantener el máximo tejido empresarial, porque todo lo que desaparezca luego será muy difícil reconstruirlo y, sobre todo, mucho más costoso y gravoso. Este es el momento de darlo todo, de ponerlo todo de nuestra parte.

Es lo que vamos a hacer desde el Ayuntamiento, a poner todo lo que tenemos a disposición de los ciudadanos y de las empresas para que podamos seguir adelante. Salamanca tiene un gran potencial en cuanto a podernos enfrentar al coronavirus, con esa ventaja de las vacunas tendremos las mismas posibilidades que teníamos antes, y además serán superiores porque venimos trabajando en otros aspectos como esa 'Salamanca verde' o Salamanca del desarrollo empresarial vinculado al conocimiento y al talento que nos van a colocar en una posición más ventajosa. Por lo tanto, seamos optimistas, tenemos un gran potencial. Así que adelante, pero aguantemos estos días que aún quedan y seamos responsables en Navidad.