Salamanca

Tres centros educativos de Salamanca reciben las placas de reconocimiento por ser sostenibles

27 noviembre, 2020 10:39

El sello ambiental Centro Educativo Sostenible es una iniciativa conjunta de las consejerías de Educación y de Fomento y Medio Ambiente, que se enmarca en el desarrollo de la II Estrategia de Educación Ambiental de Castilla y León 2016-2020, y su objetivo es implicar a toda la comunidad educativa en la sostenibilidad e intensificar el intercambio de conocimiento entre los centros educativos y la extensión de sus buenas prácticas al conjunto de la sociedad.

La concesión del sello ambiental ‘Centro Educativo Sostenible’ precisa de la participación tanto del alumnado y el profesorado como del resto de la comunidad educativa, así como de la utilización de metodologías activas y de la adecuación de los programas a los distintos niveles de enseñanza.

Los tres centros salmantinos que han logrado la distinción durante el curso 2019-2020 son Lorenzo Milani, Los Tilos y Escuela Santiago Uno. Todos ellos recibirán en los próximos días la placa acreditativa que reconoce su distinción y material de observación de aves (prismáticos), así como ejemplares del libro “Aves de España”, de Eduardo de Juana y Juan M. Varela, editado por Seo BirdLife. Además, el colegio San Juan Bosco, que consiguió la distinción el curso anterior, también ha recibido material.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, en colaboración con la Consejería de Educación, ha convocado esta semana la tercera edición de la concesión del sello ambiental Centro Educativo Sostenible para este curso 2020-2021. El plazo de presentación de las candidaturas se extiende desde el 15 de enero hasta el 15 de febrero de 2021. Hasta el momento 44 centros de la Comunidad cuentan con este reconocimiento.

Requisitos de los Centros para la obtención del Sello Ambiental



El distintivo está pensado para los centros docentes no universitarios de Castilla y León, públicos y privados, que cumplan una serie de requisitos, entre ellos, desarrollar un programa de educación ambiental, disponer de un programa de gestión ambiental y asumir los compromisos de difusión de las memorias sobre sus actividades, en los términos recogidos por la norma.

El programa de educación ambiental deberá estar aprobado por el claustro de profesores y por el Consejo Escolar o estar incluido en la programación general o en el proyecto educativo del centro y haberse ejecutado durante, al menos, los últimos dos años previos a la solicitud del Sello. Entre las temáticas del programa se incluyen acciones sobre prevención y adaptación al cambio climático, eficiencia energética y energías renovables, agricultura ecológica, ahorro y gestión del agua y calidad del aire, entre otras.

Sobre la gestión ambiental, el programa deberá tener en cuenta los principales impactos en el centro de aspectos como el agua, la energía, los residuos y las emisiones a la atmósfera; deberá contar con indicadores de seguimiento y un plan de mejora para paliar las consecuencias más importantes o de más fácil solución e implantar medidas que incrementen la sostenibilidad y la calidad de vida de la comunidad educativa.

Reconocimiento público y compromiso de divulgación



La obtención del sello ambiental Centro Educativo Sostenible supone reconocer públicamente los avances en la ambientación integral del centro docente, quien podrá utilizar y exhibir la placa acreditativa de esta condición e incluirla en las publicaciones, material impreso y en la actividad promocional que realice.

Los centros acreditados con este Sello ambiental están incluidos en un directorio de centros reconocidos, que se publica en la página web de la consejería de Fomento y Medio. Además la obtención de este distintivo se valorará en la concesión de subvenciones de la administración de Castilla y León, cuyas bases reguladoras contemplen actuaciones encaminadas a promover el desarrollo sostenible.

Por su parte, los centros educativos que obtengan el sello ambiental se comprometen a mantener el programa por un periodo de cuatro años y a compartir su experiencia con otros centros docentes interesados en conseguirlo, cediendo materiales didácticos y promoviendo el conocimiento compartido.