Salamanca

Lamentan un nuevo derribo de otro edificio significativo de Salamanca

27 septiembre, 2019 12:41

En la actualidad se lleva a cabo el derribo del edificio sito en el número 7 de la Calle de la Parra, un edificio racionalista, de tres pisos, con notable presencia en este ámbito urbano y que permanecía en estado de abandono, de hecho se había convertido en un palomar para desgracia de sus vecinos que han padecido esta desagradable situación por la inacción del Ayuntamiento.

El expediente administrativo se remonta hasta hace una década con los primeros requerimientos, notificaciones y posteriores vencimientos de plazo motivados por el deterioro del inmueble y la inseguridad que, en esas circunstancias, supone para su entorno. A pesar de ello, finalmente, está siendo derribado de forma manual.

La pretendida declaración de ruina, impulsada por sus múltiples propietarios, fue claramente denegada por el Ayuntamiento de Salamanca en octubre de 2014 "dado que las obras necesarias para mantener o reponer el inmueble a las condiciones adecuadas de seguridad, salubridad, ornato público y habitabilidad, señaladas en el artículo 19 del RUCyL, ascienden a 93.808,55 €, cantidad inferior al valor establecido como límite del deber legal de conservación, definido en el apartado 2 del citado artículo, que asciende a 130.477,80 €".

Por ello, entonces, el Ayuntamiento ordenó a los propietarios del inmueble para "que en el plazo de un mes soliciten la preceptiva licencia municipal de obras para la realización de los trabajos necesarios de mantenimiento y reposición de las adecuadas condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y habitabilidad". Dichas obras jamás se llegaron a ejecutar a pesar de que a los interesados se les advertía de que "en caso de incumplimiento de los plazos señalados, el Ayuntamiento podrá proceder a la ejecución subsidiaria de las medidas dispuestas en la declaración a costa del obligado, o bien resolver la aplicación al inmueble del régimen de venta forzosa o del régimen de sustitución forzosa, en aplicación de lo dispuesto en el artículo 327 del RUCyL".

El recurso de reposición interpuesto por la propiedad era desestimado por el Consistorio en enero de 2015. En todo este tiempo sobre el edificio, maltratado y expuesto a las inclemencias meteorológicas, tan solo se llegó a colocar una frágil malla que evitase posibles desprendimientos sobre la vía pública.

"Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio" se va a interesar por conocer los pormenores de una historia que se repite con demasiada frecuencia en nuestra ciudad y que no puede ser completamente legal. Aun no tratándose de un edificio catalogado, basta la legislación urbanística, como así es, para que éste no acabe siendo una ruina. Que llegue a serlo se debe exclusivamente a que el Ayuntamiento no actúa, ni en éste ni en otros casos, para los que incluso llegó a encargar proyectos de intervención a técnicos externos que todavía no se han ejecutado, agravando la penuria del patrimonio inmueble de Salamanca.

Casualmente afecta al patrimonio no protegido o no catalogado y más especialmente a los edificios más relevantes y que, sin duda alguna, bien merecen algún tipo de protección que asegure su salvaguarda. Más de 700 bienes conforman el catálogo del Plan General de Ordenación Urbana, sin duda una minoría como vemos con ausencias como la de edificio de la Calle de la Parra y cuando sentimos que cada vez reconocemos menos nuestra ciudad.

La pasividad con la que el Ayuntamiento se toma estas situaciones, a pesar de su deber y de que goza de toda potestad gracias a la legislación urbanística, sin duda ayuda a que el edificio acabe siendo una ruina. Pronto, confiamos, puesto que también es recurrente ver como edificios de interés son sustituidos por solares, se levantará un nuevo edificio que, en el mejor de casos, será una burda imitación como sucedió en el Gran Hotel o sucede en el lugar del Edificio España.

"Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio" sigue reclamando una revisión del catálogo de edificios del Plan General de Ordenación Urbana de Salamanca que proteja todos aquellos edificios que por vagos motivos no fueron incorporados en la última revisión ya que el presente documento se ha mostrado como débil para cumplir con su función y eso es algo que una ciudad histórica y cultural no debe permitirse.

Derribo del edificio sito en el número 7 de la Calle de la Parra