Salamanca

Reacciones a los datos del paro

4 enero, 2019 11:57

El paro ha vuelto a descender, según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, este miércoles. Termina diciembre con 407 personas menos desempleadas pero a la vez con una pérdida de 117 cotizaciones a la Seguridad Social. En total, 23.037 personas desempleadas al finalizar el año y 119.785 cotizantes. De ellas, 92.963 son del régimen general, 12 menos que hace un mes y 26.822 en el régimen de autónomos, 104 menos que en noviembre. Datos que los sindicatos y la patronal no han dudado en valorar durante la mañana de este jueves para sacar la 'foto fija' del empleo en Salamanca.

Comisiones Obreras

Para el sindicato Comisiones Obreras “nuevamente encontramos un preocupante descenso en el sector de autónomos si lo comparamos igualmente con el dato de diciembre de 2017 con respecto al que se han perdido 115 cotizaciones en un año”. Apuntan además que en todo el año 2018 se han realizado un total de 123.282 contratos, 7.143 contratos más que en 2017. “Con unos porcentajes de temporalidad inasumibles”. Un 9.05% de contratos indefinidos, frente a un 90.95% de contratos temporales. Todo ello, para terminar el año con 2.668 cotizaciones más, un 2.16% y con 2.449 parados menos, un 1.98%.

“Estos datos son muy similares a como terminamos el año 2017, en el que la disminución del desempleo fue del 1.6% y el aumento de las cotizaciones fueron un 2.2%. De las 23.037 personas desempleadas, 9.507 son hombres, 112 más que en el mes pasado y 13.530 son mujeres, 519 menos que en el pasado mes de noviembre”, según los datos remitidos por el secretario provincial de CCOO en Salamanca, Emilio Pérez.

Respecto a los sectores de producción, recuerdan que el balance anual termina con 736 parados en el sector de la Agricultura, 67 menos que en 2017. 1.533 en el sector de la Industria, 166 menos que hace un año. 1.939 en el sector de la Construcción, 547 menos que hace un año y 16.455 en el sector de Servicios, 1.422 menos.

En cuanto a las prestaciones y a la calidad de vida de las personas que continúan en desempleo, los datos siguen siendo “elocuentes y preocupantes”. “Cerramos un año 2018 en el que de las 23.037 personas que están en desempleo no cobran ningún tipo de ingreso 12.101, un 52.52%, cerramos el año 2017 con un 54.86% en esta circunstancias”. 10.936 perciben algún tipo de ingreso, remarcando que un 42.9% perciben una prestación contributiva, frente a un 57.1% que perciben ayudas o subsidios, respectivamente en 2017 este dato fue del 41% en el caso de las prestaciones y un 59% en el caso de los subsidios.

De igual modo, en un año se ha vuelto a perder poder adquisitivo por parte de las personas que cobran algún ingreso estando en desempleo, la cantidad media que se percibía en 2017 era de 773.8€ y cerramos el 2018 con 770.5€.

En definitiva, termina un año 2018 “sin mejoras relevantes” en el ámbito laboral ni social para las clases sociales más perjudicadas en los años de crisis. “Seguimos sufriendo una pésima calidad en la contratación laboral en los sectores de producción que más podrían estabilizar empleo, cómo es el sector de la Industria o el sector de la Construcción. A la vez que nuestra economía sigue estando envuelta de la precariedad y temporalidad que genera el sector Servicios”.

Asimismo, apuntan que se han realizado un 6.15% más de contratos que hace un año, pero no se ha conseguido que varíen los porcentajes de temporalidad. “La pobreza sigue estando patente entre las personas que están en desempleo, por la gran cantidad de ellas que no perciben ningún ingreso y por lo poco que cobran quienes tienen acceso a una ayuda”.

Para Comisiones Obreras de Salamanca, el 2019 debe ser un año en el que se deben conseguir algunos objetivos.Entre ellos, “garantizar en todos los convenios colectivos la subida salarial acorde con el nuevo salario mínimo interprofesional y lo pactado en el AENC con la Patronal, conseguir los cambios legislativos suficientes, a través de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, para garantizar empleo estable, que se reduzcan las tasas de temporalidad, precariedad y de parcialidad en los contratos”.

Además, “reducir drásticamente las tasas de siniestralidad laboral como consecuencia de la falta de medidas de protección, conseguir la protección social suficiente para erradicar la pobreza de las familias, acabar con la brecha salarial de género, conseguir una tasa de empleo digno y con salarios suficientes para los jóvenes y garantizar la negociación colectiva y la aplicación de los convenios colectivos para mejorar las condiciones laborales de todos los trabajadores y trabajadoras.

CONFAES

Ante estos datos, la Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos ha señalado que este dato en un mes tradicionalmente vinculado a la estacionalidad (por el crecimiento de la contratación para la campaña de navidad) vuelve a reflejar la gran dependencia del empleo provincial del comportamiento del sector servicios. Dicho sector encabeza una vez más la reducción del desempleo con 389 parados menos.

Por ello, la patronal salmantina, representante en la provincia de CECALE, CEPYME y CEOE, recuerda que la importancia de que estos datos positivos continúen produciéndose en el tiempo pasa por una coyuntura favorable para las empresas, sustentada en la apuesta de las Administraciones Públicas por la estabilidad política y económica.

El corazón empresarial de Salamanca, compuesto especialmente por pequeñas y medianas empresas, debe contar con un marco normativo adecuado a sus necesidades, que priorice y maximice su competitividad, evitando cargas innecesarias que obstaculizan la creación de nuevos puestos de trabajo.

Tampoco se puede olvidar la situación en la que se encuentra el colectivo de autónomos de Salamanca. El descenso de 104 miembros de este colectivo, respecto al mes de noviembre, recuerda que todavía queda mucho trabajo por hacer para mejorar sus condiciones laborales.

La Confederación, en su papel de interlocutor social, espera que el nuevo año que comienza el Diálogo Social vuelva a ser una herramienta útil que contribuya a mejorar las condiciones económicas y sociales de Salamanca, instando a la necesaria constitución de la Mesa del Diálogo Social Provincial por parte de la Diputación de Salamanca.

CES

CES valora estos datos de forma “muy positiva”, pero subraya que “el comportamiento del

mercado laboral en el mes de diciembre es tradicionalmente bueno por los efectos de la

campaña navideña”. Por tanto, “a nivel global se vislumbra, por un lado, una tendencia

favorable a la recuperación del empleo, apoyada por las contrataciones estacionales propias

de la campaña de Navidad, lo que también nos llama a ser prudentes y, por otro lado,

esperanzadora para que se siga creando empleo al ritmo deseado”.

Ante esto, el presidente de CES, José Vicente Martín Galeano, confía en que el final de la

campaña de Navidad no frene el descenso del paro en la provincia, ya que enero es un mes

históricamente malo para el mercado laboral.

No obstante, “es destacable el importante descenso anual del número de desempleados en la provincia de Salamanca, lo que demuestra la fuerza de la recuperación laboral”. “Esta reducción en casi 2.500 personas nos invita al optimismo y a pedir con mayor fuerza políticas a corto y medio plazo encaminadas a que el empleo deje de estar sometido al turismo y a épocas estacionales, así como a cualquier vaivén de la economía”, se matiza.

En este sentido y, aunque valora como positivo este descenso del paro registrado, la patronal de empresarios insiste en que se tiene que seguir “profundizando en las medidas emprendidas estos últimos años y que han permitido que el 2018 haya sido el año de inflexión en la evolución del mercado laboral”.

Con esta premisa, CES insta a que se redoblen los esfuerzos para acelerar la marcha de

reformas pendientes de apoyo a la actividad productiva, especialmente entre las pymes, y a crear un marco estable de diálogo social para mejorar el sistema laboral que permita a las empresas salmantinas tener mayor capacidad para crear y mantener empleo, y mejorar su competitividad.