Salamanca

La parroquia San Juan de Mata cumple medio siglo

27 octubre, 2018 16:04

La Parroquia San Juan de Mata, en el Barrio de San Bernardo de Salamanca, celebra este 27 de octubre su quincuagésimo aniversario (1968-2018) con varios actos. Un concierto conmemorativo de flauta y violín a cargo de Alberto Villa y Jorge Fonseca, a las 20.30 horas y una solemne eucaristía de acción de gracias el domingo 4 de noviembre, a las 12.00 del mediodía. La Misa será presidida por el obispo Carlos López.

Cuando inicia su andadura en Salamanca el Seminario mayor de los Padres Trinitarios (1963), el Barrio de Salas Pombo sólo contaba con tres pequeños lugares de culto: capilla de las Oblatas de Cristo Sacerdote (monasterio de clausura); capilla de los Hermanos Maristas y un aula de la guardería infantil de las religiosas del Amor de Dios habilitada ocasionalmente para actos religiosos. Hasta octubre de 1968 la barriada pertenecía a la jurisdicción parroquial de La Purísima, de difícil atención pastoral por su extensión. De hecho, el celoso párroco de entonces D. Miguel Pereña no daba abasto. Dado el aumento de población que había experimentado la zona en las décadas precedentes, se vio la conveniencia de segregar este barrio de aquella macroparroquia. De este modo, el año 1968 fue erigida por el obispo Mauro Rubio Repullés la nueva parroquia de San Juan de Mata. El decreto de creación reza de este modo:

"Parroquia de San Juan de Mata. Desmembramos de la parroquia de La Purísima, para la constitución de esta nueva parroquia, el territorio comprendido entre los límites siguientes: Avenida de Villamayor, Volta, Campo Charro, línea recta desde lado O. Feria Monográfica, Río Abajo, El Castigo, Avenida de Portugal, Avenida de Villamayor. Habitantes: 4.500".

La nueva parroquia quedó encomendada a la Orden Trinitaria (hasta entonces los religiosos no se encargaban de las parroquias). La inauguración solemne se celebró el 27 de octubre de 1968, domingo de Cristo Rey y fue precedida con un triduo de conferencias y festejos. La jornada inaugural tuvo, como acto principal, la solemne misa vespertina, presidida por el prelado Mauro Rubio Repullés, y armonizada por el conjunto musical Los Clavos y el coro de nuestros estudiantes. El obispo, que a su llegada fue aclamado por una multitud ingente, en la misa estuvo acompañado por las primeras autoridades religiosas de Salamanca.

El ámbito parroquial disponía al inicio de unas 1.300 familias, agrupadas entre las calles Volta, la avenida Maestro García Bernalt y la avenida de Portugal. Contaba también con el Barrio Soto Muñiz o, dicho popularmente, Barrio del Castigo, donde vivían unas 40 familias en situación de gran pobreza, sostenidas humana y espiritualmente por el santo sacerdote D. Sebastián. Los primeros responsables de la parroquia fueron dos trinitarios navarros: Joaquín Muneta, párroco, y Pedro Gorena, coadjutor.

De señalar también, para esta primera etapa de la parroquia, el carácter especial que revistió la primera fiesta de San Juan de Mata (8 y 9 de febrero de 1969). El sábado, día 8, el prelado diocesano, Mons. Mauro, ordenó de sacerdotes, en nuestra capilla/iglesia, a ocho estudiantes trinitarios. En la misa solemne del domingo, día 9, representantes de la juventud y demás fieles de la parroquia, así como de la comunidad, hicieron en el momento del ofertorio entrega de dones para el culto.

Durante más de treinta años, hasta el año 2000, funcionó como iglesia parroquial una capilla de dos brazos perpendiculares, formando una “L”, que ocupaba la planta baja del edificio del colegio. Con ocasión de la fiesta titular de 1970 (8 de febrero), se colocó en la puerta principal de acceso, desde la calle, una gran cruz con la leyenda “Parroquia S. Juan de Mata”. Todo en hierro forjado.

El templo actual

Con ocasión del bienio jubilar de 1999 2000 (octavo centenario de la aprobación de la Regla trinitaria y cuarto de la Reforma de la Orden), la Provincia de España Norte aunó con encomiable sacrificio los esfuerzos y medios necesarios para la edificación del templo actual, obra de original y de bella factura firmada por los arquitectos navarros Alberto Ustárroz y Manuel Iñiguez. Con ello se cumplía, por fin, el viejo anhelo de que los restos mortales de san Juan de Mata reposaran en un mausoleo digno de su condición de Fundador.

La nueva edificación fue consagrada el 7 de mayo de 2000 por el obispo don Braulio Rodríguez Plaza, con la presencia del Ministro general P. José Hernández Sánchez (salmantino de Aldeadávila de la Ribera). Momentos antes de la dedicación del templo, fue trasladada a él con una solemne procesión presidida por el prelado la urna de los restos de San Juan de Mata de la iglesia/capilla donde había reposado durante 34 años a su nueva y definitiva sede.

Los trabajos, emprendidos el 3 de marzo de 1999, terminaron el 6 de mayo de 2000, procediéndose al día siguiente (tercer domingo de pascua y memoria de la traslación de las reliquias de San Juan de Mata) a su solemne dedicación de manos del prelado salmantino D. Braulio Rodríguez. Desde el 7 de mayo de 2000, fecha de la consagración del nuevo templo, dedicado a la Santísima Trinidad y a San Juan de Mata, los sagrados restos del Fundador trinitario reposan en un digno y céntrico mausoleo del templo.