Salamanca

La Encuesta de Población Activa refleja un empeoramiento del mercado laboral

26 octubre, 2018 07:09

Este jueves se ha conocido la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al tercer trimestre de 2018, que contabiliza a 20.500 parados salmantinos, mil trescientos más que el año pasado. No obstante, este cómputo elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) es inferior a los parados que contabiliza el Gobierno, pues los datos del paro de septiembre del Servicio Público de Empleo cifraban a 22.860 salmantinos.

Pero sobre todo cabe destacar que esta cifra de parados, aun tratándose de una encuesta, y por tanto de una estimación, es peor que el año pasado, lo que refleja un empeoramiento del mercado laboral salmantino.

La tasa está un punto por debajo de la media nacional, pero con un 13,2 por ciento, es superior a la registrada el año anterior. Todo ello con 133.600 salmantinos ocupados, doscientos más que en verano pero mil seiscientos menos más que el año pasado. Y la Seguridad Social tenía computados en septiembre a 119.582 afiliados.

La Encuesta de Población Activa también muestra que 6.500 familias salmantinas tienen a todos sus miembros en paro, cuatrocientas menos que el trimestre anterior. Actualmente, de las cerca de 139.300 familias que componen la provincia de Salamanca, la tercera parte carece de personas en activo.

¿Por qué difieren tanto los datos del Instituto Nacional de Estadística y del Gobierno?

La Encuesta de Población Activa (EPA) es una de las más importantes fuentes estadísticas que existen en España sobre el mercado laboral. Es una encuesta en la que se entrevista a casi 200.000 personas, residentes en 65.000 viviendas repartidas por todas las provincias españolas. Ofrece resultados trimestrales y está homologada con las encuestas a hogares del mismo tipo de otros países, especialmente con las de la Unión Europea.

Las entrevistas están repartidas de manera uniforme a lo largo de las 13 semanas del trimestre. Esto hace que las estimaciones de la encuesta tengan el carácter de medias trimestrales, con lo que se ha atenuado el efecto de los valores extremos. Se obtiene información a nivel nacional, autonómica y provincial, menos detallada a medida que la zona geográfica para la que se dan datos es más reducida en términos poblacionales, puesto que es necesario que el error de muestreo de los estimadores esté dentro de límites aceptables.

Por su parte, el Paro Registrado es el total de demandantes de empleo (solicitantes de un puesto de trabajo) en alta, registrados en el Instituto Nacional de Empleo, existentes el último día de cada mes. Pero puede haber personas incluidas en la lista que realmente no están buscando trabajo. De ahí las diferencias siempre entre ambos datos.